*

X

Recordando al genial Aaron Swartz con el documental "El hijo del internet" (VIDEO)

Por: pijamasurf - 02/11/2015

Cuando las leyes son injustas, desobedecerlas se vuelve un deber del hombre libre, según Thoreau. Aaron Swartz fue un brillante arquitecto del internet como lo conocemos, cuyo trágico ejemplo es inspiración para hacer lo correcto --aun cuando la ley diga lo contrario

En Coming Home (2001), Peter Parker, mejor conocido como Spider Man, se encuentra con Ezekiel. Este tiene los mismos poderes que Spidey, sólo que los ha utilizado para volverse ridículamente rico en vez de pasarse la vida salvando a personas inocentes y luchando contra el crimen. Es una situación dramática muy parecida a la que el difunto Aaron Swartz plantea en el documental The Internet's Own Boy de la BBC: "Suponiendo que tuvieras poderes mágicos, ¿los usarías para hacer el bien o para hacer montañas de dinero?".

Swartz fue, para muchos, un héroe de la vida real y un arquitecto del internet tal como lo conocemos: programó cosas como el RSS y Markdown, además de cofundar Reddit y escribir el código base para Creative Commons, uno de los mayores logros en cuanto al libre y generoso flujo de información de nuestra era. Y eso fue sólo el principio.

El paso entre ser un geek y un activista del internet fue natural, según John Naughton. Durante su paso por Stanford y el MIT, Swartz comenzó a interesarse en política, "y esto era esperable, pues nadie con su aguda inteligencia podía mirar el capitalismo neoliberal y no notar su injusticia, hipocresía e inequidad subyacente. Así que se transformó en el activista político mejor dotado tecnológicamente de la historia".

¿Cómo era que Swartz ejercía sus superpoderes? Según Naughton, Aaron "veía instancias de injusticia manifiesta y desarrollaba software para remediarlas".

Fue así que se le ocurrió que la gente tenía derecho a estudiar las transcripciones de casos de la suprema corte de justicia de los Estados Unidos, accesibles sólo a aquellos con dinero para consultarlas. Así que las hizo públicas.

Durante los siguientes años, Aaron se dedicó a hacer públicos expedientes legales e investigaciones médicas entre compañías farmacéuticas e investigadores de prestigiosas publicaciones científicas, con el objetivo de dejar que la información estuviera disponible para todos y no solamente para los que pudieran atravesar los paywalls de las bases de datos.

Internet-activist-Aaron-S-008

Pero la caída vino cuando hizo blanco en JSTOR, una gigantesca biblioteca digital con materiales académicos, accesible solamente mediante suscripción. En 2010, Aaron descargó toneladas de artículos de JSTOR utilizando una computadora escondida en un armario del MIT, por lo que fue arrestado en enero de ese año. 

Lo desproporcionado de la respuesta judicial en su contra dejó perplejos a propios y extraños: el hijo pródigo de Reddit podía enfrentar una multa de 1 millón de dólares y una sentencia de 35 años en prisión. Tim Wu, profesor de leyes en la universidad de Columbia, analizó el "delito":

El acto fue inofensivo. No hubo daño físico, ni daño económico alguno. La filtración fue encontrada y resarcida; JSTOR de hecho no tuvo pérdidas económicas. Tampoco presentó cargos. Como un pastelazo en la cara, el acto de Swartz fue molesto para la víctima, pero sin consecuencias duraderas.

A pesar de esto, Aaron Swartz se colgó el 11 de enero de 2013, según algunas interpretaciones, a causa de la brutalidad con que fue perseguido y amedrentado. Otros, tal vez en el terreno de las teorías de conspiración, creen que Swartz fue un blanco político para dar una lección: su papel fundamental para echar atrás la ley SOPA en 2012 dejó claro que el activismo en redes no era inofensivo y que el internet era una fuerza capaz de movilizar y organizar a la población contra leyes injustas.

La sensación que deja la historia de Aaron Swartz es que, si no aceptas como "natural" la injusticia y el estado de cosas promovido por el Estado y las leyes creadas para beneficiar a los ricos, entonces eres potencialmente un criminal. Cuestionar, dudar, preguntar, en fin, tener un poco de conciencia en un mundo de enriquecimiento salvaje, de pronto se volvió peligroso. Aaron Swartz es el ejemplo más claro de ello.

Un policía con educación universitaria es menos violento (ESTUDIO)

Por: pijamasurf - 02/11/2015

El grado de estudios puede determinar el nivel de fuerza bruta que aplican los oficiales de policía en su trabajo diario

loca-academia-de-policia-2-su-primera-mision_71883

Los policías utilizan alguna medida de fuerza física y armada en su trabajo diario, por lo que su función requiere de personas con cierta responsabilidad para ejercerla; casos como el asesinato a sangre fría de Michael Brown, un adolescente negro en Ferguson, Missouri, o el arresto y posterior entrega de 43 estudiantes en Iguala, Guerrero, en México, son sólo dos recientes casos de pésima actuación policiaca que ninguna corte ha castigado todavía.

Un estudio de William Terrill, criminólogo de la Michigan State University, intenta descifrar si el nivel de estudios de los policías puede evitar el uso innecesario de la fuerza bruta e incrementar la legitimidad de las fuerzas del orden.

Una revisión documental ha mostrado que, al menos en Estados Unidos, los policías con grado universitario utilizan menos fuerza física sobre los ciudadanos; pero enviar a los policías a la escuela no es suficiente: “Nuestra investigación”, afirma Terrill, “presenta evidencias mixtas, pues se debe tomar en cuenta el efecto conductual también. Si usas menos fuerza en los individuos, tu departamento de policía será visto con mayor legitimidad y confianza, y no tendrás todas esas protestas a lo largo y ancho del país”.

En el estudio (publicado en el Journal of Criminal Justice Education), Terrill y su equipo de investigadores evaluaron a 2 mil 109 oficiales de policía en departamentos policíacos de muchos niveles. 45% de los oficiales cuentan con un título universitario, a pesar de que no es un requisito. La mitad de ellos están titulados en alguna rama criminalística, mientras los demás van de psicólogos a administradores. Es interesante que, mientras mayor es el grado de estudio, mayor es el grado de insatisfacción de los policías con su trabajo.

Los oficiales graduados están acostumbrados a debatir y resolver problemas, por lo que se topan con una barrera difícil de franquear cuando se enfrentan a la rígida cadena de mando de la policía. Para Terrill, el trabajo policíaco hoy en día “se trata más de trabajo social que de aplicación de la ley. Se trata de resolver disputas de bajo nivel, lidiar con ladrones y esas cosas”. Las carreras que según la investigación se adaptan mejor a esta exigencia son psicología y sociología, y naturalmente, criminalística.

Cabe decir que jurisdicciones latinoamericanas podrían beneficiarse de tener cuerpos de policía mejor educados, que pudieran articular dos ideas juntas dar confianza a la gente y ser un contrapeso a la corrupción corporativa. Pero mientras la educación pública no sea prioridad de los gobiernos neoliberales, seguiremos teniendo técnicos en administración de la fuerza bruta patrullando las calles.