*

X
El genio rutilante detrás del RSS, Reddit, el OpenLibrary, tor2web, Creative Commons y numerosos otros proyectos que defendieron la innovación y la libertad de información cometió suicidió el pasado viernes en Nueva York

La Red está de luto. Aaron Swartz, una de las mentes más brillantes y activas en la historia de Internet ha dejado este plano de existencia.Swartz se suicidó a los 26 años de edad el viernes 11 de enero en Nueva York, según informó su familia.

Pese a tener sólo 26 años Swartz podía presumir un curriculum a la altura de cualquier desarrollador, hacker y empresario en la joven historia de Internet. Swartz fue uno de los creadores --cuando tenía apenas 14 años-- del sistema de agregación de datos RSS, que transformó la forma en la que se consumía información noticiosa, fue cofundador de la red social de contenido generado por los usuarios Reddit, uno de los sitios que mayor vitalidad ha inyectado a la Web y dirigió el proyecto OpenLibrary, dedicado a crear una página web para cada libro jamás publicado.  

Su trabajo de avanzada en torno a la transparencia, el derecho a la información y el anonimato en la Red es igualmente valioso. Swartz fue autor intelectual del proyecto tor2web que permite navegar anonimamente en Internet, vital para compartir archivos clasificados, fue pieza fundamental en el lanzamiento de la liciencia Creative Commons y fundó la organización Demand Progress, que se opuso a proyectos predecesores de SOPA y PIPA, movilizando millones de activistas en línea. Como pocas personas Swartz contribuyó a crear y mantener el Internet como un ecosistema de conocimiento y libertad de información orientado a la expansión de la conciencia.

Aaron enfrentaba un proceso judicial por utilizar la red de MIT para descargar millones de artículos científicos, los cuales aparentemente intentaba hacer accesibles en Internet organizados dentro de una plataforma gratuita.

Uno de los grandes genios de nuestra época, aunque quizás desconocido por la cultura pop dominante, Swartz abandonó la Universidad de Stanford,  desmotivado por el ambiente que encontró en su primer año: "No encontré un ambiente muy intelectual, ya que la mayoría de los otros muchachos parecían profundamente indiferente a sus estudios", escribió en su blog, depositario de su variada exploración de temas que van desde la filosofía védica, teoría de medios, derechos humanos y por supuesto código informático.

Swartz, según reportes, había estado sufriendo episodios de depresión en los últimos años. Sin embargo, algunas personas con conocimiento de causa, como el hacktivista Jacob Applebaum, culpan a la persecución que realizaban las policías digitales de Estados Unidos, quienes a través de un incesante asedio pudieron haber orillado a Swartz a un trágico final.

"Hay un momento, inmediatamente después de que la vida ya no vale la pena, cuando el mundo parece ir más despacio y todos sus innumerables detalles, de repente se hacen brillantes, dolorosamente evidentes", escribió en un post en 2007 titulado "Un minuto antes de morir". A veces pareciera que la luz más brillante no tolera por mucho tiempo este mundo.

Twitter del autor: @alepholo

Ve aquí el excelente documental Aaron Swartz, El Hijo del Internet

[Electronic Frontiers Foundation]

Te podría interesar:

¿Quién se benefició con la muerte de Aaron Swartz? Las hipótesis sobre su posible asesinato

AlterCultura

Por: pijamasurf - 01/12/2013

A pesar del dictamen oficial, muchas personas cuestionan el supuesto suicidio de Aaron Swartz y analizan la posibilidad de que su muerte no haya sido por mano propia y, por el contrario, hayan intervenido en esta otras entidades.

Este fin de semana esta especie de mundo paralelo que es Internet se conmocionó por la muerte de Aaron Swartz, un joven estadounidense de apenas 26 años a quien se le consideraba uno de los personajes más visionarios de las últimas décadas y, por supuesto, una promesa de innovación para los años próximos. Entre otros logros, a Swartz se le reconoce por haber participado en el desarrollo de la tecnología RSS, de los sitios Reddit y Open Library y del concepto Creative Commons, entre otros varios proyectos. Asimismo, el joven era un entusiasta activista de la libertad al interior de Internet que leyes como SOPA y PIPA intentaban limitar.

El sábado pasado, sin embargo, Swartz fue encontrado muerto en su apartamento en Crown Heights, Brooklyn, según la policía local como resultado de un suicidio.

Esta hipótesis, sin embargo, ha sido ampliamente cuestionada tanto por familiares, como por amigos y simpatizantes del joven, por la importancia que tenía Swartz dentro del mundo de Internet pero, sobre todo, por su potencial en la oposición a los grandes poderes, tanto públicos como privados, que todos los días buscan maneras para reducir el margen de libertad que hasta ahora se tiene en la red.

De entrada, hay quien señala que por sus opiniones, pero sobre todo por sus acciones, Swartz era un objetivo claro del sistema, una persona peligrosa para la estabilidad del status quo —favorable por definición a una minoría privilegiada y poderosa.

En este video, por ejemplo, Swartz abunda sobre el potencial de libertad que se encuentra en las estructuras mismas de Internet, cómo es más o menos sencillo que una persona con una computadora puede convertirse en un agente autónomo de generación y distribución de contenido, una de las expresiones más completas que se hayan tenido en mucho tiempo del concepto de “libertad de expresión”:

 

En este sentido cabe preguntarse si hay algún beneficiado con la muerte de Swartz, si alguna empresa, corporación, líder u organización política recoge algún tipo de provecho de que el joven programador ya no pueda hacer nada en este mundo.

Se habla, por ejemplo, de las grandes compañías de entretenimiento, en especial de las que están agrupadas en torno a la MPAA (Asociación Estadounidense de Películas, por su siglas en inglés) y de su actual CEO y ex senador Christopher Dodd, ambos con antecedentes de prácticas casi mafiosas de intimidación y amenazas hacia sus enemigos.

En otro aspecto, varios analistas en Estados Unidos han notado un incremento en las muertes de personas que cuestionan tanto al gobierno como el establishment y que, además, por su labor o su capacidad intelectual, tienen un poder de convocatoria nada desdeñable y podrían suscitar realmente un cambio positivo y de amplio alcance.

Hace un tiempo, por ejemplo, un colega de Swartz, Ilya Zhitomirskiy, co-fundador de Diaspora*, una red social de tecnología descentralziada y gratuita que se presentó como el “asesino de Facebook”, supuestamente también se suicidó, a pesar de su juventud y su futuro también brillante.

John Noveske, ´conocido fabricante de rifles, murió en un accidente automovilístico apenas unos días después de haber posteado un análisis detallado sobre el hecho de que todos los participantes recientes de tiroteos en escuelas estuvieron tomando medicamentos psiquiátricos.

Alex Jones, uno de los bloggers más populares, también presentador de radio y crítico frecuente de la política estadounidense, estuvo a punto de ser baleado por matones que lo acosaron en Nueva York un día que fue invitado a hablar para CNN.

Por último cabría recalar en los antecedentes psicológicos de Swartz, si de verdad la finanza millonaria que enfrentaba (con posibilidad de cárcel) por haber descargado más de 4 millones de artículos académicos de JSTOR desde la red del MIT era motivo suficiente para que se diera muerte a sí mismo, si su estado emocional reciente de verdad tendía hacia conductas como esta.

Como dato adicional reproducimos la advertencia que hace Mike Adams en el sitio Natural News, dedicada a activistas de todo tipo que, en muchos casos, son personas que no siempre tienen ese grado de desconfianza que beneficia la seguridad personal. Como aconseja Adam, aprender técnicas de autodefensa, mirar y moverse por los entornos cotidianos con mayor perspectiva táctica, dejar de usar tarjetas de crédito o teléfonos celulares (por la localización inmediata de una persona que estos brindan), podría sin duda significar la diferencia entre vivir o, según la frase del columnista, “ser suicidado”.

[Natural News]