*

X

“La homosexualidad no es nada de lo cual avergonzarse”: Freud a una madre preocupada

Por: pijamasurf - 09/28/2014

En 1935, Sigmund Freud respondió por carta a una madre preocupada por la supuesta homosexualidad de su hijo; el escrito es una lúcida defensa del amor fuera del dominio de la moralidad, y del psicoanálisis como un método para conseguir esto mismo

Una de las grandes cualidades del psicoanálisis es la posibilidad de considerar un asunto fuera del dominio de la moralidad. En eso se distingue de muchas prácticas, lo mismo científicas como la medicina, que religiosas como el rito de la confesión del catolicismo. El psicoanalista escucha sin juzgar, habla sin pontificar y ni siquiera aconsejando; en pocas palabras, se mantiene al margen. Esta posición, llegado el caso, resulta liberadora, pues permite al sujeto de análisis narrar su vida así, libremente, sin que haya alguien (a excepción de sí mismo) dispuesto a aprobar o desaprobar desde un punto de vista moral sus palabras o las acciones que estas significan.

De ahí, por ejemplo, que desde el psicoanálisis pueda hablarse de una perversión pero no con una “valoración moral”. Así lo hace Freud, entre otros lugares de su obra, en su Presentación autobiográfica, un texto de notable valor introductorio para quien desee comenzar a conocer esta disciplina. Ahí la perversión se entiende como el curso natural del desarrollo libidinal, el cual deja el origen genital para buscar el placer en otros lugares. Eso, en términos muy generales, es una perversión, de donde se desprende que en realidad todos somos perversos, comenzando por los niños, esos “perversos polimorfos”. ¿Por qué? Porque culturalmente (en una noción amplia de cultura, también como recurso evolutivo) se nos lleva a sacar el placer de la genitalidad para ponerlo en otra cosa, un proceso no del todo volitivo ni mucho menos consciente que transita por muchas etapas, algunas más placenteras que otras, lo cual a su vez termina determinando nuestra elección de objeto. En el caso de la homosexualidad, Freud la entendió como una especie de etapa de esta carrera, por lo cual pudo asegurar que en toda persona, en cierto momento, “se puede pesquisar […] un fragmento de elección homosexual de objeto”.

Con este preámbulo compartimos ahora una carta escrita en 1935. Se trata de una respuesta a una madre preocupada por la supuesta homosexualidad de su hijo y, aun así, incapaz de nombrarla como tal.

La carta puede tomarse como una defensa de la homosexualidad frente a la represión moral que, en casi todos los momentos de la época moderna, se ha ejercido sobre las personas que se identifican sexualmente de esa manera.

Sin embargo, es posible que su argumento más interesante sea otro: el del papel del psicoanálisis frente a esta elección de objeto. Freud es sincero, casi duramente sincero, y dice no poder prometer nada a la señora, al menos no en cuanto la petición de esta de “arreglar” a su hijo. Pero, a cambio, habla de algo mucho más sensible y trascendente: armonía y paz para sí mismo. Freud adivina que el hombre se encuentra atormentado e inhibido, destrozado incluso, y la alternativa que ofrece es terminar con ese sufrimiento. En este sentido, confirma una de las nociones menos conocidas sobre el psicoanálisis: que este es, por encima de todo, una disciplina y un método para aprender a amar.

 

9 de abril de 1935

Estimada Sra. [borrado]:

Por su carta colijo que su hijo es homosexual. Me asombra el hecho de que usted misma no lo mencionara con ese término en su carta sobre él. ¿Puede preguntarle por qué lo evitó? Es cierto que la homosexualidad no es ninguna ventaja, pero tampoco es algo de lo cual avergonzarse; no es un vicio ni una degradación; tampoco se puede clasificar como una enfermedad. Nosotros la consideramos una variación de la función sexual, provocada por cierto freno en el desarrollo sexual. Muchos individuos altamente respetables del pasado y el presente han sido homosexuales, entre ellos muchos grandes hombres (Platón, Miguel Ángel, Leonardo da Vinci, etc.). Es una gran injusticia perseguir la homosexualidad como si se tratase de un crimen, incluso es una crueldad. Si usted no me cree, lea los libros de Havelock Ellis.

Al preguntarme si puedo ayudar, usted quiere decir, supongo, si puedo revocar la homosexualidad y hacer que la normalidad heterosexual tome su lugar. La respuesta es que, en un sentido general, no podemos prometer conseguirlo. En algunos casos logramos que se desarrollen las semillas embotadas de las tendencias heterosexuales, que están presentes en todo homosexual; pero en la mayoría de los casos esto no es posible. Se trata de una cuestión de la calidad y la edad del individuo. El resultado del tratamiento es imprevisible.

Lo que el análisis puede hacer por su hijo corre sobre una vía distinta. Si él es infeliz, neurótico, si se encuentra destrozado por sus conflictos, si su vida social está inhibida, el análisis quizá le brinde armonía, paz de mente, eficiencia plena, sea que se mantenga homosexual o cambie. Si usted decide que él debe analizarse conmigo —pero no espero que usted piense eso—, su hijo tiene que venir a Viena. No tengo ninguna intención de salir de aquí. Sea lo que fuere, no deje de responderme.

Sinceramente suyo, con los mejores deseos,

Freud

También en Pijama Surf:

Decir cualquier cosa: El consultorio y la página en blanco

Meditación y psicoanálisis: ¿Qué los hace parecidos y qué radicalmente diferentes?

Festival Raymondstock: 25 bandas vanguardistas de electro, rock y punk en la ciudad de México

Por: PijamaSurf Mexico - 09/28/2014

Más de 25 bandas elegidas por un grupo de amigos que acerca nuevas propuestas a la ciudad de México

CARTEL DIGUn grupo de amigos coincidían en el gusto por el rock, el punk y el electro de la escena mundial y mexicana, pero pocos festivales acercan actualmente propuestas distintas a las bandas indie que figuran en los principales festivales. Este mismo grupo creó la primera edición del Festival Raymondstock que se hará este próximo 4 de octubre en la ciudad de México.

Se trata de una propuesta no mercantil que busca traer nuevas bandas para que el público se las apropie, con creaciones audiovisuales y una inédita correlación con el público: un poco como devolver la dinámica de la esencia de los foros pequeños, donde las bandas eran seguidas por personas con una propuesta similar en la cabeza, algo así como una misma tribu liderada por la música.

Más de 25 bandas se presentarán en este festival, sin duda un espacio para recorrer propuestas de más bajo perfil que las ya tradicionales bandas indie. Te presentamos una breve descripción de los grupos que se presentarán y un enlace a algunas de sus canciones. El evento se hará en la calle Zacatecas 39, col. Roma, este sábado 4 de octubre a las 12:00 hrs.

Para mayor información, conocer el resto de las bandas y los puntos de venta de los tickets da click aquí.

1. LOLAS BAD

Pop eléctrico denso y de ensueño. Artista griega radicada en Los Ángeles.

 

2. YUNG JAKE

Probablemente uno de los mejores artistas de new media, y un rapero único. Ha sido parte del Sundance Film Festival por trabajos multimedia como Embeded y Augmented Reality. Su trabajo usa como herramientas el rap y la tecnología para deconstruir, satirizar y resignificar íconos de la era de la comunicación digital y la vida diaria de una generación nativa del internet.

 

3. BONSAI BABIES 

Proyecto de pop oscuro y psicodélico creado por Ernesto Robles de Hermosillo, Sonora. La música de Bonsai Babies parece extraída de sueños a medio recordar y b-movies que nunca vieron la luz. 

 

4. SKIN TOWN 

Dúo de Los Ángeles compuesto por Grace Hall (cuyo historial en la música está listado por proyectos de punk y noise) y Nick Turco (tecladista de Zola Jesus, con quien previamente conformó el fugaz y alucinante dueto de pop fantasmal Nika + Rory). Tras conocerse en un show de The-Dream, Grace y Nick decidieron stalkearse sólo para darse cuenta de que tanto su pasado como su futuro se encontraban en el R&B. 

 

5. PICTUREPLANE 

Formado como artista visual, Travis Egedy lleva ya varios años siendo punta de lanza en la vanguardia de la experimentación sonora, conceptual y estética, logrando convertirse en una de las figuras más importantes del DIY global de los últimos años, tanto por su trabajo como fundador del ya espacio Rhinoceropolis en Denver como por el peso de su influencia alrededor del mundo.