*

X

Especialista advierte riesgo de un gran terremoto en la ciudad de México

Por: PijamaSurf Mexico - 05/20/2014

El director del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (Cires), Juan Manuel Espinoza, advierte que los movimientos telúricos del pasado 18 de abril amenazan con provocar un sismo de gran potencia

terremotoLos sismos son uno de los desastres naturales más temibles. Cuando se presenta un movimiento telúrico fuerte, generalmente toma por sorpresa a los habitantes, y aflora la vulnerabilidad. En México, el temblor de 1985 aleccionó y unió a sus habitantes de una manera práctica y simbólica. Los sobrevivientes cuentan que, tras la tragedia y la ineficiencia del gobierno, los mexicanos advirtieron que el Estado no era indispensable cuando la unión comunitaria hace cohesión.

Ese temblor causó grandes lastres. Según el gobierno de Miguel de la Madrid, que maquilló las cifras e incluso los primeros días se negó a aceptar la ayuda internacional, la cantidad de víctimas fatales fue de 6 mil personas –pero algunos trabajos periodísticos revelaron que la cifra rondó los 10 mil. La ciudad de México está asentada sobre una extinta laguna que se formaba entre la zona enmarcada por volcanes; el mismo lodo fino que yacía bajo el agua es el que hoy sostiene la ciudad, y por ello los sismos son tan fuertes en la urbe aunque el epicentro se encuentre distante.

El pasado mes de abril se sintieron al menos dos temblores, el último de ese mes el 18 de abril, que no causó mayores incidentes, y otro de menor escala el 19 de mayo. A raíz de estos movimientos, el director del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (Cires), Juan Manuel Espinoza, informó que se espera un gran terremoto en la brecha de Guerrero, un estado colindante.

En una entrevista citada por La Jornada, el especialista advirtió:

Los sismos que están ocurriendo en la región amenazan con generar uno de rango importante que podría causar severas afectaciones en la ciudad de México. Paradójicamente, estamos lejos, pero el suelo de la ciudad es algo que resuena con diferentes características. El espesor de las capas blandas es variante.

Como prevención, el gobierno del Distrito Federal y el Cires establecieron, después del 18 de abril, un sistema de alerta temprana (70  segundos antes del sismo) que con receptores de señal sísmica y  llamadas por radio alertará a los gobiernos de Guerrero y de la ciudad de México de registrarse movimiento en la brecha de Guerrero, para que se anuncie a la población. "No podemos alarmar a la población. Sabemos que el peligro es real y que puede ocurrir en cualquier momento".

La organización Cires fue fundada tras el terremoto de 1985. Aunque no se tiene precisión sobre el probable hecho, se está trabajando en estos sistemas de alerta para que los habitantes puedan estar preparados. Lejos de causar pavor en la población, se trata de aprovechar la información y las tecnologías que hoy pueden salvar vidas.

Polémica investigación relaciona autismo con asesinos seriales y autores de masacres masivas

Por: pijamasurf - 05/20/2014

Una investigación reciente de científicos de la Universidad de Glasgow plantea una serie de factores comunes entre asesinos seriales y autores de masacres, entre ellos el autismo; el estudio es importante para la neurociencia, pero también potencialmente polémico

serial-killer-jarvis-catoeAsesinos seriales y personas capaces de matar a decenas o cientos de personas en un mismo momento pueden considerarse, socialmente, una anomalía hasta ahora enigmática. Alguna vez el sociólogo Émile Durkheim propuso al asesino serial como un comportamiento propio de sociedades altamente industrializadas, como si el desarrollo económico que esto implica (aparejado con las consecuencias en el ánimo individual y colectivo, casi siempre pesarosas y difíciles de sobrellevar) produjera esa falla en el sistema, alguien dispuesto a “tomar venganza” del orden social, una acción sustentada en un razonamiento, como si las propias armas de dicho orden estuvieran apuntando en su contra.

Durkheim, sin embargo, pensó eso hace más de un siglo. Nuestro tiempo, en todo caso, es el de la investigación científica del cerebro humano, la neurociencia que en cierto modo ha reclamado para sí eso que antaño se consideró los misterios del alma y el espíritu, los enigmas del corazón humano que nos empujan a acciones que muchas veces ni siquiera parecen intencionales.

Recientemente, Clare Allely y otros investigadores de la Universidad de Glasgow publicaron un estudio en el que aseguran haber encontrado indicios, a nivel cerebral, del vínculo entre asesinos seriales y asesinos masivos, una relación neuronal que al menos en ese punto los identifica.

De acuerdo con los datos analizados, 28% de los autores de masacres pudieron haber desarrollado algún tipo de autismo, y al menos 2 de cada 10 sufrieron alguna herida craneal antes de cometer sus crímenes. De este mismo grupo, poco más de la mitad de ellos (55%) experimentó sucesos traumáticos que a su vez les provocó estrés psicológico.

La investigación se considera importante porque es la primera que identifica una relación compleja entre problemas neurológicos y factores psicológicos, según explica Lizzie Dearden en el diario inglés The Independent.

Con todo, es necesario tomar estas conclusiones con cautela, pues como asegura la propia Dra. Allely, el estudio no pretende vincular el autismo o el trauma cerebral con el desarrollo de conductas violentas, sino sólo hacer énfasis en que estas condiciones, en combinación con circunstancias psicológicas estresantes (como el abuso sexual o físico durante la infancia), pueden devenir en el cometimiento de un crimen severo.

También en Pijama Surf: 

El cerebro del mal: la neurociencia explica los comportamientos criminales, ¿pero los justifica?

Este es el “lado oscuro” del cerebro donde se original el mal

Neurocientíficos determinan que el mal no existe, pero ¿están en lo ‘correcto’?