*

X

El Sol realiza naturalmente estos trazos sobre el cielo (descubre aquí por qué)

Por: pijamasurf - 04/14/2014

A lo largo de un año un par de físicos solares grabaron con una cámara especial el movimiento del Sol durante un año, registrando estos inquietantes trazos.

sol_8

Alcé la cara al cielo,
inmensa piedra de gastadas letras:
nada me revelaron las estrellas.

-Octavio Paz, "Analfabeto"

El cielo nos ofrece signos que actualmente, las más de las veces, nos parecen incompresibles. Y no se trata sólo de aquella significación esotérica que alguna vez se le atribuyó al movimiento de los astros y el fluir del firmamento, sino incluso a esas señales que, racionalmente, nos hablan del clima y las condiciones meteorológicas, de la hora del día en que nos encontramos y más.

Por otro lado, hay otro tipo de signos que se nos escapan. Por ejemplo, aquellos que por distintos motivos nos son imperceptibles. Los rayos del Sol cuyas frecuencias simplemente no podemos ver.

Durante un año, de marzo de 2013 a marzo de 2014, los físicos polacos Maciej Zapiór y Łukasz Fajfrowski capturaron tomas de 1 minuto del cielo, tres veces al día, desde un balcón de Wrocław, la ciudad más grande del este de Polonia. Lo hicieron sin embargo con un dispositivo especial, una cámara estenopeica que, en términos generales, se trata de una cámara fotográfica sin lente, de uso común para registrar eclipses solares.

Y si bien se trata de un fenómeno conocido por los científicos, no por ello es menos sorprendente. El tránsito del Sol desde nuestro punto de observación, la Tierra, forma estos “ochos” que corresponden a los altibajos que experimenta en distintas épocas del año: arriba en el verano, abajo en el invierno. El nombre técnico de dichas figuras es analema o lemniscata.

En cuanto a las sutiles variaciones de color en el trazo lumínico, éstas se deben al papel donde fue revelada la imagen y las condiciones de temperatura y humedad de cada momento del año en que esto ocurrió.

“Me interesan las conexiones entre la ciencia y el arte, y los aspectos estéticos de la ciencia. La solarografía y especialmente este proyecto de analemas es una esencia de eso”, declaró al respecto Zapiór.

Artistas pueden pagar impuestos con sus obras en México

Por: PijamaSurf Mexico - 04/14/2014

Desde 1957, un programa permite que pintores y escultores paguen sus impuestos con obra; esto, indirectamente, ha gestado una enorme y aleatoria colección de arte de propiedad nacional.

carlos-almarazLos artistas aportan a la interpretación y  generación de la cultura. Para los países, sus artistas son traductores y forjadores de la identidad nacional, aunque cada vez más vivimos en una sociedad de ciudadanos globales. Al parecer, los países quieren conservar a sus artistas porque son símbolos nacionales, muestran el ADN creativo o estético del lugar, incluso, pese a la globalización.

Durante las crisis económicas uno de los sectores más afectados es, precisamente, el artístico. Cuando la escasez económica llega, lo primero que eliminamos de nuestras listas de compras son los artículos que se consideran un lujo, el arte es uno de ellos. Algunos países como Inglaterra o Irlanda promueven programas de incentivación fiscal, para que los artistas se beneficien del sistema tributario, pero México es el único país del mundo en el que sus creadores pueden pagar por completo sus impuestos con donación de obra.

Cuenta una historia que el famoso muralista David Alfaro Siqueiros abogó con las autoridades por uno de sus amigos artistas que estaba en la cárcel por no pagar impuestos. Desde ahí, en el año de 1957, nació un programa especial para artistas mexicanos llamado pago en especie. Lo bello del proyecto es que jamás ha aplicado criterios financieros para aceptar la obra. Si un artista vende cinco piezas al año, entonces debe donar una, sin importar cuánto vale en el mercado.

La obra recaudada forma parte de una colección nacional, que es exhibida en el país y en algunas galerías internacionales. Por ello, los artistas imprimen especial interés en las obras que donan, pues son parte de un acervo que los representará en múltiples espacios. Es un programa interesante, porque sin importar el prestigio de los artistas, son aceptadas cientos obras mexicanas.

A la fecha están inscritos unos 700 artistas, y la colección cuenta con más 7 mil piezas, entre esculturas y pinturas. Sin intención previa, este programa tributario se ha convertido en un proyecto “estético”, donde la nula selección de la obra ha originado una colección honesta, pues los artistas donan con interés, el trabajo que los respaldará en el mayor acervo histórico del país.