*

X
Eminem, Ice Cube y Korn se unen a Anonymous y convocan a revolución mundial: el inicio de este movimiento global será este próximo 4 de abril de 2014.

Be-the-change2

Tal vez la latente posibilidad de una explosión de hartazgo combinada con un deseo evolutivo podría ser un simple espejismo colectivo, una especie de placebo terapéutico en el que dicho estado es una forma de sobrellevar el actual escenario, pero sin necesariamente estar orientado a un fin concreto. Por otro lado, también existe la posibilidad de que sólo sea cuestión de tiempo para que esa efervescencia alcance un punto de materialización tangible: un cambio definitivo en los paradigmas que rigen la realidad compartida.

Si aplicamos un poco de frialdad a analizar el panorama, más allá de cuál de los senderos bifurcados nos parezca más viable o deseable, nadie, creo, sabe con certeza la respuesta. Hay quienes afirman ciegamente que estamos montados en una ola de evolución acelerada, y que ya nadie puede detenerla. Otros, en cambio, prefieren ser menos entusiastas y advierten una paulatina mejoría en las condiciones, sin que necesariamente proyecten un destino radiante para la humanidad. Finalmente tenemos a aquellos que aseguran que ya pasamos en el punto de no retorno en el camino a la destrucción de nuestra especie.

Screen Shot 2014-03-02 at 12.42.25 AM

En todo caso parece que un punto medio entre estas posibilidades debería ser lo más sano, al menos para nuestra mente, y para su diálogo con la 'realidad' a suceder. Y dentro de este punto medio creo que, sin volcarnos a la pirotecnia de erupción de conciencia, sí es pertinente, o al menos le da mayor sentido a nuestra existencia, considerar la posibilidad de un momento en el que, análogo al acto de despertar, marque oficialmente la liberación frente a muchas de las cadenas socioculturales, mentales, anímicas, etc., que venimos arrastrando.

En continuidad con esto último, se aprecian los esfuerzos para cimbrar la mente colectiva, y estimular la búsqueda de un algo mejor. Y aunque nadie sepamos, más allá de romanticismos contraculturales, lo que esto significa con precisión, es esta 'misión', ya sea ejercida de manera consciente o no, la que aviva el pulso evolutivo. Habrá algunas de estas iniciativas que nos despierten mayor afinidad que otras, algunas nos parecerán demasiado violentas, dogmáticas, o melosas, pero mientras sigan existiendo, parece que seguirá viva la posibilidad de triunfar ante el reto que tenemos por delante.

#WaveOfAction

Lo que tenemos que hacer es derrocar esta fantasía de que somos ciudadanos viviendo en un sistema democrático.

[...] Lo que debemos de hacer es formar grupos afines, definir juntos sus metas y luego salir y llevarlas a cabo. 

-Terence McKenna

Se trata de un movimiento global que convoca a los ciudadanos del mundo a que el 4 de abril de 2014 salgan a manifestarse para impulsar una frecuencia pro activa a favor de la transformación. Aparentemente el colectivo Anonymous es el encargado original de este llamado, y hasta ahora miles de personas han demostrado, al menos digitalmente, su intención de responderle. De acuerdo con la comunicación del movimiento, esta congregación masiva y simultánea será solo el lanzamiento de una intensiva campaña para dar el paso definitivo. 

La iniciativa está en línea con esta subcultura crítica que se ha consolidado durante la última década, y que cumple con muchas de las características de lo que, imagino, sería una revolución contemporánea: inquieta, descentralizada, organizada mediante la Red, 'hackeril', con un discurso adaptable al hastío multicultural que millones experimentamos alrededor del mundo, sintonizada con una filosofía de contracultura evolutiva, y que cuenta, además, con el apoyo de altercelebridades, como en este caso Eminem, Ice Cube y Korn, entre otros –por cierto, de acuerdo a los organizadores, el maverick de la conciencia psicodélica, Terence McKenna, envió un mensaje transdimensional en apoyo a #WaveOfAction.

Precisamente estos últimos tres realizaron un video para difundir el acto del cuatro de abril: se trata de una enérgica pieza de subversión electrónica, con una edición notable que en algún punto recuerda las obras de Emergency Broadcast Network. La intensa narrativa expone a Miley Cirus y Justin Bieber como instrumentos pop de distracción –aunque de algún modo hayan sido propulsados por las mismas plataformas que erigieron a Eminem y compañía como líderes de opinión. Además, se sugiere la existencia de una agenda que trasciende las divisiones políticas o ideológicas, que es más poderosa que cualquier institución, y que está asociada con el corporativismo. Sin sentirme especialmente identificado con los autores de este video, es difícil dejar de reconocer que se trata de una pieza memorable.  

La convocatoria del cuatro de abril recurre a la cartografía del movimiento Occupy, es decir todos aquellos puntos en donde se concentraron las protestas, alrededor del mundo, durante esa histórica contracampaña, serán los sitios de reunión para esta nueva movilización. Todos los centros de resistencia están marcados en este mapa, y si quieres puedes registrar uno nuevo en tu ciudad. 

La lucha comienza en 'casa'

La emancipación llega siempre a tiempo, sería una lástima apersonarse tarde a la cita.

Como a muchos más, me emociona la posibilidad de que las actuales generaciones logremos actuar como bisagra entre un antes y un contundente después. Independientemente de la seducción de ser parte de una movida histórica, no puede menos que estimularnos la idea de romper con una nefasta herencia y catalizar esa ruptura hacia un escenario más cercano a esas abstracciones traducibles en condiciones de vida más dignas y alentadoras (justicia, equidad, libertad, etc). Y los instrumentos para detonar este pulso evolutivo son: la congruencia, por cierto el mayor reto de nuestra generación, y un activismo que vaya mucho más allá de los señalamientos, e incluso de las propuestas, para pasar a la acción (y no me refiero a una acción violenta, sino a una coherencia cotidiana). 

Por otro lado, es fácil detectar la encarnación de muchos de los vicios que impiden este 'cambio', y aquí señalo a todos aquellos individuos y estructuras que no sólo se alimentan de las condiciones actuales, sino que buscan mantener el modelo por el simple hecho de que favorecen sus intereses: la corporatocracia y los innumerables actores e instituciones que viven sometidos a este régimen a cambio de unas migajas de la ilusoria miel que derraman. Pero genuinamente creo que, a la inversa de lo que suele ocurrir, esta estructura tangible no es sino la mera metáfora del verdadero e intangible enemigo. Se trata de un estado mental, uno que favorece la no-empatía, los miedos, la desidia, la comodidad, y otras entidades similares.

Si realmente logramos hackear colectivamente este obstáculo, nos daríamos cuenta que los Murdoch, Rothschild, Rockefeller y otros, quizá son solo un cúmulo de proyecciones holográficas dispuestas ahí para obligarnos a vencer nuestra propia mente. Pero en todo caso, ya sea que estemos ante una hábil élite animada por su épica voracidad, o que en verdad se trate más bien de una especie de videojuego ontológico, lo cierto es que tarde o temprano tendremos que vencerlo. La lucha empieza en casa, de hecho comienza en tu propia cabeza, y ojalá la victoria llegue pronto. 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

 
La revista Watkins publica su listado de las cien personas más espiritualmente influyentes del mundo en este año. ¿Qué nos dice esta lista sobre la espiritualidad contemporánea?

Untitled-1

Desde hace milenios, y en prácticamente todas las culturas, han existido individuos que, por distintas razones, se hacen con una cierta autoridad para aconsejar, guiar o inspirar el desarrollo espiritual de su respectiva sociedad. Bajo distintas figuras, sabios,  gurús, chamanes, alquimistas, curanderos, astrólogos, etc, la autoridad de estas personas, generalmente asociada a una especie de linaje o a la simple confianza, adquieren un significativo rol en la vida del resto: les aconsejan y guían en la interacción con las fuerzas que les rodean, factores generalmente metafísicos pero que también inciden directamente en el plano social, comercial, militar, etc.

Fundada en Londres hace más de 120 años, Watkins es una de las librerías más antiguas e influyentes en temas de misticismo, espiritualidad y esoterismo. Anualmente, a través de su revista Mind, Body, Spirit, el establecimiento publica su lista de las cien personalidades más influyentes en el desarrollo del espíritu. Según explicita la publicación, para confeccionar este listado se toman en cuenta tres criterios:

- Que hayan comenzado el año en curso con vida.

- Que hayan realizado una contribución “única y espiritual”, a escala global, durante al año anterior.

- Que estén particularmente presentes en el imaginario y en la mente de las personas (lo cual se determina a través de cuántas búsquedas en Google se realizan con su nombre, o cuántas veces si visitan sus perfiles en Wikipedia).

Sobra decir, pero de cualquier forma haré énfasis en esto, que todo listado conlleva una buena dosis de subjetividad, y que la esencia de todos los ‘tops’ o listas por el estilo, no pueden ser considerados, desde ningún plano, como definitivos. Y dicho esto, los invito a que más allá de reaccionar en acuerdo o desacuerdo con el listado, reflexionar un poco en lo que refleja de nuestra sociedad, el que estos diez personajes hayan alcanzado la cima del ejercicio “Las 100 personas vivas más espiritualmente influyentes del 2014”.

Screen Shot 2014-02-23 at 6.54.57 PM

10. Paulo Coelho (Río de Janeiro, 1947)

El macho alfa de la auto-ayuda esotérica, este escritor brasileño se ha convertido en un referente espiritual, un consejero, para personas alrededor del mundo. Con más de 150 millones de libros vendidos, y habiendo sido traducida su obra a 71 idiomas, la influencia de Coelho, más allá de lo que personalmente nos provoque su discurso, es innegable.

9. Desmond Tutu (Klerksdorp, Sudáfrica, 1931)

El primer Arzobispo Anglicano de Ciudad del Cabo, de raza negra, Tutu se ha distinguido por una consistente lucha en contra del racismo, la pobreza, homofobia, VIH, y otras batallas. En 1984 obtuvo el Premio Nobel de la Paz.

8. Dr Wayne W Dyer (Detroit, 1940)

Autor y conferencista, sus seguidores le apodan cariñosamente el “padre de la motivación”. Dyer, quién pasó su infancia en hospicios y orfanatos, se ha convertido en un estandarte del auto-empoderamiento.  

7. Oprah Winfrey (Missisipi, 1954)

Sin duda una de las personas más poderosas del mundo, esta carismática conductora de televisión se ha posicionado como consejera emocional de millones de seguidores quienes ven en ella una autoridad moral. Además, Oprah ha promovido con insistencia la labor de diversos ‘pensadores místicos’, entre ellos Ekhart Tolle.

6. Deepak Chopra (Nueva Delhi, 1946)

Gurú de la medicina alternativa (incluso se la tribuye el haber acuñado el término ‘sanación quántica’) y uno de los encargados de introducir la tradición ayurvédica al mainstream pop. Chopra ha publicado más de cincuenta libros, escribe periódicamente en diversos diarios, entre ellos el San Francisco Chronicle y el Washington Post, y es venerado por distintas celebridades que han adoptado un estilo de vida más saludable.

5. Rhonda Byrne

Esta escritora australiana se catapultó a la fama tras producir la película The Secret, un clásico de la auto-ayuda New Age que mezcla principios básicos de antiguas tradiciones místicas, por ejemplo la Ley de Atracción, y los alinea en una doctrina de optimismo contemporáneo alrededor de los pensamientos positivos. Tras el lanzamiento del film, Byrne escribió un libro sobre el mismo tema, que hasta ahora ha vendido más de 19 millones de copias.

4.  Thich Nhat Hanh (Thua Thien, Vietnam, 1926)

Maestro Zen, activo pacifista, autor y conferencista, sus labores durante el conflicto entre Vietnam del Sur y del Norte le valieron que fuese nominado al Premio Nobel de la Paz en 1967 –nominación propuesta por Martin Luther King. Ha fundado monasterios budistas en su tierra natal, así como en Estados Unidos y Francia.

Screen Shot 2014-02-23 at 6.59.19 PM

3. Papa Francisco (Buenos Aires, 1936)

 A partir de su ordenamiento en 1969, Jorge Mario Bergoglio tuvo un rápido ascenso por la jerarquía eclesiástica. En 1998 fue nombrado Arzobispo, y tres años después, Cardenal. A un año de su mandato como Papa Francisco, este argentino ha encabezado un movimiento de la iglesia católica, tal vez estratégico, que enfatiza en flexibilizar las tradicionales posturas frente a temas como la homosexualidad o el aborto.

2. Ekhart Tolle  (Lunen, Alemania, 1948)

Considerado por el New York Times como el autor de textos espirituales, más leído de Estados Unidos, este alemán se consagró como una de las máximas autoridades en el campo de la transformación interior y el despertar de la conciencia. Tan solo su obra más famosa, El Poder del Ahora, ha vendido más de cinco millones de copias. Tolle ha establecido alianzas con otras personalidades, por ejemplo Oprah y Jim Carrey, para difundir sus enseñanzas.

1. Dalai Lama (Taktser, Tíbet, 1935)

El decimocuarto Dalai Lama, cargo que ostenta desde 1950, se ha convertido en uno de los más populares líderes espirituales, y en una influyente figura pública. Tenzin Gyatso, su nombre de pila, propone la compasión como principio existencial, y ha sido un activo promotor de la independencia de su país ante el control de China. De acuerdo con Watkins, el Dalai Lama ha realizado una increíble contribución a la espiritualidad mundial. Además de su habilidad política, Gyatso se ha caracterizado por una admirable apertura, favoreciendo los principios éticos, por encima de los postulados institucionales, en el desarrollo de su vida pública. 

Sobre los maestros anónimos

Como hemos podido advertir, los primeros diez lugares de la lista son un bloque esencialmente ecléctico, incluyendo desde jerarcas institucionales de una iglesia, hasta celebridades ‘inspiracionales’, pasando por líderes del budismo tibetano, el zen y, evidentemente, una importante dosis de New Age. Creo que más allá de evaluar la precisión o la calidad de esta selección (si, la presencia de gente como Oprah también me escandaliza), parece pertinente, mediante un simple ejercicio analógico, comprobar que este grupo representa, en buena medida, la espiritualidad contemporánea: una enérgica lasaña de influencias milenarias y novedosas síntesis de preceptos místicos.

En cuanto al resto del listado, cuya versión completa puede consultarse aquí, destaca la presencia del polémico y siempre activo Jodorowsky (14), el pintor Alex Grey (15), y el compañero original de Timothy Leary que pronto abandonaría la lucha pro LSD para entregarse de lleno a la meditación, Ram Dass (19). También aparecen algunos representantes de la ciencia –lo cual en lo personal me emociona pues de algún modo refleja que en occidente la mente y el espíritu están haciendo, finalmente, las paces–,  por ejemplo el brillante bioquímico inglés, Rupert Sheldrake (65).

En fin, quizá sean estas las personas ‘espiritualmente más influyentes del mundo’, pero lo que considero incuestionable es que existen por ahí miles de maestros anónimos, con quienes un encuentro espontáneo en el lugar menos esperado, puede detonar en nosotros un indeleble proceso de aprendizaje. Y disfrazados de conductor de taxi, de carpintero, o de bibliotecario, estas personas, con su cotidiana ‘ejemplaridad’, son responsables de una buena porción de la esperanza evolutiva que hoy tenemos. Por eso este texto es dedicado a ellos, los ejemplares desconocidos.  

Twitter del autor: @ParadoxeParadis