*

X

Las inquebrantables radios comunitarias en México: perseverando durante más de 40 años

Por: Ana Paula de la Torre - 12/23/2013

Ante la hegemonía de los medios de comunicación nacen las radios comunitarias que enriquecen la pluralidad de formas de ver el mundo. Durante más de 40 años han carecido de una tipificación legal y, con todo en contra, esta práctica ha sobrevivido como un llamado a la diversificación cultural.

4Las comunidades tienen derecho a su identidad, y por lo tanto a sus medios de comunicación para celebrarla y preservarla.

Bajo el entendido de que el aire es de todos, muchos cuestionamos por qué, exclusivamente, los intereses privados acceden al espectro radioeléctrico que hace posible la emisión de señales tanto en radio, como en televisión.

En occidente nos ha tomado mucho tiempo concebir que la existencia puede ser vivida e interpretada desde múltiples y válidas perspectivas, que el mundo son muchos mundos y, en el caso de este país, que México también son muchos Méxicos –como bien advirtió  Fernando Benítez. Y en estas diferencias, numerosas cosmogonías cuestionan ese concepto que en occidente tanto vanagloriamos: la propiedad privada.

Algunas cosas son de todos y de nadie, como los recursos naturales. Bajo esta premisa y la necesidad de las distintas culturas de difundir su propia voz, nacen las radios comunitarias. La Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) define estas plataformas como "un espacio radiofónico en la comunidad, para la comunidad, cerca de la comunidad y por la comunidad; que son espejo del contexto en donde se desarrollan, tienen su cultura y forma de ver el mundo, y son expresadas en el lenguaje, tradiciones, etc."

3

En México, una de las radios comunitarias más viejas es Radio Teocelo, en Veracruz, la cual ha permanecido al aire desde 1965, a pesar de nunca haber contado con financiamiento fijo de ningún tipo (recordemos que este tipo de radios no difunden publicidad). La misma comunidad, que se siente representada por radio Teocelo, aporta donaciones mensuales, gracias a las cuales se ha logrado mantener su operación.

Hasta hoy se desconoce el número exacto de radios comunitarias que existen en México, ya que no cuentan con un registro oficial y porque, al carecer de tipificación legal, son obligadas a operar en un estado de semiclandestinidad.

Se calcula que a lo largo del territorio mexicano existen alrededor de dos mil radios comunitarias, y muchas de ellas concentran esfuerzos admirables. En Oaxaca, por ejemplo, hay un fascinante proyecto: la Asociación de Radios Comunitarias de Benito Juárez, que instala transmisores para radios con bases montadas en palos de escoba. Y de acuerdo con el sitio Abyayala, a la fecha unas quinientas radios comunitarias  aprovechan la iniciativa.

Una de las mayores dificultades que enfrentan es la condición de 'ilegales'. Dado que utilizan el espacio radioeléctrico prescindiendo de una concesión estatal, padecen operativos por parte de la Policía Federal, durante los cuales sus equipos son desmantelados. Lo anterior atenta contra del derecho a la información y expresión, y demuestra que el actual marco legal desconoce la importancia de las radios comunitarias como medios independientes .

2

Algunos vergonzosos casos incluso han llegado al extremo del uso de la vía penal, como el de Héctor Camero, en Monterrey, que utilizaba una radio comunitaria en su colonia para emitir información de asesoría legal para empoderar a la gente. Asimismo, el caso de Radio Diversidad, ubicada en la comunidad campesina de Paso del Macho, en Veracruz, que fue desmantelada por la Policía Federal en 2009, y en el 2011 incluso ejerció acción penal contra algunos de sus integrantes.

Para enriquecer el panorama, entrevistamos a María Eugenia Chávez, miembro de Asociación Mundial de Radios Comunitarias México, sobre el panorama actual de las radios comunitarias del país.

El escenario actual de las radios comunitarias:

En México no hay un registro de radios comunitarias, pues hasta abril de este año, no había una tipificación legal para éstas. Hasta hoy sólo se encuentran en calidad de "permisionadas" junto con los medios públicos y únicamente 20 cuentan con este registro.

Los principales enemigos para las radios comunitarias:

La falta de certeza jurídica y económica, además de los concesionarios locales que se han opuesto fuertemente a su existencia, porque dicen, son afectados sus intereses comerciales. Pero yo creo que se trata más de un asunto ideológico, porque en realidad el mercado de las radios comunitarias no es el suyo. También la fugacidad de los proyectos, propiciados por los dos factores anteriores, o bien por la falta de cohesión entre sus miembros, muchas radios nacen y mueren muy pronto.

Los escenarios positivos:

Finalmente estamos frente a un marco legal, ahora que fue promulgada la ley de telecomunicaciones, porque en el artículo 28 se menciona que el IFETEL se encargará de otorgar las concesiones y menciona a las radios sociales, comunitarias e indígenas; pero todavía no está lista la reglamentación secundaria, lo que la vez convierte a la anterior modificación en una herramienta inoperable.

Qué sigue:

AMEDI presentó una iniciativa de ley secundaria que nosotros apoyamos y alimentamos, pero ante la omisión legislativa  (pues ya se cumplió el plazo que los mismos legisladores se pusieron para la creación de la legislación secundaria), todavía hay incertidumbre, y esto complica más aún las cosas, porque así se puede escudar más la autoridad para no conceder los permisos.

Twitter de la autora: @anapauladeltd  

 

 

10 formas de ocultar tu desorden durante las fiestas navideñas

Por: pijamasurf - 12/23/2013

Aceptémoslo: probablemente nunca serás una persona organizada, pero si tuviste la idea de ser anfitrión de una fiesta navideña, he aquí algunos consejos prácticos para salir avanti de la situación.

ChristmasMorning2006008

La Navidad: esa época de paz, concordia y envolturas que permanecerán en tu sala probablemente hasta la Navidad del próximo año... es una etapa de fiestas y gente entrando a tu casa. Esto sólo representa un problema si eres una persona desordenada y con pobres hábitos de higiene. Si tienes mascotas o niños, multiplica el desastre por el número de cabezas que duermen bajo tu techo.

El polvo se acumula, los objetos se mueven inexplicablemente de lugar, y cada superficie del espacio está ocupada por objetos que probablemente ya no utilices (ni necesites): está bien, eso es lo que pasa cuando habitas un lugar. El problema es que parte de habitarlo implica darle mantenimiento periódicamente, además de que ese sitio puede servir como punto de reunión para tus amigos.

Christmas-Mess

Aceptémoslo: probablemente nunca serás una persona organizada, pero si tuviste la (desafortunada) idea de ser anfitrión(a) de una fiesta navideña, he aquí algunos consejos prácticos para salir avante de la situación.

1. Ocúpate del fregadero

Si dejaste "remojando" un traste más de una hora, probablemente lo dejes ahí hasta tu próxima mudanza. Lo más deseable sería que te dieras una hora para lavar los trastes sucios, pero si te es imposible, simplemente lava lo necesario para utilizar durante la fiesta y colócalo en las repisas más accesibles. Guarda los trastes sucios en las gavetas superiores, al igual que las ollas sucias del refrigerador (probablemente necesitarás espacio de almacenamiento para bebidas y comida sobrantes de la noche). Utiliza platos y vasos desechables sólo como última opción (y siéntete mal al día siguiente a causa del enorme daño medioambiental al que contribuyes).

2. Almacenamiento provisional

Toma una bolsa o un bote grande y coloca dentro todos los objetos que estén fuera de su lugar. Luego guárdalos en un clóset o bajo la cama. Ya te ocuparás de ellos luego. La mañana después de Navidad es una de las fechas más caóticas, así que puedes dividir los objetos de tu sala en dos categorías: no voy a usarlo ahora no voy a usarlo nunca. Coloca todo lo que no vayas a utilizar pronto en una bolsa y guárdala en el clóset; lo que no vayas a utilizar (incluyendo envolturas, por más brillantes que sean) colócalo en la segunda bolsa y pónla fuera de tu casa. La gente le llama "basura".

3. Las bolsas de basura son tus aliados

Si hace meses que no recuerdas cómo es el piso de tu habitación a causa de toda esa ropa sucia regada por todos lados, simplemente guárdala en bolsas de basura y métela en tu clóset o fuera de la vista de tus invitados. Si alguien pregunta puedes decir que es ropa que vas a donar (y considerando que tienes un problema con el orden, tal vez deberías considerar donarla antes que organizarla).

4. Ceniceros

Si eres fumador probablemente tu casa o departamento huela como un gran cenicero sucio. Tómate unos minutos para encontrar todos los ceniceros o contenedores de colillas que haya dispersos por la casa, vacíalos en una sola bolsa y límpialos. Nada menos acogedor para Navidad que encontrarse macetas llenas de colillas o ceniza de cigarro.

DSC_0312

5. Clasificación de pequeños objetos

Existen objetos que no tienen un lugar preciso en ninguna parte, y que más bien van de cuarto en cuarto por largas temporadas. Juguetes de animales, extrañas piezas electrónicas de dispositivos desaparecidos, ropa de bebé, trofeos de competencias de la primaria, adornos, recuerdos de viajes... Todas esas pequeñas cosas pueden caber en una sencilla caja, que puedes coronar con tres o cuatro toallas limpias en el baño porque ver toallas (tal vez con una vela en la cima) le dará a tus invitados la sensación de estar en una tienda de blancos en lugar de en un nido de ratones.

6. Haz énfasis en la cocina

Si tus invitados traen comida tal vez necesiten un lugar para colocarla. Limpia tu comedor o desayunador dejando libre el mayor espacio posible. A la gente le encanta entrar a la cocina a "ayudar" durante las fiestas navideñas, así que si vas a limpiar a conciencia un sólo sitio, que sea ése.

7. Voltea los cojines del sillón o sofá

Manchas cuyo origen se pierde en el tiempo y pequeños tesoros: voltear tus cojines es toda una aventura para una persona desorganizada. Cuando termines de reencontrarte con el pasado o de lamentarte por él, voltea los cojines para tener una sala como nueva. ¿No tienes cojines? Prueba colocar textiles o mantas de impresiones atractivas encima. ¿No tienes sofá? No tienes problemas.

8. Limpia vidrios y espejos

...además de toda otra superficie que refleje la luz o sea transparente. Aunque sea difícil de creer, al igual que los pisos, las ventanas también deben ser lavadas con regularidad, pues el polvo y la grasa encontrarán siempre la manera de alojarse ahí. Pon especial cuidado en el espejo del baño.

Christmas-Mess

9. Suelo y áreas comunes

Barrer, trapear y aspirar probablemente son palabras fuera de tu vocabulario. Después de una fiesta probablemente volverá a estar sucio, es cierto, pero recibir a tus invitados con el piso lleno de manchas de fiestas previas no es una buena idea. Es un día al año, no debería ser muy difícil... Eso, o compra una alfombra nueva y colócala de manera que tape todas las manchas visibles.

10. Velas

El secreto mejor guardado de la temporada son las velas: vuelven acogedor y mágico cualquier sitio, contribuyen a dejar una fragancia acogedora en el aire y te harán parecer la persona organizada y limpia que tal vez nunca serás. Eso, o tal vez olvidaste (de nuevo) pagar la cuenta de la luz, así que las velas pueden ser un excelente pretexto para una acogedora cena.