Pijama Surf

Promesas creativas: Karla Read, su sensual y nostálgico obturador

Por: Javier Barros Del Villar - 14/09/2013 A LAS 13:09:04

 

A pesar de su corta edad, la obra de Karla Read (1989) nos transmite ya lecciones sobre nostalgia. Sus retratos, que hacen desfilar a jóvenes floreciendo en fantasmagórica dulzura, abordan en particular uno de los aspectos más intrigantes de este estado de ánimo: la sensualidad. 

Y es que el culto a los ecos, a la memoria de algo que alguna vez fue, puede ser, quizá como parte de una naturaleza paradójica, algo francamente sensual. El embrujo de la memoria, la estética de la tristeza, el recuerdo sentido de algo que tal vez aún no acontece, son solo algunas de las emotivas proyecciones que pueden provocarnos fácilmente imágenes como las de Read.

“Lo que principalmente me inspira es aquello que deseo ser. Aquellas cosas que extraño, mi niñez, mis sentimientos. Soy una persona verdaderamente introvertida, así que la fotografía es como mi otro yo, si es que esto tiene sentido alguno. Me ayuda a equilibrar las cosas.” Explica la fotógrafa nacida en República Dominicana, y quien hace pocos años se mudó a Buenos Aires para profesionalizar su gusto por la fotografía.

Incorporando un sutil velo a sus imágenes, una especie de catalizador transtemporal o transanímico, Read se desmarca de ese gastado trend fotográfico estilo Vice o American Apparel, sobre el cual desfilan niñas lindas, hip, con poses atrevidas y un fashion predecible, sobre fondos garage y una actitud de eterno after-party. 

En lo personal me resulta emocionante cada vez que encuentro pulsos juveniles de creatividad, que no solo me remiten a talento, también a honestidad y pasión. Tal es el caso de Karla, quien además proyecta, desde mi perspectiva, uno de las frecuencias emocionales más seductoras: recordemos que la nostalgia también podría definirse como el arte de acariciar la ausencia.

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

 

* Promesas creativas es una serie dedicada a aquellos artistas emergentes que, en ocasiones por su fresca irreverencia y en otras por su puntual sensibilidad –aunque siempre con floreciente talento como hilo conductor–, amenazan con romper el himen que protege a los artistas consagrados, para posicionarse entre los mejores exponentes de la creatividad.

** Artículo originalmente publicado en Trendsenter

 


Comentarios

  1. Matias dice:

    Las fotos pueden estar buenas, o malas, depende del criterio. La sensualidad tambien, pero en este caso me arriesgo a decir “Sensual WTF? Sensual adonde? Sensual, si sos un necrofilo.”

  2. Lethan dice:

    Lo único que veo aquí es una campaña de apoyo a la anorexia y la depresión.
    Fin.

  3. Espectador dice:

    Me parece fuera de lugar el comentario, no es una revista de modas donde se siga un patrón. Es una propuesta y como tal única.

  4. Limona dice:

    Solo la gente flaca es artistica, siempre hermosa? estan buenas las fotos pero siempre es el mismo tipo de mujer, desgarbada, pelo largo y lacio, actitud potus, mirada perdida y melancolica, los fotografos no pueden ver eso en gente normal? gente diferente? siempre el mismo estilo pedorro

    • Mar dice:

      Son autoretratos, es decir que es ella misma la que se fotografie, sino es gorda que queres que le haga? En esta serie habla sobre ella misma, que no te guste el estilo es una cuestion mas sujetiva.

      • Limona dice:

        llegue al articulo otra vez leyendo otro jaja, no digo que ella engorde y se corte la cara; las fotos son hermosas, pero no me vendas esto como “gente flaca pero diferente a otra” porque es mas de lo mismo, para mi el arte se trata de innovar, me parece que el tipo de fotografía que hace esta mina es tirar a lo seguro, si observas su trabajo te das cuenta de que no se trata solo de esta serie; bueno fue, son opiniones. Saludos al que lea

    • efe dice:

      Dijo una gorda fea…

    • Rena dice:

      No puedo estar mas de acuerdo con vos Limona.



Comenta.

Tu email no será publicado. Datos Obligatorios*

 
NULL