*

X
A pesar de su corta edad, la obra de Karla Read (1989) nos transmite ya ciertas lecciones estéticas sobre la nostalgia

 

A pesar de su corta edad, la obra de Karla Read (1989) nos transmite ya lecciones sobre nostalgia. Sus retratos, que hacen desfilar a jóvenes floreciendo en fantasmagórica dulzura, abordan en particular uno de los aspectos más intrigantes de este estado de ánimo: la sensualidad. 

Y es que el culto a los ecos, a la memoria de algo que alguna vez fue, puede ser, quizá como parte de una naturaleza paradójica, algo francamente sensual. El embrujo de la memoria, la estética de la tristeza, el recuerdo sentido de algo que tal vez aún no acontece, son solo algunas de las emotivas proyecciones que pueden provocarnos fácilmente imágenes como las de Read.

“Lo que principalmente me inspira es aquello que deseo ser. Aquellas cosas que extraño, mi niñez, mis sentimientos. Soy una persona verdaderamente introvertida, así que la fotografía es como mi otro yo, si es que esto tiene sentido alguno. Me ayuda a equilibrar las cosas.” Explica la fotógrafa nacida en República Dominicana, y quien hace pocos años se mudó a Buenos Aires para profesionalizar su gusto por la fotografía.

Incorporando un sutil velo a sus imágenes, una especie de catalizador transtemporal o transanímico, Read se desmarca de ese gastado trend fotográfico estilo Vice o American Apparel, sobre el cual desfilan niñas lindas, hip, con poses atrevidas y un fashion predecible, sobre fondos garage y una actitud de eterno after-party. 

En lo personal me resulta emocionante cada vez que encuentro pulsos juveniles de creatividad, que no solo me remiten a talento, también a honestidad y pasión. Tal es el caso de Karla, quien además proyecta, desde mi perspectiva, uno de las frecuencias emocionales más seductoras: recordemos que la nostalgia también podría definirse como el arte de acariciar la ausencia.

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

 

* Promesas creativas es una serie dedicada a aquellos artistas emergentes que, en ocasiones por su fresca irreverencia y en otras por su puntual sensibilidad –aunque siempre con floreciente talento como hilo conductor–, amenazan con romper el himen que protege a los artistas consagrados, para posicionarse entre los mejores exponentes de la creatividad.

** Artículo originalmente publicado en Trendsenter

 

TOP: 10 citas de Charles Bukowski sobre la bebida, el alcohol y la virtud de los tragos

Por: pijamasurf - 09/14/2013

Bukowski, el "viejo indecente", era un conocido alcohólico que, sin embargo, supo convertir ese hábito en materia de su literatura; aquí 10 fragmento de su obra que así lo muestran.

buko

Charles Bukowski es un autor sumamente popular, aun en el ámbito hispánico y de otras lenguas. La fama de su personalidad, signada sobre todo por su irreverencia hacia las normas del buen comportamiento y la moral contenciosa del establishment y el statu quo, lo convierten casi inmediatamente e ipso facto en un escritor que atrae y seduce, en especial a los jóvenes, a aquellos que despiertan al mundo preguntándose por qué las cosas que son así no pueden ser de otra manera.

En el caso de los lectores en lengua española, cabe hacer mención de la circunstancia por la cual el llamado “viejo indecente” es tan conocido y aun leído. Como se sabe, en español la obra de Bukowski fue dada a conocer sobre todo por la editorial barcelonesa Anagrama, la cual comenzó a publicar la obra del estadounidense poco tiempo después de que el franquismo llegara a su fin. Más de una generación salía de esta noche de conservadurismo y represión y se encontraba de pronto con los relatos y la poesía de Bukowski, cuyos temas y atmósferas son abiertamente desmesurados, catalizados siempre por las potencias que existen en los excesos sensuales del alcohol y el sexo. Esa avidez por todo aquello que el régimen de Franco censuró, explica en parte la persistencia de la literatura de Bukowski entre nosotros los hispanohablantes,

Esto, claro, sin regatearle mérito literario. Si Bukowski es reconocido como un gran escritor se debe, de inicio, a su habilidad misma, su talento con el lenguaje, pero también a que supo dar ese paso más allá, ese paso hacia el abismo, esa última decisión que requiere un texto para convertirse en literatura: en su caso, hacer ver que esta es posible aun en medio de la podredumbre y la miseria, material y espiritualmente hablando, que estas, sin dejar de ser tales, sin dejar de ser humanamente intolerables, son también otra de las materias con la que los sueños están hechos.

A continuación compartimos 10 citas de Bukowski sobre la bebida, a la manera de un aperitivo, un trago áspero y difícil de beber que, con todo, despierte o reafirme la curiosidad a propósito de la obra de este gran escritor.

 

1.

 Ese es el problema de bebe, pensaba, mientras me servía un trago. Si algo malo pasa, bebes para intentar olvidar; si algo bueno, bebes para celebrar; y si nada ´pasa, bebes para que hacer que algo pase.

Women

 

2.

Beber es algo emocional. Te sacude frente a la estandarización de la vida de todos los días, te lleva fuera de eso que es lo mismo siempre. Tira de tu cuerpo y de tu mente y los arroja contra la pared. Tengo la impresión de que beber es una forma del suicido en la que se te permite regresar a la vida y comenzar de nuevo al día siguiente. Es como matarte a ti mismo y después renacer. Creo que he vivido diez o quince mil vidas ahora.

 

3.

quédate con la cerveza.

la cerveza es sangre continua.

una amante continua.

—“how to be a great writer”

 

charlesbukowski

4.

Creo que necesito un trago.

Casi todos lo necesitan, solo que no lo saben.

Women

 

5.

Me gusta cambiar de licorería con frecuencia porque los empleados aprenden tus hábitos si vas día y noche y compras en gran cantidad. Puedo verlos peguntándose porque todavía no estoy muerto, y eso me hace sentir incómodo. Probablemente no piensen nada de eso, pero un hombre se vuelve paranoico cuando tiene 300 resacas al año.

Women

 

6.

Emborracharse fue bueno. Decidí que siempre me gustaría emborracharme. Aparta lo obvio y tal vez, si lo obvio está suficientemente lejos, no te volverás obvio para ti mismo-

Ham on Rye

 

7.

Cuando bebes el mundo aún está ahí afuera, pero en ese momento no te tiene cogido del cuello.

Factotum

 

8.

en la taza se asienta mi botella

como un enano que espera ganarse mis oraciones

bebo y toso como un idiota en una sinfonía,

luz del sol y aves enloquecidas por todos lados

el repiqueteo del teléfono hace saltar su sonido

contra los pronósticos del mar atormentado;

bebo profundamente e incluso ahora,

bebo por el paraíso

y la muerte

y la mentira del amor.

—“Soirée”

 

9.

“¿Qué? ¿Quieres decir que te atreverás a beber justo después de haber estado en la cárcel por intoxicación?”

“Es cuando más necesitas un trago”

Factotum

 

10.

ahora

prendiendo nuevos cigarros

sirviendo más

tragos

 

ha sido una hermosa

pelea

 

todavía

es

—“cornered”

 

También recomendamos:

Charles Bukowski te dice cómo utilizar tu depresión de manera creativa

Charles Bukowski: El rebelde de los fracasados

¿Quieres ser escritor? Charles Bukowski desafía tus pretensiones literarias

TOP: 10 adicciones de 10 famosos escritores

 

[BuzzFeed]