*

X

Gobierno de Uruguay legaliza la producción, comercialización y consumo de marihuana

Por: pijamasurf - 08/01/2013

Uruguay se convierte en el primer país en el mundo donde la producción, comercialización y consumo de marihuana serán actividades legales, con una legislación vanguardista que toma en cuenta el autocultivo y la producción de cannabis con fines de investigación científica y uso medicinal.

uruguay_marihuanaCon una votación de 50 a favor y 46 en contra, la noche de este miércoles 31 de julio la Cámara de Diputados de Uruguay aprobó un proyecto de ley impulsado por el presidente José Mujica que legaliza la producción, comercialización y consumo de marihuana en el país.

La sesión legislativa duró casi 14 horas, pues además de la polémica propia del asunto, el bloque de diputados afín al gobierno de Mujica, agrupados en el Frente Amplio, solo contaba con 49 votos asegurados de los 50 que necesitaba para la aprobación de la ley. Al final, en medio de críticas, el diputado de Liga Federal Darío Pérez otorgó el voto decisivo.

La nueva ley prescribe la creación del Instituto de Regulación y Control de Cannabis (IRCC), el cual, en términos generales, regulará las actividades en torno a la marihuana, desde el otorgamiento de licencias de plantación hasta las sanciones a quienes violen la norma, además de la elaboración de un registro de consumidores cuya identidad se mantendrá en reserva. Cabe resaltar que el Estado se limitará a regular dichas actividades, pues no tiene permitido producir o comercializar la planta (una modificación radical al proyecto original de Mujica, que otorgaba al gobierno el monopolio de ambas operaciones).

En cuanto al consumo, será legal para una persona comprar hasta 40 gramos mensuales en las farmacias autorizadas, previa inscripción en el padrón del IRCC. Asimismo, el autocultivo también será legal, con un máximo de hasta 6 plantas de cannabis por hogar o una producción colectiva de la droga en clubes de membresía de entre 15 y 45 socios. Sin embargo, como sucede ya con el tabaco, la marihuana no podrá fumarse en espacios públicos cerrados y tampoco conducir cualquier tipo de vehículos bajo el efecto de la droga, ni se publicitará la sustancia.

Por último, también se autoriza la producción de cannabis con fines de investigación científica y uso medicinal, así como la del cannabis no psicoactivo conocido como cáñamo industrial.

La iniciativa pasará ahora a la Cámara de Senadores, en donde cuenta con un apoyo mucho más definido, por lo cual su aprobación se considera un hecho.

Con información de Aristegui Noticias

Estudio analiza a niños expuestos al crack durante 24 años: la pobreza es peor que las drogas

Por: pijamasurf - 08/01/2013

Uno de los estudios más grandes de su tipo mostró que los factores sociales como la pobreza o la violencia son más determinantes en el desarrollo infantil que la exposición a drogas en la etapa prenatal o gestacional.

crack

En 1989, un equipo de médicos bajo la dirección de la pediatra Hallam Hurt comenzó uno de los estudios de más larga duración sobre el efecto en el desarrollo infantil de los individuos cuyas madres consumieron cocaína en crack durante el embarazo. El estudio se llevó a cabo en el Albert Einstein Medical Center en la ciudad de Philadelphia, EU, una de las ciudades con más incidencia en el uso de esta sustancia.

224 niños y niñas nacidos entre 1989 y 1992 conformaron el estudio: la mitad de ellos tuvieron madres que consumían crack durante el embarazo, mientras la otra mitad, cuyas madres no lo consumieron, constituyó el grupo de control. $8 millones de dólares y 24 años después, los resultados impactaron a los especialistas.

La pobreza es más peligrosa para el desarrollo que las drogas

Al presentar los resultados del estudio, la doctora Hurt resumió los temores que se tenían a finales de los 80 de que el creciente aumento en el número de usuarios de crack tuviera una incidencia generacional negativa en el desarrollo de los niños. Los temores y los rumores afirmaban que estos niños tendrían un IQ menor al promedio, o simplemente los condenaban a un futuro de privación e inferioridad social.

Pero el equipo de Hurt no encontró diferencias significativas entre el grupo de niños proveniente de madres adictas al crack y el grupo de control. El IQ promedio a los 4 años de edad fue de 79 para el primer grupo y 81.9 para el segundo --ambas, cifras inferiores al promedio etario correspondiente a EU, que es de entre 90 y 109. Ambos grupos también tuvieron un desempeño inferior al promedio nacional al ser evaluados durante sus años de educación básica en áreas como matemáticas y lectura.

Lejos de afirmar que el crack no tuvo incidencia en el desarrollo del grupo estudiado, Hurt encontró algo mucho peor: aunque ambos grupos de niños se desarrollaron similarmente cuando se les compara entre sí, ambos presentan un desempeño inferior al promedio de niños con otras condiciones sociales. El crack no era, pues, el enemigo, sino la pobreza.

Factores ambientales

La doctora Hurt y su equipo hallaron que 81% de los 224 participantes en el estudio habían sido arrestados en algún momento de sus vidas; 74% había escuchado disparos de arma de fuego; 35% vio cómo le disparaban a alguien, y a los 7 años 19% de ellos había visto un cadáver en la calle. Los niños expuestos a la violencia mostraron con mayor frecuencia signos de depresión, ansiedad y baja autoestima.

El estudio no halló diferencias en el desarrollo neuronal de ambos grupos de niños, y aunque los que estuvieron expuestos al crack antes de nacer presentan diferencias en un área ligada a la atención, la diferencia no es clínicamente significativa. Así, Hurt concluyó que aunque el crack puede ser peligroso para el nonato y su madre, la pobreza y las precarias condiciones de vida son elementos mucho más determinantes en el desarrollo de las personas.

Al término del estudio, el equipo solamente contaba con la participación de 110 de los 224 niños originales. De estos 110, dos murieron en tiroteos, tres están en prisión, seis se graduaron de la universidad y seis más se graduarán próximamente. Han nacido 60 niños de ese grupo de 110. La conclusión de Hurt, pues, es clara: "la pobreza es una influencia mucho más poderosa en el desarrollo de un niño de la ciudad que la exposición gestacional a la cocaína."

[Philly]