*

X

El sistema solar (su historia y su final) en una hermosa animación (VIDEO)

Por: pijamasurf - 08/23/2013

En el gran esquema de las cosas, la humanidad, la Tierra y el sistema solar en suma ocupan apenas una porción infinitesimal.

Los seres humanos olvidamos con frecuencia el mínimo lugar que ocupamos en conjunto en el gran (GRAN) esquema de las cosas. 

Para darnos un poco de perspectiva respecto a nuestro lugar en el cosmos, el diseñador Philipp Dettmer y sus amigos han hecho un divertido video que funciona como un guía de turistas al interior del sistema solar.

Sabemos, por ejemplo, que el sol es una estrella super masiva, pero no imaginamos lo grande que es hasta que vemos que el astro rey conforma el 99.86% de la masa de todo el sistema solar. Aunque para nosotros la Tierra sea nuestro hogar (y un lugar considerablemente grande y vasto, considerando nuestro tamaño), apenas ocupa espacio en el porcentaje de masa total de nuestro sistema.

El sol dejará de brillar en unos cuantos millones de años más --suficientes, siendo optimistas, para que la civilización humana se embarque en la colonización de otros planetas habitables en el universo o para que afronte su propia desaparición. Sea como sea, datos como estos nos ayudan a ver nuestro lugar en la economía del cosmos desde una perspectiva diferente --relativa, si les parece, al gran esquemas de las cosas. 

[PopSci]

Te podría interesar:
Algunas encuestas revelan que los mexicanos sí conocemos la ética, por lo que nuestro problema de cultura cívica, más que de un asunto educativo, se trata de un poco interés por "ser derechos"

pensando

Muchos de nosotros conocemos denuncias periodísticas sobre, por ejemplo, corrupción de políticos, pero estos siguen libres. Hemos leído columnas de analistas que revelan fenómenos que amenazan a la sociedad, pero estos no solo no se frenan, sino que en muchos casos se acentúan. Conocemos la complicidad de las autoridades con grupos criminales, sin embargo, nada pasa.

Las tradicionales manifestaciones políticas como las protestas, han dejado igualmente un generalizado desencanto: ahí están las marchas mundiales de los indignados, que no lograron revertir los rescates bancarios, o frenar los recortes a los beneficios sociales. Y entonces nos preguntamos, ¿De qué sirve votar? ¿Participar? ¿Derrocar gobiernos? Si la política en sí misma es cuna de lobos y siempre lo será ¿De qué sirve informarnos si parece imposible incidir tangiblemente, y terminamos deprimidos?

Más allá de una cultura política, es necesaria una cultura cívica. Pensar en el beneficio propio, pero también en el común. Esta última tendría qué inculcarse en la educación, tanto escolar como familiar, pero algo ocurre en la realidad, por lo menos en la de mi país, México, que está dominada por un egoísmo que es, por momentos, impenetrable —vemos por nosotros mismos, tal vez por nuestras familias, pero no más.

Con sus excepciones, me atrevo a afirmar que la mayoría en algún momento, hemos tirado basura en las calles, hemos dejado de respetar las reglas viales, observado y callado conductas reprobables en el transporte público, etc. La gandallés (el “yo primero”), se expresa en todas las manifestaciones sociales, desde la calle y el sistema de justicia, hasta el sector político y el empresarial. Pero a fin de cuentas la realidad que vivimos es un espejo, de nosotros mismos, en distintos niveles.

Comentarios en notas políticas de este medio, afirman que el ser humanos es naturalmente egoísta, y que eso no cambiará. ¿Pero realmente es así?

A continuación presentamos algunos datos de una encuesta realizada por El Colegio de México, sobre la pobre cultura política en México, que revela el desencanto de los jóvenes mexicanos ante el tema. En lo personal estoy convencida de que el más alto valor, no radica en qué tanto participas o conoces de la política, sino que tan recto eres como persona.

 Los jóvenes y los medios

Lo que consumen los jóvenes en la televisión

Telenovelas 33.9%
Noticieros 23%
Deportivos 16%
Análisis político 0.40%

Lo que más consumen los jóvenes en el periodismo escrito

Deportes 31.90%
Nota roja policiaca 25.60%
Política 7.6%

Has participado en…

Alguna agrupación estudiantil / No 90.10%
Agrupación artística, deportiva o cultural / No 80.40%
Agrupación u organización Religiosa / No 90.70%
Agrupación Condominal, vecinal y de barrio / No 96.10%
En alguna Huelga / No. 94.30%
Protesta / No 93.80%

Sobre el sistema

Partido con el que se identifica más

PRI 28. 90%
PAN 17.10%
PRD 18.30%

“El 96.90% nunca ha pedido información al gobierno sobre el gasto en su municipio”

Es evidente que los jóvenes mexicanos no consumimos, ni procesamos, información política, no participamos ni creemos en ella. ¿Pero en qué creemos? ¿Valoramos el civismo? Aquí un estudio realizado por el CIDAC, sobre nuestros valores.

¿Un soborno para un trámite de gobierno merece castigo? / 79% Sí

A las autoridades se les debe exigir cuentas / 83% Sí

Las leyes del país protegen a los poderosos / 71% de acuerdo

Es incorrecto:
Quedarse callado si le dan más cambio / Sí 80%
Meterse en la fila / Sí: 78%
No pagar el transporte si se puede / Sí 78%
Inventar una excusa para no quedar mal / Sí 66%

 No, los mexicanos no somos éticamente ignorantes, pues sabemos qué es lo correcto. Lamentablemente parece que en cualquier esfera y a cualquier nivel, priorizamos el beneficio propio, por sobre valores éticos y principios cívicos. Se trata pues de apropiarnos de nuestra conciencia, escucharla, y darle vida, para vivir mejor colectivamente. La cultura política solo tiene sentido cuando se acompaña de la práctica: de la responsabilidad ciudadana y el respeto a los otros.

Twitter de la autora: @anapauladelatd