*

X

Vibración fantasma, ¿por qué sentimos que nuestro teléfono vibra cuando no lo hace?

Por: pijamasurf - 07/05/2013

La mayoría de nosotros experimentamos falsas alarmas con los teléfonos, y estamos constantemente checando si sí vibró o no. Esto se debe a que nuestro cerebro trabaja correctamente.

buzzmadrigal615Sentir vibraciones fantasma es una experiencia común. El 80% de nosotros hemos imaginado que nuestro teléfono vibra en nuestro bolsillo, o incluso que suena. Este fenómeno es parte de las alucinaciones prevalentes de la era de la comunicación.

De acuerdo Tom Stafford, psicólogo e investigador de la Universidad de Sheffield en el Reino Unido, las vibraciones fantasma ilustran un principio fundamental de la psicología llamado “teoría de detección de señales”. Somos el ejemplo de un sistema perceptivo, idéntico al de una alarma de incendios o una puerta automática, que debe decidir constantemente si el teléfono vibra o no.

“Cuando el teléfono está en tu bolsillo hay dos posibilidades: que esté vibrando o que no esté vibrando”, apuntó Stafford para la BBC. “Obviamente quieres empatar estos estados de manera correcta. Las verdaderas vibraciones deben ir con “está sonando” y las no-vibraciones deben ir con “no está sonando”.

Sin embargo, al igual de las alarmas de incendio, nuestro juicio perceptivo es tan sensible que está diseñado para errar ocasionalmente. Es por eso que a veces se detona una alarma de fuego y no hay fuego: no es que esté mal diseñadas, sino que es tan sensible al humo y al calor que prefiere prevenir que lamentar.

Así que (al menos que alucines que suena tu teléfono porque realmente deseas que suene tu teléfono), sentir una vibración fantasma no es una alucinación patológica; refleja simplemente el diseño casi-perfecto que tenemos los humanos para percibir. 

[BBC]

 

Entre secuestros, amenazas y asesinatos contra candidatos ¿México votará el próximo domingo?

Por: Ana Paula de la Torre - 07/05/2013

El próximo domingo se elegirán en México mil 373 alcaldes, 441 diputados locales y 1 gobernador, en este contexto, por lo menos 20 candidatos han sido agredidos.

muertos-saldo-violencia-candidata-mexico_1_1750472

Las campañas electorales para las próximas elecciones intermedias en México, han estado marcadas por la violencia. Este domingo más de treinta millones de personas podrían salir a votar, y aunque el escenario resulta amenazante, los políticos pronostican, como siempre, una jornada participativa.

Entre los múltiples ejemplos de violencia ‘electoral’, que han marcado las recientes campañas, se incluyen el asesinato de José Ricardo Reyes Zamudio, candidato del Movimiento Ciudadano a alcalde de San Dimas, Durango; el secuestro exprés de Carlos Alberto Valenzuela, aspirante panista a la presidencia municipal de Boca del Río, Veracruz. La ex candidata presidencial del Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, recibió amenazas durante su visita a Coahuila. En Hidalgo, un grupo de 30 miembros armados con palos y tubos, golpeó a alrededor de 200 integrantes de Nueva Alianza y PAN, durante una denuncia de propaganda negra. La casa de Manolo Ramírez, coordinador de la campaña del candidato a presidente municipal de Movimiento Ciudadano (MC), en Oaxaca, y el domicilio de la candidata a la diputación local por el X Distrito Local, Natividad Díaz Jiménez, fueron baleadas. En el mismo estado, se atacó a balazos a la candidata a diputada local, Rosalía Palma, donde murieron su esposo y su sobrina.

Además, este viernes maestros de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), iniciaron un boicot contra las elecciones locales de Oaxaca, instalando "plantones" frente a los 25 distritos electorales. Otro factor de tensión, es que la gubernatura en disputa de Baja California –el primer estado que logró ganar el PAN en 1989–, hoy, después de 24 años, por primera vez, parece que el PRI podría recuperarlo. Lo anterior a pesar de que se revelara que su candidato, Fernando Castro Trenti, posee múltiples propiedades en San Diego, California, y en el DF.

Finalizadas las campañas, el PAN sumó por lo menos 31 denuncias penales presentadas por presuntos delitos electorales. Y aunque la violencia viene creciendo desde 2006, la polarización en esta jornada está permeada por una narcoviolencia creciente, y una polarización al interior de los partidos. Según Édgar Cortez, investigador del Instituto Mexicano de Democracia y Derechos Humanos (IMDHD), en los últimos 7 años, 80 candidatos han sido amenazados, secuestrados o asesinados –pero lo más alarmante es que el 25% de estos, han ocurrido en estos meses.

El número de personas que decidan votar este domingo, reflejará la disposición de la ciudadanía para participar en jornadas electorales amenazadas, ya no solo por una apatía generalizada, también por un sentido básico de supervivencia.

Twitter del autor: @anapauladelatd