*

X

Top 10: Drogas más adictivas y por qué dejarlas es tan difícil

Por: pijamasurf - 04/25/2013

La adicción a una sustancia depende de muchos factores: predisposición genética, historia social, relaciones con amigos, disponibilidad de dinero... Pero la estructura química de ciertas drogas es sin duda más adictiva que otras. La heroína y el cristal, por ejemplo, se comportan como neurotransmisores, enseñándole a tu cerebro que las necesita como si fueran una sustancia que el cuerpo mismo produce.

Un equipo de investigación dirigido por David Nutt ha realizado una tabla de las drogas más dañinas basados en sus propiedades adictivas --Nutt, de hecho, fue despedido como uno de los consultores más socorridos en el Reino Unido sobre drogas por declarar que el alcohol y el tabaco son más nocivos que la cannabis (la cual no está listada) y el éxtasis. Científicos holandeses replicaron el estudio de Nutt y desarrollaron un índice de dependencia en una escala de cero a 3: cero, nada adictivo; 3, totalmente adictivo. 

El índice de dependencia se indica al lado del nombre de cada droga.

Afecta los receptores de opioides en todo el cuerpo y se comporta como la endorfina, reduciendo el dolor y provocando placer. Las áreas del cerebro encargadas de producir sensación de recompensa se llenan con receptores de opioides, así que con cada inyección el cerebro aprende que debes seguir inyectándote. La resaca es terrible y dejarla es casi imposible. Se estima que 23% de las personas que alguna vez la han usado se volvieron adictos permanentes; 281 mil personas recibían tratamiento contra la adicción en EU en 2003.

 

1. Heroína: 2.89
Afecta los receptores de opioides en todo el cuerpo y se comporta como la endorfina, reduciendo el dolor y provocando placer. Las áreas del cerebro encargadas de producir sensación de recompensa se llenan con receptores de opioides, así que con cada inyección el cerebro aprende que debes seguir inyectándote. La resaca es terrible y dejarla es casi imposible. Se estima que 23% de las personas que alguna vez la han usado se volvieron adictos permanentes; 281 mil personas recibían tratamiento contra la adicción en EU en 2003.

 

A diferencia de la cocaína inhalada, fumarla produce un rush más elevado aunque dura menos tiempo (10 minutos, comparado con los 15-30 minutos del pico de la cocaína en polvo). Esta intensidad además del método de ingestión son las razones por las que el crack es más adictivo. En 2010 se estimaba que habían 500 mil adictos al crack en EU.

 

2. Cocaína en crack: 2.82
A diferencia de la cocaína inhalada, fumarla produce un rush más elevado aunque dura menos tiempo (10 minutos, comparado con los 15-30 minutos del pico de la cocaína en polvo). Esta intensidad además del método de ingestión son las razones por las que el crack es más adictivo. En 2010 se estimaba que habían 500 mil adictos al crack en EU.

 

Aunque no provoca la euforia del crack o la heroína, la nicotina se comporta de manera similar a nivel biológico: imita a un neurotransmisor. Fumar regularmente reduce la sensibilidad de los receptores de nicotina, por lo que el fumador necesita seguir fumando para mantener la actividad "normal" del cerebro. Existen 50 millones de adictos a la nicotina en EU y una de cada 5 muertes en ese país se asocian a fumar tabaco.

3. Nicotina: 2.82
Aunque no provoca la euforia del crack o la heroína, la nicotina se comporta de manera similar a nivel biológico: imita a un neurotransmisor. Fumar regularmente reduce la sensibilidad de los receptores de nicotina, por lo que el fumador necesita seguir fumando para mantener la actividad "normal" del cerebro. Existen 50 millones de adictos a la nicotina en EU y una de cada 5 muertes en ese país se asocian a fumar tabaco.

 

La tolerancia a la metadona es un buen síntoma cuando el paciente se encuentra en tratamiento de rehabilitación de heroína. Se utiliza en clínicas para mantener al margen los terribles síntomas de la abstinencia de la heroína. El problema es que la tolerancia a la metadona es signo de adicción a la metadona.

4. Metadona: 2.68
La tolerancia a la metadona es un buen síntoma cuando el paciente se encuentra en tratamiento de rehabilitación de heroína. Se utiliza en clínicas para mantener al margen los terribles síntomas de la abstinencia de la heroína. El problema es que la tolerancia a la metadona es signo de adicción a la metadona.

 

El cristal de metanfetamina imita a la dopamina (el neurotransmisor de la recompensa) así como a la norepinefrina, el "químico de la alerta", provocando que las neuronas produzcan más de ambos. Esto le enseña a tu cerebro a desearlos más. El problema es que la droga daña directamente la producción de ambas sustancias en el cerebro, lo que a la larga reduce su producción, por lo que el adicto necesita cada vez más dosis para tener una sensación cada vez menos satisfactoria.

5. Crystal meth: 2.24
El cristal de metanfetamina imita a la dopamina (el neurotransmisor de la recompensa) así como a la norepinefrina, el "químico de la alerta", provocando que las neuronas produzcan más de ambos. Esto le enseña a tu cerebro a desearlos más. El problema es que la droga daña directamente la producción de ambas sustancias en el cerebro, lo que a la larga reduce su producción, por lo que el adicto necesita cada vez más dosis para tener una sensación cada vez menos satisfactoria.

 

Prohibido en diferentes momentos de la historia moderna, su mecanismo es simple. Para un alcohólico, el síndrome de abstinencia del alcohol puede provocar la muerte y sus efectos en el sistema de recompensa del cerebro pueden crear terribles síndromes de abstinencia. A pesar de esto, 17.9 millones de personas en EU (7% de la población) están clasificados como adictos al alcohol debido a sus propiedades desinhibidoras.

6. Alcohol: 2.13
Prohibido en diferentes momentos de la historia moderna, su mecanismo es simple. Para un alcohólico, el síndrome de abstinencia del alcohol puede provocar la muerte y sus efectos en el sistema de recompensa del cerebro pueden crear terribles síndromes de abstinencia. A pesar de esto, 17.9 millones de personas en EU (7% de la población) están clasificados como adictos al alcohol debido a sus propiedades desinhibidoras.

 

La cocaína impide la reabsorción de dopamina en la zona de recompensa del cerebro. Luego del uso continuado, el cerebro reduce el número de receptores de dopamina, pues supone que ha tenido suficiente. Debido a que hay menos receptores, la dosis va en aumento. La cocaína no destruye las neuronas de dopamina (como la metanfetamina), pero el método de ingestión, la cortedad del pico (máximos efectos en menos de una hora) y la rápida tolerancia que se desarrolla la vuelven sumamente adictiva.

7. Cocaína: 2.13
La cocaína impide la reabsorción de dopamina en la zona de recompensa del cerebro. Luego del uso continuado, el cerebro reduce el número de receptores de dopamina, pues supone que ha tenido suficiente. Debido a que hay menos receptores, la dosis va en aumento. La cocaína no destruye las neuronas de dopamina (como la metanfetamina), pero el método de ingestión, la cortedad del pico (máximos efectos en menos de una hora) y la rápida tolerancia que se desarrolla la vuelven sumamente adictiva.

 

Medicamentos de prescripción como el Adderall, Dexerine y Desoxyn no son tan adictivos como el meth, pero trabajan en el mismo circuito de recompensa neuronal: la tolerancia se adquiere rápidamente, así como el deseo de aumental la dosis. Dejarla implica un periodo de seria depresión y ansiedad, así como fatiga extrema.

8. Anfetaminas: 1.95
Medicamentos de prescripción como el Adderall, Dexerine y Desoxyn no son tan adictivos como el meth, pero trabajan en el mismo circuito de recompensa neuronal: la tolerancia se adquiere rápidamente, así como el deseo de aumenta la dosis. Dejarla implica un periodo de seria depresión y ansiedad, así como fatiga extrema.

 

Todas las benzodiacepinas bloquean a la larga el sueño profundo, lo que en dos palabras, impide soñar. Los médicos lo utilizan como medicamento contra la ansiedad en diversas presentaciones: Valium, Xanax, Klonopin, etc. Todas mejorar la efectividad de un químico llamado GABA, lo que reduce la excitabilidad de otras neuronas y reduce la ansiedad. Debido al desarrollo de la tolerancia, dejarlo de golpe produce irritabilidad, ansiedad y ataques de pánico, lo que hace que por temer estos efectos (que eran los que querían evitarse en primer lugar) el adicto vuelva a consumirlas.

9. Benzodiacepinas: 1.89
Todas las benzodiacepinas bloquean a la larga el sueño profundo, lo que en dos palabras, impide soñar. Los médicos lo utilizan como medicamento contra la ansiedad en diversas presentaciones: Valium, Xanax, Klonopin, etc. Todas mejorar la efectividad de un químico llamado GABA, lo que reduce la excitabilidad de otras neuronas y reduce la ansiedad. Debido al desarrollo de la tolerancia, dejarlo de golpe produce irritabilidad, ansiedad y ataques de pánico, lo que hace que por temer estos efectos (que eran los que querían evitarse en primer lugar) el adicto vuelva a consumirlas.

 

Depresor y droga de fiesta, el GHB es esa droga que temes que alguien ponga en tu vaso. Cuando se mezcla con alcohol, necesitas más GHB paulatinamente para producir los mismos efectos, además de que el síndrome de abstinencia provoca insomnio, ansiedad, mareo y vómito.

10. GHB: 1.71
Depresor y droga de fiesta, el GHB es esa droga que temes que alguien ponga en tu vaso. Cuando se mezcla con alcohol, necesitas más GHB paulatinamente para producir los mismos efectos, además de que el síndrome de abstinencia provoca insomnio, ansiedad, mareo y vómito.

 

 

[Alter Net]

Prótesis ópticas, lentes inteligentes y el futuro (no tan lejano) de los sistemas de vigilancia

Por: pijamasurf - 04/25/2013

Toda tecnología implica un cambio en la sociedad que la produce. ¿Cómo será una sociedad donde cada usuario vigile los movimientos de los demás con un dispositivo que será tan común como los smartphones actuales?


eyecam3

Todos han oído de la futura computadora "portable" (en el sentido de wearable), Google Eye, una especie de lente con tecnología de realidad aumentada que llevará los smartphones a un nuevo grado de acoplamiento ergonómico con el cuerpo. Pero desde 1978 había alguien más que trabajaba en tecnología de este tipo, y que mientras todos estaban ocupados "procesando texto" con la primera Macintosh, él estaba tratando de llevar la computadora en su propio cuerpo, como un ciborg. Se trata del inventor Steve Mann, quien recientemente hizo algunas predicciones sobre las implicaciones de utilizar prótesis ópticas con realidad aumentada en el curso del mundo actual.

Al igual que tenemos teléfonos "inteligentes", casas, ciudades e incluso autos "inteligentes", Mann cree que este tipo de tecnología podría representar un salto de evolución social como pocas veces hemos visto en la historia: el humano visto como hardware o como base para la mediación tecnológica de la realidad (¿hasta qué punto vivimos ya en ese mundo?)

En principio, Mann considera la tecnología óptica como una amenaza para el sistema de vigilancia actual. En una ocasión Mann fue agredido físicamente por el personal de un Mc'Donalds, debido a que llevaba consigo un prototipo del Digital Eye Glass, la cual, pensaba la gente del restaurante, podía servir para tomar fotografías del menú. Esto, dice Mann, será sólo una vuelta de tuerca en el Estado de vigilancia virtual en el cual vivimos.

eyecam2

Más que orientarnos con Google Maps o Street View sin tener que sacar un smartphone, lo que la tecnología óptica implica es un nuevo paradigma para pensar la privacidad. Todas las tiendas y supermercados cuentan con sistemas de circuito cerrado de vigilancia; entrar en un banco a realizar un movimiento en caja implica atravesar un perimetro de observación. Las grandes avenidas están siendo monitoreadas 24 horas por las autoridades en busca de conductores imprudentes o accidentes de tránsito, y las cámaras en las calles han superado por mucho las fantasías distópicas de 1984 de Orwell. Tenemos imágenes a nivel de piso así como satelitales de virtualmente cualquier ciudad de la Tierra, y en los próximos años se espera que miles de drones (vehículos de vigilancia no tripulados) pasen sobre nuestras cabezas, registrando, si no todos nuestros movimientos, al menos con la posibilidad de hacerlo.

Si las agencias de seguridad y los gobiernos tienen acceso a lo que es visible en la superficie de la Tierra, ¿por qué la gente no podría? Es lo que pasó con el Internet a fin de cuentas: una red privada del gobierno de EU se vuelve un espacio público virtual. Con la democratización de la tecnología que hemos vivido desde el siglo pasado, la tecnología óptica no debería ser una excepción.

Mann predice que cuando las prótesis ópticas sean tan comunes como los anteojos, la gente comenzará a considerar su entorno en términos de vigilancia, así como a cuestionar la cantidad de cámaras de seguridad que están observando silenciosamente todos nuestros movimientos. Decirle a alguien que no recuerde algo (la escena de un crimen, por ejemplo), según Mann, será el equivalente a la actual destrucción de evidencias.

Los carteles de "no fotografiar" en museos, bancos y oficinas de gobierno será irrelevante, a menos que el establishment adopte nuevas medidas coercitivas expresadas en regulaciones simples, como prohibir el uso de tales aparatos. Sin embargo, ¿qué pasaría si la nanotecnología permitiera una computadora que pudiera colocarse directamente en la retina, como los actuales lentes de contacto? ¿Cómo podrían identificar a los usuarios si no hay un "hardware", sino que el hardware está completamente integrado al cuerpo?

Big Brother efectivamente te estará observando: ¿qué pasaría si el gobierno tuviera acceso incluso a tus sitios más íntimos gracias a tus propios ojos? El videojuego WATCH_DOGS retrata un mundo distópico no demasiado lejano donde un programa central del gobierno puede utilizar la información cruzada de nuestros dispositivos electrónicos para mapear lugares y trayectos, para identificar personas, para espiar y sobre todo para "vigilar" en aras de nuestra propia seguridad. Los héroes del juego son hackers que entran en esta red para anticiparse a una mafia o algo así. Sea cual sea el desarrollo de la historia, WATCH_DOGS muestra cómo sería un mundo donde el hecho de poseer un dispositivo portátil te pusiera en el mapa de los sistemas de vigilancia (y nos deja preguntándonos hasta qué punto esta es una realidad ya en nuestros días.)

[Techland]