*

X

Cocaína: factor causante de la crisis bancaria

Por: pijamasurf - 04/22/2013

Decisiones desmesuradas tomadas por banqueros en Estados Unidos pudieron haber sido impulsadas por el consumo excesivo de cocaína.

cocaine

El consumo de cocaína en altas esferas financieras estadounidenses no es sólo un rumor. La oficina de Bernie Madoff —quien fue uno de los personajes más influyentes en el sector bursátil y también autor del fraude financiero más grande en la historia de Estados Unidos—  era conocida como “El Polo Norte”. Jimmy Cane, antiguo CEO de Bear Stearns, escondió cocaína en una botella de antiácido que se encontraba en su oficina --y como estas muchas otras historias en el corazón, en perenne taquicardia, de Wall Street.  

De ahí que personas como Geraint Anderson, columnista y analista financiero, y como David Nutt, especialista en drogas, sumen como factor causante de la crisis financiera de 2009 al desenfrenado consumo de cocaína entre los banqueros. Recientemente David Nutt dijo al Sunday Times, que el uso de la cocaína en los banqueros junto con su “cultura de la emoción, del impulso y del más y más y más...nos metió en este terrible desastre”.

La cocaína causa efectos de codicia insaciable y la tendencia a hablar con mucha confianza de asuntos que se desconocen. También se ha puesto sobre la mesa que los hombres de negocios son más propensos a vender absurdamente armas de destrucción masiva financieras después de tomar un propulsor de confianza como la cocaína.

Dr. Chris Luke, especialista del Cork University Hospital, en Irlanda, quien estudió los efectos de la cocaína en los banqueros, afirmó que “figuras prominentes de los círculos políticos y financieros toman decisiones irracionales como resultado de la megalomanía que provoca el uso de cocaína.” Concluye que “la gente estaba tomando decisiones absurdas y pensando que estaban 110% bien, lo que desembocó en el caos”.

Adjudicar por completo la crisis financiera al consumo de una droga sería una posición en extremo simplista,  pero tal vez no sea tan disparado considerarlo como factor influyente.

[The Guardian]

 

Hipsters en Coachella dicen haber escuchado bandas que no existen (VIDEO)

Por: pijamasurf - 04/22/2013

Hipsters en Coachella dicen haber escuchado bandas inventadas por la producción de un programa de comedia: estupidez al límite de lo creíble o entretenimiento simulado, de cualquier forma material hilarante.

El talk-show de comedia de Jimmy Kimmel decidió ver hasta que punto el hipsterismo puede trastornar la realidad haciendo de ella una divertida comedia de apariencia, explotando el hecho de que si hay algo que caracteriza a los hipsters es querer o creer haber escuchado bandas que nadie más ha escuchado. Bandas tan oscuras e inéditas que ni siquiera existen. 

Algunas de estas bandas que los asistentes de Coachella querían oír en vivo, porque ya las habían oído antes: Slow Mo and the GI Clinic "estoy muy emocionada de escucharlos en vivo, son super auténticos". Obesity Epidemic,"me encanta su estilo son super innovadores y nuevos". Get the Fuck Out of My Pool o Los Chelsea Clintons, estas dos seguramente bandas de teen punk, spin offs de April Lavigne y Blink 182. Esta orgía de expresividad y y riqueza verbal evidentemente hace pensar que el segmento fue escenificado y simulado --pero por otra parte habría que leer un poco de Morris Berman, crítico de la "decadencia del imperio", que sostiene que "los estadounidenses poseen un nuevo tipo de estupidez" (aunque paradójicamente generalizar sea un signo de estupidez) y tal vez se antoje posible que las respuestas sean verdaderamente falsas --que el cliché se cumpla y los hipsters realmente sean incapaces de aceptar que no han escuchado una banda, por más extraña y ridícula que suene, y poner en peligro su "coolness"... A tdoo esto, dentro del cóctel de verosimilitud, se suma al hecho de que las mismas bandas, buscando nombres innovadores, suelen rotular sus proyectos con nombres estrambóticos.

Así las cosas  con este video  que, más allá de la edición de la realidad constituye una especie de estado de las cosas dentro del panorama cultural del momento, un mundo en el que la hiperrealidad ha logrado borrar la frontera entre lo mediático y lo mental, entre los personajes del reality TV y la realidad.