*

X

Audífonos leen tus ondas cerebrales para seleccionar la canción perfecta según tu estado de ánimo

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/01/2013

La compañia de neurofashion japonesa Neurowear desarrolla uan interesante aplicación que puede leer tu estado de ánimo para recomendarte canciones.

Neurowear-headphones-550x309

La tecnología capaz de leer las ondas cerebrales para todo tipo de aplicaciones --desde controlar un vehículo con la mente hasta posiblemente leer el pensamiento y grabar los sueños-- es sin duda la siguiente revolución del tecné. Una de las compañías más interesantes en esta nueva industria, es la japonesa Neurowear, especializada en neuromoda, desarrolladora de todo tipo de divertidas aplicaciones para lectores de ondas cerebrales portátiles. Esta compañía ha sostenido concursos en los que un DJ se mantiene mezclando sólo si logra mantener la atención de la audiencia --medida directamente con bandas electroencefálicas-- o también una cola y unas orejas de gato que se mueven según el estado de ánimo del usuario.

La nueva tecnología que propone Neurowear, el "Mico mind-reading system", va más allá de estas meramente anécdoticas, aunque coquetas, aplicaciones.  Este sistema consiste de unos audífonos --por el momento poco ligeros-- y  una app de iPhone. Los audífonos analizan las frecuencias cerebrales de una persona para detectar su estado de ánimo y seleccionan una canción acorde a ese estado de una base de datos de canciones que han sido ya "neuro-etiquetadas". Si tu mood cambia lo único necesario es mover la cabeza para que se haga un nuevo query y seleccione otra canción. Como era de esperarse con los japoneses, los audífonos vienen con unos LEDs que también despliegan tu estado de ánimo con una serie de íconos, una cruz cuando estas estresado o un signo de "zzz" cuando tienes sueño, etc.

Por el momento sólo existen 100 canciones en la app, pero Neurowear está buscando hacer una alianza con algún sitio como Spotify para empezar a clasificar la música por estados de ánimo y ofrecer una selección más grande.  De crearse una base de datos relativamente precisa, conforme a niveles de ondas alfa, gamma, beta y theta (delta sería un poco inútil) los usuarios podrían encontrar música nueva especialmente indicada para sus estados de ánimo, de esta forma generando un profundo vínculo emocional con las canciones y permitiendo un efecto psiconáutico de "entrainment" o sincronización de ondas cerebrales.  Neurowear promete que Mico es "inspiración musical desde tu subconsciente".

Matemático asegura que un milagro se puede experimentar cada 35 días; ¿tú ya tuviste el tuyo?

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/01/2013

Definiendo el milagro como un evento que tiene 1 probabilidad en 1 millón de suceder, el matemático inglés John Edensor Littlewood publicó a mediados de los 80 una hipótesis según la cual un hecho milagroso debía ocurrir poco más de 1 vez al mes.

milagro

El milagro es, por definición, improbable, pero no imposible (o al menos esa es la esperanza). Tomando esta idea, hubo un matemático a mediados de los 80 que, como si emulara a Gödel o antes a Leibniz en su propósito de demostrar lo intangible por medios tangibles, realizó un cálculo para determinar la probabilidad de ocurrencia de un suceso milagroso, concluyendo que poco más de una vez por mes toda persona debería experimentar por lo menos uno.

El autor de este resultado fue John Edensor Littlewood, matemático británico en 1986 dio a la imprenta el libro A Mathematician's Miscellany, una suerte de divertimento a caballo entre la ciencia y la metafísica, la especulación y la curiosidad y el rigor y en el cual, entre otras inquietudes, daba cabida a esta de la posibilidad del milagro.

Littlewood definió el milagro como un evento que tiene 1 oportunidad en 1 millón de suceder. Asimismo, imaginó personas que estuvieran atentas y de tiempo completo a la ocurrencia de uno de estos: 8 horas, 7días de la semana a la espera de atestiguar un hecho milagroso. Si, al menos hipotéticamente, cada segundo podría ocurrir un milagro, solo tomaría un millón de segundos (o 35 días de 8 horas) toparse con un evento que sucede en 1/1, 000,000.

Proust dice en algún lugar de la Recherche que la Creación sucede todos los días. Emerson sostiene que “el signo invariable de la sabiduría es ver lo milagroso en lo común”. En alguno de los cuentos del padre Brown Chesterton defiende una idea parecida. “La vida es un milagro”, pregona desde su título una de las películas más celebradas de Emir Kusturica. Así que, a fin de cuentas, es posible que Littlewood tenga razón, aunque no de una manera un poco más metafísica y misteriosa que la que él plantea.

“No es lo místico cómo sea el mundo, sino que sea el mundo”. Wittgenstein.

En Faena Sphere: Bóvedas celestes, las matemáticas de Dios

[io9]