Secuela de un accidente nuclear: Namie, el Pueblo Fantasma de Japón (FOTOS)

Arte / Cultura

Por: pijamasurf - 03/11/2013 A LAS 17:12:40

A principios de marzo del 2011 sucedió en Japón el peor accidente nuclear desde Chernóbil. A causa de un Tsunami,  el sistema de enfriamiento de la Planta Nuclear de Fukushima Daiichi colapsó, y el gobierno Japonés se vio forzado a evacuar a más de 45 mil personas.

Para no olvidar la tragedia de hace dos años, el fotógrafo japonés Toshiya Watanabe regresó a Namie, su pueblo natal para tomar fotografías que reflejen los estragos que el terremoto, el tsunami y el  desastre nuclear tuvieron sobre su hogar.

El fotógrafo no estaba en Namie cuándo sucedió, pero recuerda bien lo que su familia le dijo al respecto y recuerda que su familia junto con otros, pasaron la noche después del terremoto en un gimnasio. La planta nuclear aún no causaba problemas, por lo que al amanecer, las personas empezaron a ayudar a aquellos cuyas casas habían sido afectadas por el Tsunami.

Fue hasta el 12 de Marzo que el gobierno anunció que todas las personas que habitaran a menos de 11 kilómetros de planta debían evacuar sus hogares. No habría tiempo de recoger o empacar absolutamente nada. Debían partir lo antes posible, y así lo hicieron los habitantes de Namie. La primera explosión ocurrió a las 3 de la tarde.

Watanabe explica que decidió regresar y fotografiar todo porque “no sabía si iba a poder regresar otra vez así que decidí fotografiar todo lo posible de mi pueblo natal. La primera vez que me dieron permiso de regresar fue el 21 de Julio. Después me dieron permiso de regresar en noviembre y abril, junio y septiembre del 2012. Acompañaba a mi madre a recoger cosas que ella necesitaba y yo fotografiaba los cambios o falta de ellos en mi pueblo. Nada más.”

El fotógrafo recuerda que la primera vez que regresó fue como llegar a un set de películas de ciencia ficción “No había nadie. Me maree un par de veces. Si cerraba los ojos podía solo se escuchaba el viento y los pájaros, era como estar en medio de un bosque.” A pesar de los niveles de radiación el artista planea acompañar a su madre cada vez que ella necesite ir, está permitido que vayan las veces que quieran siempre y cuando no pasen más de 5 horas a la vez ahí.

En cuanto a la reacción de Japón al accidente nuclear, Watanabe siente que tanto el gobierno como TEPCO (Tokyo Electric Power Company), no han sido honestos. Él cree que la gente en Japón tiende a confiar más en expertos en Alemania, Francia y Estados Unidos porque el gobierno no ha cumplido con las promesas que ha hecho y adicionalmente no les ha dicho realmente cuales son los riesgos a los que se atienen. “Ya empezamos a ver cómo está afectando a los niños, y nadie sabe exactamente lo que está sucediendo. Realmente no hay forma de saber quién dice la verdad, y simplemente no sabemos en quién podemos confiar.”

A pesar de que Watanabe cree que su trabajo “no busca enviarle un mensaje al gobierno o a alguien en particular” es indudable que lo hace. Mientras que él dice que al cerrar los ojos se siente como estar en un bosque, el silencio del pueblo que lo rodea  realmente representa los gritos silenciados de los recuerdos que habitan a Namie, ahora un pueblo fantasma.

Si desean ver más fotos del proyecto de Toshiya Watanabe visiten su página o, si tienen  la fortuna de estar en Tokio visiten su exposición  18 meses en la Galería POETIC SCAPE en Nakameguro.

[Vice]

Conecta con Pijamasurf