*

X

Finalistas del concurso de fotografía Smithsonian: instantáneas del asombro en la cotidianidad

Arte

Por: pijamasurf - 03/07/2013

Cada año, la Smithsonian Magazine convoca a un concurso de fotografía cuyo principal atractivo podría considerarse la diversidad de sus temas. A diferencia de otras competencias enfocadas en determinado ámbito --el fotoperiodismo, la fotografía de la naturaleza, la microscópica, la de los viajes, etc.-- en este caso la amplitud de intereses ofrece un mosaico sumamente estimulante y seductor. 

En efecto: al mirar las imágenes seleccionadas como finalistas, lo mismo se despierta el deseo de viajar que la sorpesa ante lo que hasta ese momento era desconocido, la emotividad por la escena retratada o la repentina conciencia de la fortuna que tenemos por vivir en este mundo, en este tiempo.

Se trata, en suma, de imágenes en las que el asombro es el denominador común, pero ofrecen la oportunidad de conocer este en varias de las formas que adquiere para manifestarse y hacerse presente en la cotidianeidad que cada cual tiene por suya.

[The Atlantic]

Fascinante "mueble glitch": madera que distorsiona (y cuestiona) la realidad

Arte

Por: pijamasurf - 03/07/2013

Un mueble ideal para un "reality bender", que cuestiona la naturaleza de la realidad con un canto estético, inmóvil más danzante: esta pieza del arquitecto Feruccio Laviani podría ser el mueble del año.

fratelli2

El mueble perfecto para todos aquellos que gustan de doblar la realidad, como los aprendices del oráculo en The Matrix con cucharas espectrales. La pieza "Good Vibrations" diseñada por el lituano Feruccio Laviani permite almacenar objetos con una elegancia que ondula en el espacio, evocando lo que se conoce como un glitch, una falla en el sistema que revela inconsistencias en el diseño de lo real. Pese a este concepto futurista, el mueble fue labrado a mano, por lo que quizás lo podríamos considerar steampunk.

La deformación de sus unidades de almacenamiento parece haber sido provocado por un fuerte sacudida, creando un efecto desorientador a la vez que mantiene elegantes ecos orientales. Un mueble místico que en su distorsión cita un koan, materialización conceptual de una realidad elusiva o del mismo Maia, la ilusión inherente  a toda materia. Estéticamente el mueble se mueve en una zona liminal cuetsionando paradigmas de simetría y pureza, dejando una vaga e inquietante sensación de deja-vu, o un poético fuera de foco.

[Mocovote]