*

X

10 primeros lugares y 12 menciones honoríficas del concurso de fotografía microscópica Olympus BioScapes

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/07/2013

La Olympus BioScapes International Digital Imaging Competition es un concurso de fotografía microscópica que cuenta ya con un amplio prestigio y una gran tradición, un escaparate que nos permite asomarnos a las maravillas que permanecen ocultas al ojo desnudo pero que, como si de por medio operara un milagro o un  conjuro, se hacen presentes gracias a la tecnología óptica con que se cuenta en la actualidad, tanto en laboratorios especializados y centros de investigación científica, como en dispositivos fotográficos relativamente asequibles.

En esta galería presentamos a los 9 primeros lugares y 12 menciones honoríficas, elegidas así por el jurado de la competencia que en esta ocasión estuvo conformado por Paul Maddox, de la Universidad de Montreal; John M. Murray, de la de Indiana; Alison North, de la Universidad Rockefeller de Nueva York,  y Peter Saggau, del Departamento de Neurociencia del Colegio de  Medicina de Houston, Texas.

El primer lugar le fue concedido a Ralph Grimm, por un video donde se aprecia una colonia de rotíferos y el cual puedes observar siguiendo este enlace.

Para ver la galería con todos los ganadores y menciones honoríficas, visita en el sitio de la Olympus BioScapes International Digital Imaging Competition.

No fue el impacto de uno, sino de dos asteroides la causa de la extinción de los dinosaurios

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/07/2013

Un descubrimiento reciente podría echar abajo la teoría de que el impacto de un solo asteroide desencadenó la extinción de los dinosaurios sobre la faz de la Tierra, pues al parecer se trató de dos cuerpos de diámetro compartido.

Por varios años se ha sostenido que la extinción de los dinosaurios se debió al impacto de un asteroide sobre la superficie de la Tierra, específicamente el que fue descubierto en 1950 en la península de Yucatán, México, en la zona conocida como Chicxulub (“pulga del diablo” en maya).

Sin embargo, un descubrimiento reciente podría modificar radicalmente esa teoría, pues de acuerdo con Katarina Miljković, del Instituto de Ciencias de la Tierra con sede en París, Francia, ese asteroide que impactó nuestro planeta hace 65 millones de años pudo tratarse de un cuerpo binario, esto es, dos rocas separadas de diámetro compartido.

Lo anterior es resultado del análisis llevado a cabo, entre otros lugares, en los Lagos Clearwater, que se ubican en la bahía de Hudson, en Canadá, cuerpos de agua que se formaron sobre los cráteres de dos asteroides gemelos con 290 millones de años de antigüedad.

El enigma ante este y otros cráteres es por qué si al menos 1 de cada 15 impactos de asteroides sobre la Tierra corresponde a objetos de tipo binario, la huella dejada no es de un tamaño correspondiente al de las dos enormes rocas.

Con simulaciones hechas por computadora, Miljković y sus colegas descubrieron que la respuesta más probable es que, a pesar de tratarse de una pareja, los asteroides binarios forman un solo cráter, por lo cual el diámetro de este puede ser hasta 10 veces el diámetro del propio asteroide. La principal pista para afirmar esto es la ligera asimetría del cráter resultante del impacto.

Es en este punto donde Chicxulub y el asteroide que provocó la extinción de los dinosaurios cobra importancia, pues en la hipótesis de Miljković se trata del mejor candidato para probar la suposición.

Por las características del cráter —su forma y su diámetro de 180 km— la investigadora piensa que los asteroides impactados fueron rocas que, combinadas, suman un diámetro de entre 7 y 10 km, separándose en el choque hasta en 80 km.

De comprobarse, sin duda esta teoría cambiará sustancialmente la manera en que hasta ahora se ha entendido la extinción de los grandes saurios.

[New Scientist]