*

X

10 primeros lugares y 12 menciones honoríficas del concurso de fotografía microscópica Olympus BioScapes

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/07/2013

La Olympus BioScapes International Digital Imaging Competition es un concurso de fotografía microscópica que cuenta ya con un amplio prestigio y una gran tradición, un escaparate que nos permite asomarnos a las maravillas que permanecen ocultas al ojo desnudo pero que, como si de por medio operara un milagro o un  conjuro, se hacen presentes gracias a la tecnología óptica con que se cuenta en la actualidad, tanto en laboratorios especializados y centros de investigación científica, como en dispositivos fotográficos relativamente asequibles.

En esta galería presentamos a los 9 primeros lugares y 12 menciones honoríficas, elegidas así por el jurado de la competencia que en esta ocasión estuvo conformado por Paul Maddox, de la Universidad de Montreal; John M. Murray, de la de Indiana; Alison North, de la Universidad Rockefeller de Nueva York,  y Peter Saggau, del Departamento de Neurociencia del Colegio de  Medicina de Houston, Texas.

El primer lugar le fue concedido a Ralph Grimm, por un video donde se aprecia una colonia de rotíferos y el cual puedes observar siguiendo este enlace.

Para ver la galería con todos los ganadores y menciones honoríficas, visita en el sitio de la Olympus BioScapes International Digital Imaging Competition.

Bacteria alquimista asegura su supervivencia convirtiendo su entorno en oro

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/07/2013

La Delftia acidovorans es un microorganismo recién descubierto que posee la singular capacidad de convertir su entorno en oro para asegurar su supervivencia.

La supervivencia y la fuerza paralela que la complementa, la evolución, es capaz de empujar a los seres vivos a mecanismos sorprendentes que aumenten sus probabilidades de perdurar.

Tal es el caso de la Delftia acidovorans, una bacteria que se protege a sí misma nada menos que convirtiendo su entorno en oro, una estrategia que algo tiene de artística y de hérmetica al disimularse entre lo que otros consideran valioso o vistoso.

El microorganismo realiza esta operación por medio de una serie de químicos que desintoxica los iones de oro tranformándolos en nanopartículas de oro inofensivas que se acumulan en el exterior de las células de la bacteria. Cabe mencionar que esto también es posible porque la Delftia acidovorans vive en la superficie de depósitos de oro donde los iones disueltos podrían matarla.

La sustancia secretada por la bacteria lleva el nombre de delftibactin A, la cual se encuentra perfectamente sincronizada tanto con el entorno como con los cambios necesarios en la estructura química del oro para suprimir la toxicidad de sus iones, lo cual se consigue aumentando las partículas iónicas de 25 a 50 nanómetros de extensión.

Nathan Magarvey, investigadora de la Universidad de McMaster que se encuentra en Hamilton, Ontario, responsable del equipo que descubrió el singular comportamiento de la bacteria, piensa que esta o las moléculas que secreta podrían encontrar utilidad en la industria de la extracción minera.

Asimismo, experimentando con la bacteria, se encontró que eliminando el gen responsable de la sintetización del delftibactin A conduce inevitablemente a la muerte del organismo o, en el mejor de los casos, a su supervivencia en las peores condiciones, expuesto como queda al cloruro de oro.

[New Scientist]