*

X
La película Upside Down, dentro de toda su estereotípica narrativa, permite reflexionar sobre si el amor es una fuerza cósmica o solamente un truco de marketing que sublima el mero instinto biológico con el fin de vender chocolates, desodorantes y paradigmas existenciales

El nuevo blockbuster de ciencia ficción Upside Down plantea un mundo dividido por la gravedad, en una hiperbólica alegoría en la que una civilización vive directamente sobre la otra --en espacios invertidos. La idea representa una interesante excusa para crear una  espectacular gama de paisajes-espejo y de explorar al extremo de la literalidad aquello que divide a dos personas enamoradas, así trazando una fantasía de amor hollywoodesca.

Upside Down, parece ser una versión sci-fi de la eterna trama de Romeo y Julieta (una telenovela a lo épico) en la que Adam debe de luchar literalmente en contra de la fuerza de la gravedad para  reunirse con Eden. En la típica trama de persecusiones y una montaña rusa de emociones Adan busca manipular las leyes físicas, burlando a las autoridades, para poder superar las fuerzas que lo separan de Eden.

Uno difícilmente puede esperar que esta sea una gran película, llena de clichés y de manipulación emocional a través de una orquestación audiovisual efectista --pero esto no le quita que sea una película que pueda disfrutarse e incluso verse como una exploración metafísica de ideas, en toda su majestuosa y pueril simplicidad.

Utilizada como el punchline del teaser, Upside Down, se pregunta si el amor es más fuerte que la gravedad. Esta idea es un refrito un poco más refinado de la idea fundamental de la mayoría de las películas románticas que inseminan nuestra cultura con la idea, por demás antigua, de que el amor es una fuerza cósmica que une a las personas más allá de los obstáculos, como una especie de destino que al cumplirse da sentido a nuestra existencia. Se puede referenciar la teoría del amor de Platón en la que las almas gemelas vagan  por el mundo buscándose para concretar una especie de alquimia de los opuestos.

Por otro lado sería importante cotejar la visión de la neurobiología en la que el amor es solamente un epifenómeno del instinto sexual, que a su vez es la mejor forma que han ideado nuestros genes (la información misma) para transmitirse y perpetuarse. Esto implicaría que cualquier tipo de idealización espiritual de una pareja sería solamente una ilusión astutamente generada por nuestros genes o nuestra inmunología para que nos reproduzcamos de manera más efectiva.

Lo interesante de esta película es que se sugiere, con una cursi o poética licencia (según se vea), que el amor es una fuerza superior a la gravedad --cuando el misticismo en ocasiones  identifica al amor con esta fuerza universal. Según el biógrafo Stewart Clark, el mismo Newton descubrió la gravedad debido a que antes conoció principios de la alquimia y del espiritisimo. Es posible que la gravedad universal sea una formulación científica de la ley de la atracción que fuera enunciada por la filosofía hermética. Newton, dice Clark, utilizó el término fuerza donde antes se utilizaba el término espíritu como una influencia que se transmitía en el vacío.   

La gravedad puede concebirse como "el fenómeno natural por el cual los cuerpos físicos parecen atraerse entre sí con una fuerza proporcional a sus masas", de esta definición quizás podríamos extrapolar que el amor --al menos la versión de Hollywood y la versión mística-- es quizás una forma de gravedad espiritual, o un fenómeno de atracción psicofísica en la que los cuerpos parecen atraerse entre sí con una fuerza proporcional a su energía (o algun coeficiente de vibración). Asimismo, esa fusión ansiada por los amantes, y eternamente inalcanzable, de ser uno solo y de crear su propio mundo, acaso únicamente puede conseguirse por la acción (implosiva) de la gravedad, como ocurre con una estrella con demasiada masa que colapsa y se convierte en un agujero negro (probablemente dando lugar a un nuevo universo). Esto es mera especulación romántica y metafísica, la cual a veces llegamos a encontrar en el centro de películas que aparentemente son solamente megalomaniacas fórmulas comerciales , pero que también son poderosos símbolos del viaje humano en el cosmos.

Twitter del autor: @alepholos

 

El trabajo es la nueva prisión: supermercado obliga a trabajadores a usar brazaletes que monitorean su actividad

Por: pijamasurf - 02/21/2013

El supermercado TESCO utiliza brazaletes electrónicos que monitorean todas las actividades de los empleados, incluyendo descansos para ir al baño.

La discusión sobre la relación entre las máquinas (o la tecnología) y el trabajo humano (o su deshumanización) tiene por lo menos desde el inicio de la era industrial en el siglo XVIII. En muchos aspectos las máquinas o los robots son más eficientes que el cuerpo humano para realizar ciertas tareas --pero desplazar al ser humano presenta una disyuntiva ética, siempre cuando no esta proveyendo la supuesta bonanza y libertad que prometen los entusiastas de la tecnología. Pero si se quiere mantener al ser humano cumpliendo pequeñas labores pueden utilizar máquinas para vigilar y controlar el trabajo humano.

Según un reporte publicado por el Irish Independent, el gigante de los supermercados en el Reino Unido, TESCO, ha atado brazaletes electrónicos a los trabajadores de sus bodegas para medir su productividad, siguiendo sus actividades de cerca para que la administración pueda saber cuando toman un descanso para beber agua o ir al baño. Las pausas se ven reflejadas como bajas en la puntuación del desempeño de productividad de los trabajadores -que después aparentemente son utilizadas para intimidarlos para que trabajen más rápido.  

Los brazaletes les otorgan un cantidad de tiempo por actividad a los trabajadores, por ejemplo veinte minutos para cargar paquetes de refrescos. Si los trabajadores lo hacen en veinte minutos se les otorgan 100pc, pero si lo hacían en diez, se les otorgan 200pc. TESCO negó que descansos para ir al baño afectaban las puntuaciones en su desempeño, sin embargo, un ex-empleado de la cadena de supermercados aseguró al Independent que su calificación después de ir al baño fue 'mucho más baja' de lo esperado.  

En ocasiones, la administración manda a llamar a los trabajadores para decirles que tienen calificaciones bajas y deben mejorar. El resultado principal del brazalete, dice el ex-empleado anónimo, es que los trabajadores se sienten mucho más presionados y se sienten obligados a producir más y más.  

Sobre-trabajar a las personas ha probado no ser lo mejor para las empresas. Estudios han demostrado que a la larga, trabajadores estresados tienden a sufrir más enfermedades y los costos médicos cuestan mucho a las compañías.  

Según la CDC (Centro para el control y prevención de enfermedades), las cargas de trabajo excesivas y el cambio en demandas laborales son las principales causas de estrés en el trabajo.  

La implementación de máquinas para mejorar el desempeño de los trabajadores ha sido utilizado desde hace mucho, hasta el reloj puede ser utilizado para el abuso administrativo, Frederick Taylor fue pionero de medir el tiempo en segundos. Con el avance de la tecnología las empresas pueden monitorear con precisión todos los aspectos de la vida laboral de sus trabajadores, Henry Ford estaría celoso.  

En SuperVision: An Introduction to the Surveillance Society (SuperVisión: Una Introducción a la Sociedad de la Vigilancia), John Gilliom y Torin Monahan hablan de encontrar a una mucama que les dijo que después de limpiar cada habitación, debía avisar a la administración para que pudieran registrar cuántas habitaciones aseaba y en qué tiempo. Gilliom y Monahan explican: "Si un trabajador se queda quieto unos cuantos segundos, la administración lo sabe".  

Los call centers también controlan cada segundo del trabajo de sus empleados. En el call center de Time Warner Cable, los empleados tienen solo 8 segundos para hacer su papeleo, según Gilliom. 

AlterNet doucmentó antes la existencia de relojes biométricos y lectores de huellas dactilares que utilizan escáners de iris, tecnología de reconocimiento de caras para monitorear de cerca a los trabajadores. A diferencia de las tarjetas, que permiten que sus empleados cubran los retrasos de sus compañeros al perforar sus tarjetas, la utilización de atributos físicos únicos como ojos y huellas dactilares asegura que el tiempo de los empleados será monitoreado con precisión y así llevar un registro detallado de pausas y productividad.

[AlterNet]