*

X

Tortuga es encontrada viva en habitación que llevaba 30 años clausurada

Por: pijamasurf - 01/27/2013

Familia en Brasil se reencuentra con su mascota que creeían perdida: una tortuga que pasó 30 años en una habitación del hogar donde se almacenaban aparatos electrónicos y otros objetos.

Sucede con las mascotas que a veces, lamentablemente, se extravían, y otras, muy pocas y por fortuna, regresan, pero quizá ningún caso como el ocurrido hace unos días en Brasil, donde una familia encontró a su tortuga que creían perdida, esto luego de 30 años de haberla visto por última vez.

En la década los 80, los Almeida iniciaron obras de remodelación de su casa situada en Rio de Janeiro, la emblemática ciudad brasileña. En medio de esta situación, un día dejaron de notar la presencia de Manuela, su querida tortuga, y a pesar de la intensa búsqueda realizada al interior del hogar, concluyeron que se había fugado, culpando de inmediato al contratista de obras que siempre dejaba abierta la puerta del frente.

El asunto, no sin pesar, fue olvidado, al menos hasta hace unas semanas, cuando a principio de año falleció el patriarca de la familia, Leonel Almeida. Este deceso hizo que una de las habitaciones que Leonel había utilizado para acumular aparatos electrónicos y otros objetos fuera reabierta y limpiada, sin saber ni esperar que ahí dentro, entre trebejos, Manuela había pasado las últimas tres décadas.

"¿La tortuga también va para la basura?", preguntó un vecino a Leandro, hijo de Leonel, quien no se había dado cuenta que entre las bolsas de desechos se encontraba el animal. "En ese momento me quedé pálido y no lo creí”, declaró a medios locales.

Es un misterio, sin embargo, saber cómo sobrevivió el quelonio, pues hasta donde se sabe las tortugas resisten bien las condiciones adversas, e incluso pueden vivir dos o tres años sin comer, pero 30 parece a todas luces excesivo. Algunos sugieren que el animal pudo alimentarse de polillas de madera y otros insectos caseros.

[Jornal do Brasil]

Peter Mel, veterano del surf de 43 años, gana el premio internacional Big Wave (FOTOS)

Por: pijamasurf - 01/27/2013

Contrario a lo que se piensa, la juventud no es condición indispensable para ser un buen surfista, y prueba de ello es Peter Mel, un veterano del deporte que a sus 43 años se llevó el primer premio del Mavericks Invitational Surf Contest.

Usualmente el surf es un deporte que se asocia con la juventud y la fortaleza de los miembros, una disciplina que se cree reservada a cuerpos lozanos y bien ejercitados, resistentes, que sepan sortear con habilidad y destreza las grandes olas que se levantan en los mares y los océanos.

Perter Mel, sin embargo, ha venido a demostrar que esto es solo parcialmente cierto, y que si bien la fuerza física es un factor importante, la experiencia bien puede suplir lo que el paso del tiempo se lleva consigo.

Mel es un veterano del surf de 43 años que recientemente fue reconocido con el premio Big Wave del Mavericks Invitational Surf Contest, una competencia que se llevó a cabo el pasado domingo 20 de enero en la Half Moon Bay de California.

“[El concurso] Mavericks ha sido tan buenos para mí con los años. Es genial volver a tener ese sentimiento”, declaró el hombre en alusión al premio obtenido.

Originario de Santa Cruz, Mel había perseguido este galardón por casi 20 años sin conseguirlo, hasta este año en que se alzó por encima de decenas de participantes que, como él, demostraron lo que son capaces de hacer encima de las olas. Admirable, pero no siempre suficiente.

A continuación otras imágenes de la competencia y un video sobre Peter Mel.

Grant "Twiggy" Baker

 

 

[Huffington Post]