*

X

Monstruos de la taxidermia: ¿falta de habilidad al disecar o afán de diversión a costa de animales muertos? (FOTOS)

Por: pijamasurf - 12/04/2012

La taxidermia es una de las técnicas de conservación más antiguas que existen, desarrollada desde tiempos remotos e incluso perfeccionada ya en la antigüedad: fueron célebres los logros de los taxidermistas egipcios, hábiles gracias a sus rituales de embalsamiento, que fueron capaces de simular creaturas míticas como las sirenas y los minotauros, haciéndolas pasar por realmente existentes.

Con el tiempo, la taxidermia fue imprescindible en lugares como museos y clubes de caza, en donde ha servido para propósitos didácticos y de exhibición.

Sin embargo, como toda técnica, esta también tiene su lado oscuro, el lado que habitan esos ejemplares nacidos por la poca pericia (o cierto afán de diversión que no puede descartarse) y que tienen algo de monstruoso pero también de ridículo.

Aquí una compilación de esos seres, tomada del sitio uproxx.

El Corazón del Cielo: Orión sobre el Castillo de Chichen Itza (FOTO)

Por: pijamasurf - 12/04/2012

Una sublime imagen del Templo de Kukulkan enaltecido por la apertura del cielo donde reluce la constelación de Orión, parte de un notable proyecto de fotografía y arqueoastronomía.

 

Una hermosa imagen que resalta el cielo estrellado y la constelación de Orión sobre el Templo de Kukulkan (también conocido como El Castillo) forma parte del proyecto de Astrofotografía Mesoamaericana, en el que se traza una conexión entre la arquitectura prehispánica y su orientación astral. El proyecto incluye  a distintos académicos, astrónomos y fotógrafos.

En este caso podemos observar una imagen tomada por Stéphane Guisard de una de las construcciones más famosas de la cultura maya. El Castillo fue construido entre los siglos 9 y 12 y consiste de una serie de  4 terrazas cuadrangulares con escaleras de 91 escalones, que suman 365(un año solar) si se toma en cuenta la plataforma superior, una clara muestra de la precisión astromatemática de los mayas. Cada uno de los lados de la pirámide tiene 52 tableros (una cifra relacionada con las Pleyádes), el mismo número de años de un ciclo tolteca (cultura que exportó a su Quetzalcoatl).

La imagen destaca a Orión, la constelación que era representada con una tortuga y que se consideraba el Corazón del Cielo, indudablemente lugar importante para la cosmología maya, acaso memoria antigua de un pasado en las estrellas.

[Astrosurf]