*

X

Este infomercial de una cantante de ópera convertida en stripper te dice cómo ser exitosa

Por: pijamasurf - 12/09/2012

Un imperdible infomercial realizado por la teibolera entrepreneur Jennifer McCumber revela los secretos de la industria de los bailes exóticos y te pone a punto para obtener el éxito financiero

Disinfo encontró esta joya del extraño mundo de los infomerciales: las claves para bailar exóticamente hacia el éxito finaciero. Jennifer McCumber, ex cantante de Ópera vuelta stripper "De Carnegie Hall a la pista del teibol", revela sus secretos de máxima prosperidad en la industria de entretenimiento in situ para caballeros con una serie de libros, manuales y cursos propedeuticos hechos a la medida para una profesional que aspira llevar sus habilidades al siguiente nivel. Jennifer te dice como penetrar el mundo VIP del table-dance y te da consejos financieros.

Autora de dos libros, incluyendo  Freedom Five: Financial Freedom for the Exotic Dancer e incansable analista de a industria del Gentelman's Club, en la que ha identificado cambios revolucionaros, incluyendo la llegada de mujeres de todo tipo de ámbitos, incluyendo intelectuales y académicas, Jennifer te lo dice como es Sus métodos, dice el infomercial de autosuperación stripper, han tenido éxito para cientos de bailarinas en todo el mundo y  ha recibido aclamación  de la crítica por sus poderosa estrategias, para llegar al sigueinte nivel... "FF  se enfoca en estrategias comprobadas para cerrar tratos que literalmente transforman la mente de las bailarinas exótica proveyendo las herramientas para asegurar más lap-dances, más viajes al Champagne Room, y más clientes felices".

Así que ahí lo tienes si eres una stripper y estás deprimida, has tenido un mal día o hasta tomado demasiado vino espumosa por la mañana, tal vez tu suerte esté por cambiar. Porque recuerda: "las bailarinas de hoy son las líderes de mañana".

 

La palabra más larga del mundo: 3 horas y media para pronunciarla (VIDEO)

Por: pijamasurf - 12/09/2012

Al menos para en el idioma inglés, la palabra más extensa tiene nada menos que 189,819 letras, una longitud que, al pronunciarse, tomó a Dmitry Golubovskiy 213 minutos (o 3 horas con 33 minutos).

El singular vocablo es el nombre de una proteína gigante conocida entre los especialistas solamente como Titin. Según es práctica común en la ciencia, el nombre las proteínas se forma con la unión de los químicos que las componen, lo cual revela que Titin es también la proteína más larga hasta ahora conocida.

La recitación oscila entre el conjuro y el mantra, sonidos que solo son sutilmente distintos y cuya repetición monótona sume en una especie de trance mágico -o absurdo.

Después de todo, como sentenciara lúcidamente el gran escritor Arthur C. Clarke, “la magia es solo ciencia que no entendemos aún”.

En el sitio Huffington Post, la transcripción del vocablo.

También en Pijama Surf: Abracadabra: el poder de crear con la palabra.