*

X

Howard Schatz captura impresionantes retratos de boxeadores antes y después de las peleas

Por: pijamasurf - 11/18/2012

Howard Schatz es un fotógrafo que ha capturado el cuerpo humano muchas diferentes formas: desnudos, danzas o embarazos. Ahora en “At The Fights” ha fotografiado los rostros de los boxeadores antes y después de las peleas.

Howard Schatz es un fotógrafo que ha capturado el cuerpo humano en diferentes formas: desnudos, danzas, nadadores, actores o mujeres embarazadas. Su trabajo ha aparecido en revistas como Sports Illustrated, ESPN Magazine, The Ring Magazine, The New York Times Magazine y Vanity Fair. En At The Fights, su 19° libro, realizó una serie de retratos de boxeadores antes y después de las peleas, además de otros a árbitros, promotores, doctores y comentadores involucrados en este deporte.

Las imágenes de “At The Fights” pretenden capturar la esencia de este controversial deporte.

 Cecilio Santos, superpluma

  

Howard Schatz es un fotógrafo que ha capturado el cuerpo humano muchas diferentes formas como desnudos, danzas, nadadores, actores o mujeres embarazadas.

 Andy Lee, medio

  

Dimitry Kirilov, super flyweight

 Dimitry Kirilov, supermosca

 

“At The Fights” es el 19° libro de Howard Schatz.

 Don Mouton, supermedio

  

Fabian Luque, welterweight

 Fabian Luque, wélter

  

Además de las imágenes de los boxeadores, Howard Schatz también ha fotografiado y entrevistado a árbitros, promotores, doctores y comentadores deportivos.

 Jesse Feliciano, mediano ligero

 

Octavio Narvaez, light middleweight

 Octavio Narvaez, mediano ligero

  

El trabajo de Howard Schatz ha aparecido en revistas como Sports Illustrated, ESPN Magazine, The Ring magazine, The New York Times Magazine y Vanity Fair.

 Orlando Lora, wélter

 

Pavel Wolak, middleweight

 Pavel Wolak, medio

 

Terrell Nelson, heavyweight

  Terrell Nelson, pesado

 

Finalmente en Brasil un hotel donde los perros pueden ir a tener sexo discretamente

Por: pijamasurf - 11/18/2012

El primer motel del amor se ha estrenado en Belo Horizonte, Brasil.

Los hoteles del amor, u hoteles de paso, como se llaman en México, son lugares que la imaginación y la memoria llegan a hiperestilizar,  entre la poesía maldita y el porno. Conceptuales. Pero un hotel del amor para perros que sirve ajenjo seguramente está a la vanguardia en este sentido. En Belo Horizonte el Animalle Mundo Pet Motel se ha establecido como un must para la clase alta kinky de esta ciudad brasileña.

Con sus ocho pisos, decoración con motivos del Wild West Americano, un spa de ofuro y una vitrina de sexy canes, este lugar redefine lo que hemos llegado a esperar de los servicios como sociedad –o para ser más preciso es una de sus maxima expresiones.

“Adoro el aire romántico del lugar”, dice Andreia Kfoury, una de las clientas que proveyó esparcimiento para su Yorkishire terrier, Harley.

Las sesiones de amor para los perros rondan entre los 50 dólares, un servicio especialmente apropiado para aquellos perros de la gran urbe que poco contacto tienen con otros miembros de su especie.

Según el New York Times este lugar es emblemático del crecimiento económico de Brasil y su igualmente creciente amor por las mascotas. Otras personas podrían pensar que es el colomo de la pretensión.