*

X
No importa qué tan seguro hayas configurado tu cuenta de Facebook, ellos tienen todas las herramientas para que tus datos puedan ser compartidos aun sin tu consentimiento.

¿Sabías que las aplicaciones de Facebook son el principal enemigo que atenta contra la privacidad de los usuarios?

Con esta ola de nuevos diseños, quizá “mejore” la experiencia de navegación, pero la privacidad queda en entredicho, ya que los nuevos permisos no los brindas tú sino que automáticamente, con un solo click, puedes acceder a la aplicación y ésta, al mismo tiempo, a tus datos personales, así que no debe ser ninguna sorpresa que el nuevo Faceboook App Center sea un enorme banco donde el capital es la identidad de mis millones de usuarios.

 

#1 -  El sencillo truco del botón

En el antiguo diseño se utilizaban dos botones —“Permitir y “No Permitir— los que, en automático, te llevaban a tomar una decisión. En el nuevo App Center Facebook no hay elección, un click y toda tu información será entregada a los desarrolladores de la aplicación.

 

#2 -  El truco de las letras “sin importancia”

Los diseñadores de Facebook saben que para los usuarios de la red, el texto en color gris generalmente pasa desapercibido. Esta es la respuesta al cambio de negritas a letras grises.

#3 -  El truco del símbolo

Anteriormente, el diseño presentaba información detallada sobre las situaciones a las que el usuario se exponía al momento de agregar una aplicación. En la actualidad, esta información ha sido cambiada por un par de signos de interrogación: “¿?”.  

 

#4 - El truco de la línea de acción

Por simple estrategia, los diseñadores han colocado los permisos debajo del botón principal para que  pasen desapercibidos.

#5 El amigable truco que te lleva rápidamente a la acción

En el nuevo App Center Facebook, los permisos de solicitud han sido escondidos y, a cambio, se ha colocado un botón que rápidamente te lleva a accionar la aplicación.  Antiguamente, aparecía el permiso de solicitud que advertía al usuario. 

[Tech Crunch]

Más de 30 mil personas acuden al cumpleaños de una joven en Haren, Holanda, que olvidó marcar como "privado" el evento abierto en Facebook; la muchedumbre, al parecer con cierto plan previo, desencadenó un motín callejero que requirió la intervención de la policía.

Como sabemos bien, aunque hacer invitaciones por Facebook puede ser muy cómodo, también existe al menos un posible riesgo: que personas no invitadas se enteren del evento y, lo que puede ser peor, asistan a este.

Aunque en proporciones inimaginables, esto fue lo que sucedió en la ciudad holandesa de Haren, en donde una invitación para una fiesta de cumpleaños de una joven que llegó a sus 16 se viralizó a tal grado, que no solo desbordó hasta lo verdaderamente extraordinario el número de asistentes, sino que la multitudinaria afluencia derivó en un motín callejero que requirió la intervención de las fuerzas policiales.

Hace una semana, la festejada abrió su evento en Facebook pero olvidó marcarlo como “privado”, por lo cual este comenzó a diseminarse en la red hasta que, la noche del viernes 21, arribaron al lugar de la cita más de 30 mil personas.

La inusitada y de algún modo temible multitud atrajo la atención de la policía local, la cual fue recibida con botellas y piedras que la gente arrojaba, además de macetas y se dice que incluso una bicicleta. Asimismo, la muchedumbre incendió un automóvil, irrumpió en negocios que se encontraban en las inmediaciones y destruyó parte del inmobiliario público (luminarias, letreros callejeros, etc.)

En total hubo seis heridos y 20 arrestos en esta pequeña ciudad de menos de 20 mil habitantes localizada al noreste de Holanda.

Parece ser, sin embargo, que el motín no fue del todo espontáneo, pues muchos de los implicados vestían playeras con la leyenda "Project X Haren", una alusión a la película Project X, estrenada a comienzos de este año, que trata justamente de una fiesta que se sale de control.

Por último cabe mencionar que, como respuesta a lo ocurrido, alguien creó en Facebook la página "Project Clean-X Haren", una especie de iniciativa comunitaria para ayudar en la reparación de los daños dejados por los disturbios. Hasta el mediodía del sábado la página llevaba ya 30 mil likes.

[BBC]