*

X

“Arrugas de la ciudad”: artistas callejeros intervienen La Habana (FOTOS)

Por: pijamasurf - 05/13/2012

Con motivo de la Bienal de La Habana que se inauguró el pasado viernes, los artistas callejeros JR y José Parla muestran las arrugas de la capital cubana interviniendo sus espacios públicos.

En el marco de la Oncena Bienal de La Habana que se inauguró el pasado viernes, los artistas callejeros JR y José Parla (de nacionalidad francesa el primero y cubana-estadounidense el segundo), fueron invitados a participar de esta celebración del arte pero de una manera singular: cambiando las galerías y los museos por las calles de la capital cubana.

JR, que se define a sí mismo como “photograffeur”, y José Parla han convertido las paredes de La Habana en lienzos monumentales que si bien son todos de concreto y ladrillos, poseen por los motivos que exhiben una dinámica que difícilmente consiguen otras manifestaciones artísticas.

“En una sociedad de imágenes estamos constantemente bombardeados por caras de gente, muchas veces de gente famosa. Normalmente, esas imágenes no representan la opinión de la gente real. Yo quiero llevar al centro de la atención a personas anónimas. Llevar sus caras a las calles y redefinir la noción de héroes”, dice JR, cuyos rostros aparecen en este proyecto denominado “Wrinkles of the City”, “Arrugas de la ciudad”, en combinación con los trazos caligráficos de José Parla, una mezcla interesante de seriedad y jugueteo que entabla un elocuente diálogo con la melancólica cotidianeidad de La Habana. 

Nota cortesía de Arte y Callejero. Más imágenes en este enlace.

Descubren a Sylvester Stallone en pintura renacentista de hace 500 años

Por: pijamasurf - 05/13/2012

Estudiante de Harvard asegura haber descubierto el retrato del célebre actor estadounidense Sylvester Stallone en un fresco del pintor renacentista Rafael en un palacio de El Vaticano.

Se dice, no sin humor, que todos tenemos un doble que anda por el mundo, una persona sin ninguna relación natural ni de parentesco pero que es idéntica físicamente a nosotros. Famosa e inquietantemente, Edgar Allan Poe hizo de esta creencia uno de sus cuentos más terroríficos, “William Wilson”, haciendo del doppelgänger una especie de entidad persecutoria y siniestra.

En esta ocasión, sin embargo, el asunto es mucho más liviano e incluso con cierta posibilidad de humor. Todo inicia cuando un estudiante de Harvard viajó a Italia, específicamente a El Vaticano, y recorriendo las indescriptibles obras de arte que ahí se conserva, descubrió que en uno de los frescos más célebres del pintor renacentista Rafael, uno de los retratados guarda una semejanza increíble con la persona que menos se asociaría con todo este contexto de arte y refinamiento: el actor estadounidense Sylvester Stallone.

Anthony Zonfrell, de 20 años, descubrió al hombre detrás de Rambo y Rocky en “Las virtudes cardinales y teologales”, un fresco que Rafael concluyó en 1511 en el llamado Palacio Apostólico de El Vaticano, la residencia oficial del papa. Como su nombre lo indica, la pintura es una representación alegórica de las siete virtudes ―prudencia, fortaleza, justicia y templanza, las cardinales; fe, esperanza y caridad, las teologales― que en la doctrina católica se presentan como ejes rectores del comportamiento humano.

“Las virtudes cardinales y teologales”, por cierto, forma parte de la misma época, serie y lugar que “La Escuela de Atenas”, uno de los frescos más famosos de Rafael y sin duda uno de los mejor logrados.

"La Escuela de Atenas" (Detalle)

En cuanto al parecido entre el anónimo modelo de Rafael y el ahora sexagenario histrión, quizá sea una broma de la vida o de la realidad, una demostración de que la matriz de rasgos fisonómicos es limitada y que, por probabilidad, quizá bastan pocos siglos para que la apariencia física de una persona vuelva a tener la forma que alguna vez ya tuvo.

El hecho recuerda dos fotografías por las cuales los también actores hollywoodenses John Travolta y Nicolas Cage parecen ser reencarnaciones de personajes que vivieron hace cientos de años.

[IB Times]