*

X

Hombre le dispara a mujer en la cabeza por confundir su peinado de mohawk con un pájaro

Por: pijamasurf - 04/02/2012

Un hombre de Colorado le disparó un balazo a una joven con un peinado mohicano que confundió con un pájaro rojo que estaba molestando a sus gatos

En un extraño y tragicómico caso de confusión, Derril Rockwell de Grand Junction, Colorado, fue sentenciado a 5 años de libertad condicional luego de que le disparara a una mujer con un peinado tipo mohicano o Mohwak, porque pensó que éste era un ave de plumaje rojo. Un ave que  aparentemente había estado hostigando a sus gatos.

La mujer de 23 años sobrevivió el impacto de bala; Rockwell había perseguido a este pájaro a lo largo de una colina a una distancia de más de 20 metros. 

Derril Rockwell disparó una vez, pero el pájaro no se fue. Al segundo disparo escuchó el gemido de una mujer. Poco después pudo constatar que se trataba de una joven  pelirroja con un protuberante peinado. 

La naturaleza accidental de lo ocurrido hizo que se retiraran cargos de mayor gravedad y Rockwell se delcaró culpable de posesión de un arma, un delito menor, y pagó 10 mil dólares a la víctima.

[Daily Mail]

La cópula femenina del cielo: fotos de la conjunción entre Venus y las Pléyades

Por: pijamasurf - 04/02/2012

La constelación de las Pléyades y Venus celebraron hoy una poética conjunción, de alto simbolismo, llamando a la luz a la divinidad femenina

Foto: Keith Moseley

"The unveiling of the company of heaven. Every man and every woman is a star", Aleister Crowley.

Los aficionados de la astronomía (y también de la astrología) pudieron presenciar hoy un espectáculo de alta bellleza femenina (estrellas que remiten a ls diosas más luminosas del panteón). Venus, la luz más brillante del firmamento después de la Luna, entró en conjunción con la constelación de las Pléyades, conocidas como Las Siete Hermanas.

Más allá del espectáculo visual de ver la superposición del lucero del atardecer sobre las Pléyades como un diamante sobre un enjambre de abejas azules, el acontecimiento tiene una profunda connotación simbólica, especialísima para aquellos que ven en el cielo un espejo y una especie de inspiración espiritual o amorosa.

Tanto Venus como las estrellas de las Pléyades han sido asociadas con la divinidad femenina por múltiples culturas. Venus, la diosa del amor, es parte de la divinidad femenina transhistórica que se convierte en la Virgen del Cristianismo. Las siete hermanas de las Pléyades se relacionan a Venus como diosa del amor en el sentido de que eran ninfas --guardianas de la embriaguez divinizante, junto con la seripente y la fuente. Las siete hermanas tuvieron numerosos amoríos con los dioses del Olimpo, como si fueran musas de las artes amatorias cósmicas. Maia engendró a Hermes, el dios mensajero, padre de las artes ocultas. Maia, la primogénita de las Pléyades, evoca inevitablemente tanto a Maria -se le identifica con la Tierra, con la diosa Madre-- como a Maya, la madre de Buda y el maia, o la ilusión.  El ocultista británico Aleister Crowley dijo: "María es simplemente Maia con la R solar en el vientre”.

Venus, como la Virgen María, como las Pléyades han sido representadas como palomas. El nombre Pléyades significa según algunas derivaciones "parvada de palomas" (las muchas, las que navegan). Arquetipos de la belleza y la sensibilidad femenina.

Por otro lado las Pléyades han tenido un papel central en la comsogonía de diversas civilizaciones, incluyendo la Hindú, la Maya y la Azteca, figurando preponderantemente en sus calendarios y en su mitología. Quizás por esto actualmente el new age considera que las Pléyades (juno con Sirio) son uno de los punto nodales de nuestra galaxia, supuesto hogar de una civilización benigna de seres luminosos. Incluso, de manera seudocientífica, se ha localizado a Alcione como el centro de nuestra galaxia. Más allá de estas creencias, fantasías o iluminaciones, existe un seductor misterio en esta constelación, y en su conexión simbólica con Venus y la divinidad femenina.

Foto: Tavi Greiner

Foto: Jens Hackmann