*

X

Nueva sensación en Facebook: la joven coreana que se disfraza de sirena y baila con comida

Por: pijamasurf - 12/14/2015

Los surreales performances de Syori en Facebook han hecho de sus videos una sensación masiva en esta red social

Screen Shot 2015-12-14 at 8.14.44 PM

Una de las múltiples aportaciones que las redes sociales han hecho al imaginario colectivo es la posibilidad de observar inéditas manías y conductas estrambóticas de usuarios alrededor del mundo: hoy cualquier desquiciamiento pop puede ser amplificado hasta llegar a miles de usuarios. Y si bien hemos ya podido disfrutar de múltiples casos dentro de este rubro de la psicoantropología humana, no por eso podemos dejar de destacar a la joven coreana que, efusiva, baila (o al menos se contorsiona) sosteniendo comida. Destaca, por ejemplo, su pieza con animales marinos mientras entra y sale, cual epopéyico telón, de un refrigerador. También lo hace con frutas o con gaseosas, entre otros.

Su nombre es 쇼리 (Syori) y el hecho de que uno solo de sus videos sea compartido en Facebook hasta por 142 mil personas (con cerca de 20 millones de reproducciones), avala la afirmación de que estamos ante una nueva sensación en la producción espontánea de contenidos dentro de esta red social.  

 

Visita aquí la página de Showry

Bailarines desnudos son hermosamente censurados por drones (VIDEO)

Por: pijamasurf - 12/14/2015

Drones se suman a la coreografía de una pareja de bailarines desnudos y el resultado es genial

Screen Shot 2015-12-16 at 7.25.53 PM

La censura a los desnudos es un elemento que generalmente molesta. Su naturaleza invasiva, obstructora, hace que este recurso se vuelva en esencia un enemigo de la fluidez visual, y más cuando responde a criterios ridículos, por ejemplo, los que famosamente emplea Facebook para eliminar imágenes artísticas que nada tienen que ver con la agresión visual o la pornografía.  

Pero en todo caso existen maneras amigables de censurar, incluso puede ser de forma estética y esencialmente simpática. Este video es un perfecto ejemplo de cómo se puede hacer arte con la censura. Aunque desconocemos si los drones que bloquean los genitales de esta pareja de bailarines están sobrepuestos mediante postproducción, lo cierto es que resulta una genial burla a la manía censuradora de contenidos digitales y, de hecho, terminan enriqueciendo la coreografía de los protagonistas.