*

X

El boom de la clínicas de ibogaína en México

Por: pijamasurf - 04/19/2012

El boom de las clínicas de iboga contra el tratamiento de las drogas florece en México: adictos de todo el mundo visitan las playas de este país para tomar un psicodélico africano que promete despojarlos de los mundos infernales de las drogas duras

Una sustancia psicodélica usada tradicionalmente en ritos religiosos en Congo y Gabón promete convertirse en una de las alternativas más efectivas para tratar las adicciones a las drogas duras. La raíz africana Tabernathe iboga, ilegal en Estados Unidos, aún es permitida para uso clínico en México y Canadá y aparentemente está atravesando una especie de boom, debido a la efectividad de esta planta operar una transformación en los adictos. 

Milenio publica una nota sobre la proliferación de centros para tratar adicciones en base a la ibogaína. Heroinómanos, adictos a la cocaína, al crack, los opiáceos, la metanfetamina y alcohólicos de distintos países acuden a diferentes clínicas en México, algunas en paradisiacas playas.

Según la Asociación de Ibogaína esta sustancia, cuyo alcaloide pertenece a la familia de las triptaminas,"es una droga psicodélica... una mejor descripción de los efectos de la ibogaina seria 'oneirofrénica' o‘crear un sueño'. Para un espectador pareciera que la persona solo esta acostada, en un estado de sueño parcial, mientras que, esta soñando. Algunos pacientes reportan sus experiencias como si hubieran visto la película de su vida, o como si hubieran reorganizado los cajones de documentos en su cerebro. La experiencia es personal y única, sin embargo, todos los pensamientos y el poder penetrar en tu inconciente puede ser una fundación muy valiosa para un futuro sin drogas".

Por otro lado se han llevado a cabo estudios científicos que parecen comprobar la efectividad de la iboga: “las ratas adictas a la morfina se liberan de su adicción pocas semanas después de consumir extractos de Iboga” afirma Stanley Glick, del Centro de Neurofarmacología y Neurociencia del Albany Medical College. 

Además de sus propiedades curativas, celebradas como una especie de panacea contra las adicciones, la iboga también tiene una veta psicodélica e incluso erótica. Según el avezado psiconauta Terence Mckenna, esta planta es el único verdadero afrodisiaco que existe en la Tierra. La iboga apareció en un lugar preferencial en nuestro Top 10 drogas para tener sexo.

 

La fealdad es clave para conservar la biodiversidad en hábitats reducidos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 04/19/2012

¿Por qué especies similares en un hábitat pequeño (como los peces en un lago) no se mezclan entre sí a pesar de su cercanía biológica y espacial? La fealdad podría explicar este fenómeno de la biodiversidad.

Uno de los enigmas más interesantes de la biodiversidad es el hecho de que especies diferentes apenas en rasgos mínimos que, además, comparten lugar y tiempo, no intenten ni por accidente establecer algún tipo de cópula o de relación con fines reproductivos ―lo cual, en última instancia, llevaría a un tipo de uniformidad biológica. Así, por ejemplo, los peces en un lago que coexisten en un hábitat relativamente pequeño conservando siempre su distinción evolutiva.

Esto se explica, según investigadores de la Universidad de British Columbia, por un elemento que humanamente podríamos llamar fealdad: las hembras de determinada especie encuentran a los machos de otra feos, desagradables, repulsivos como para entablar una relación sexual. Leithen M'Gonigle explica:

Nuestro modelo muestra que las especies pueden coexistir establemente en el mismo hábitat tanto como se conserven dos condiciones simples. Primero, la distribución de recursos que utilizan debe ser irregular, para que los grupos de hembras con diferentes preferencias de pareja puedan ocupar diferentes polos de recursos. Segundo, las hembras deben pagar un costo por ser elegibles, sea por la reducción de supervivencia o por la fecundidad.

En suma, ambas circunstancias se conjugan para mantener a las hembras de una especie aisladas en una zona específica, prevenidas de entrar a zonas donde lo único que encuentran son machos repugnantes.

[io9]