*

X

La directora de DARPA deja el Pentágono para trabajar con Google

Por: pijamasurf - 03/13/2012

En una mudanza laboral controvertida, Regina Dugan, directora de la división de proyectos del Pentágono, dejará de trabajar para el gobierno estadounidense y se unirá a Google: "Hay un tiempo y un lugar para soñar, pero no en DARPA".

La directora de la DARPA (Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa, por sus siglas en inglés), Regina Dugan, dejará pronto su trabajo en el Pentágono y el gobierno estadounidense para unirse a las filas de Google.

Dugan es reconocida por su trabajo en seguridad cibernética y dispositivos de última generación, además de incursionar en el crowdsourcing y recurrir a hackers para fortalecer la seguridad del Pentágono.

“Hay un tiempo y un lugar para soñar, pero no en DARPA. DARPA no es el lugar para soñar o fantasear, tampoco para para entregarse a deseos o fantasías. DARPA es un lugar para hacer”, declaró Dugan hace un año durante un congreso.

Con su inminente salida también se han revelado ciertos manejos sospechosos del millonario presupuesto que recibe la agencia. Hace poco, por ejemplo, Dugan autorizó un contrato por cientos de millones de dólares con una empresa de la que ella es parcialmente propietaria.

Pero independientemente de esta situación, parece ser que el llamado gigante de Mountain View le ofreció una sólida propuesta de trabajo de la cual no se conocen los detalles.

[Wired]

¿No tienes señal de Internet? Busca a un vagabundo, quizá él sí tenga

Por: pijamasurf - 03/13/2012

Empresa texana implementa puntos de conexión a Internet móviles dando a vagabundos dispositivos MiFi, una iniciativa que bajo cierta apariencia de caridad hace del ser humano un objeto valioso solo si es útil.

Quedarse sin señal de Internet puede ser, en ciertas circunstancias, un problema mayúsculo (o uno superficialmente agudizado por la dependencia generada en torno a lo que se puede hacer cuando se está conectado), y quizá por eso la compañía texana Bartle Bogle Hegarty decidió implementar un servicio de Internet ambulante con la singular característica de que los dispositivos proveedores de señal son seres humanos, más específicamente vagabundos que recorren las calles de Austin.

La firma da a estas personas transmisores MiFi y playeras con la leyenda “Homeless Hotspot” que los identifican como “puntos” en torno a los cuales se hace posible acceder a Internet. A su vez el pago del servicio es voluntario (idealmente por medio de PayPal para que exista una contabilidad precisa) y supuestamente el dinero llega íntegro al mendigo que proveyó la señal.

La iniciativa ha despertado cierta polémica porque si bien a primera vista parece ser una acción casi caritativa que da a las personas en dichas condiciones un ingreso más o menos fijo y, quizá, la posibilidad de cambiar su situación de vida (en una palabra, de volver a ser normales), igualmente es un tanto cuestionable la conversión de un ser humano en un objeto que solo es valioso y necesario mientras sea útil y cumpla efectivamente con una función sumamente precisa, un objeto que, por esta misma razón puede ser sustituido por otro en cualquier momento y sin el mayor sobresalto para nadie.

[Chron]