*

X
Los (buenos) infográficos son una nueva manera de presentar la información que podría cambiar nuestra percepción del mundo y volvernos más críticos con los datos que recibimos; el diseñador Francesco Franchi nos habla sobre esto.

El llamado “infográfico” es uno de los recursos informativos que más popularidad han ganado en los últimos años, especialmente en Internet —y Pijama Surf es una buena muestra de ello— aunque también en algunos medios impresos en circulación.

Y aunque en apariencia parecen algo simple, la conjunción de los muchos elementos presentes en dichas síntesis informativas los convierten no solo en accesorios de la comunicación, sino en verdaderos dispositivos que podrían estar modificando la manera en que entendemos el mundo y aprehendemos la información que recibimos.

Al menos esa es la opinión de Francesco Franchi, diseñador italiano que ha destacado en la realización de infográficos para importantes publicaciones, entre las que se cuenta Intelligence in Lifestyle, donde es director de arte.

Un buen infográfico (no solo aquellos que con torpeza combinan información con gráficos) sabe combinar e integrar diferentes lenguajes con atractiva armonía, generando según Franchi una especie de “periodismo visual” en donde las narrativas y lo gráfico se mezclan para desarrollar una idea. “Mapas bidimensionales” donde los datos y los trazos forman relieves en la percepción de quien se acerca a uno de ellos —y esto es particularmente evidente en los infográficos de Franchi para piezas de la literatura como los clásicos “Tlön, Uqbar, Orbis Tertius” de Borges o The Body de Stephen King:

 

(clic en las imágenes para verlas en su tamaño original)

“Si no tenemos contenido, no podemos tener diseño”, sentencia Franchi, quien remarca la importancia vital que tienen las ideas al momento de realizar infográficos, así como la frescura indispensables para no descuidar ese cariz cercano incluso al entretenimiento inteligente que tienen estas creaciones.

 

En este enlace se encuentra la galería de Franchi en Flickr.

[Co.Design]

 

En un esfuerzo por escapar al alcance de las autoridades que persiguen las violaciones a la propiedad intelectual, el popular sitio The Pirate Bay ubicará sus servidores en drones situados en el espacio exterior.

La excesiva y a veces ridícula embestida contra aquellos que supuestamente violan los derechos de propiedad intelectual y otros afines, ha llevado al popular sitio de descargas The Pirate Bay a tomar una decisión un tanto radical para escapar del alcance de dichas autoridades persecutorias y censorias. Según anunció el sitio sueco, ahora sus servidores se encontrarán en drones situados en nada menos que el espacio exterior.

Según un texto publicado en su blog oficial, los drones estarán controlados por dispositivos GPS, además de otros sistemas computarizados y de radiotransmisión con los que será posible controlarlos en su desplazamiento a baja órbita donde no puedan ser inhabilitados por las autoridades que así lo quisieran. Asimismo, los llamados LOSS (Low Orbit Server Stations) podrían transferir cerca de 100 megabytes por segundo en 50 kilómetros a la redonda.

Y si bien la medida podría parecer un tanto radical y desde cierta perspectiva técnica impracticable, no parece nada descabellada para quienes creen tan fervientemente en que la información y la data buscan por naturaleza misma la libertad de flujo.

[Digital Trends]