*

X

Detienen a proxenetas en Madrid que marcaban a prostitutas con códigos de barras

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/28/2012

Detienen en Madrid a 22 miembros de una mafia de prostitución que además de torturar a las mujeres con las que traficaban, les imponían una marca en su piel que las distinguía como propiedad suya.

El pasado 24 de marzo se dio a conocer que la Policía Nacional española detuvo en Madrid a 22 personas que operaban una red ilegal de prostitución teniendo su centro de actividad en la calle de Montera. Los sujetos, organizados en dos grupos, se caracterizaban por torturar cruentamente a las mujeres que tenían a su disposición, la mayoría de ellas de nacionalidad rumana, a quienes sometían a diversas agresiones físicas que iban de golpizas inhumanas a cortarles el cabello y las cejas e incluso tatuarlas con códigos de barras que hacían las veces de señal de propiedad y recordatorio de la deuda que las mujeres mantenían con estos grupos criminales.

De acuerdo con las investigaciones policiacas, el primer grupo de esta red la dirigía un ciudadano rumano de nombre Iancu T. que en su país de origen fue condenado a 5 años de prisión por el delito de proxenetismo. Como regularmente sucede en estos casos, Iancu atraía a sus compatriotas con falsas promesas de empleo en territorio español y, una vez ahí, las sumía en el infierno de la prostitución.

Por otro lado, un sobrino del hombre, Iulian T., siguió después los pasos de su pariente, aunque con un grado mucho mayor de crueldad hacia las mujeres que mantenía cautivas, entre las que se encontraba una joven de 19 años que luego de un primer intento de escape recibió un trato mucho peor que antes, al grado de que le fue tatuado en la muñeca un código de barras con el dinero que adeudaba al proxeneta: 2,000 euros.

[Huffington Post]

La modelo Bar Refaeli es víctima de la hostigación sexual de la seguridad aeroportuaria

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/28/2012

La modelo Bar Refaeli recibe un agresivo "cateo lésbico" en el aeropuerto de Londres

Hace algunos días publicamos un artículo sobre la humillación sexual a la cual someten los gobiernos, especialmente anglosajones, a los ciudadanos bajo la excusa de la protección de la guerra contra el terrorismo. Una de las formas denigrantes a la que los ciudadanos son expuestos son los puestos de revisión con escáners --o si se niega a esto ya que estos emiten una radiación posiblemente cancerígena-- a un cateo de cuerpo completo, llamado "pat-down".

Una de las nuevas víctimas de esta concentración de sexualidad reprimida y poder, ha sido la modelo israelí Bar Refaeli, que reportó en su Twitter como una guardia, aparentemente lesbiana, palpó sus partes íntimas con cierta lujuria.

"Recibí un cateo por una mujer en el aeropuerto que me hizo sentirme muy incómoda y me dejó sin dudas sobre sus preferencias sexuales", escribió Refaeli en Twitter.

El incidente ocurrió en Londres hace un par de días. El tema si duda es ecomplejo y controversial, ¿hasta que punto es verdaderamente necesario este tipo de registros en los aeropuertos, y hasta que punto es real la amenaza terrorista sobre la cual Estados Unidos y Gran Bretaña se han abalanzado, en detrimento de la libertad individual?

[Daily Mail]

[Ver fotos de Bar Refaeli en bikini]