*

X

Intentan secuestrar a hombre que se parece a Saddam Hussein para forzarlo a hacer porno

Por: pijamasurf - 10/12/2011

Mohamed Bishr se rehúso a aparecer en una película porno en la que aparecería como Saddam Hussein, poco después fue momentáneamente raptado por unos indecisos secuestradores.

Ser el doppelgänger de un dictador derrocado puede ser lo peor que te puede pasar, sobre todo si tienes algo de dignidad. Mohamed Bishr, un hombre egipcio relativamente famoso por parecerse a Saddam Hussein, fue momentáneamente secuestrado, golpeado y arrojado de un auto en movimiento luego de que se negara a participar en una película pornográfica de uso político en la que, obviamente, aparecería copulando como Saddam Hussein.

Bishr dijo que  rechazó una oferta de 330 mil dólares  para aparecer en el sex tape de Saddam que sería vendido como una grabación del dictador iraquí fallecido. Poco después tres hombres de negro con armas los forzaron a entrar a un vehículo en la mítica ciudad de Alejandría. Al parecer los secuestradores no estaban muy seguros de lo que hacían (o simplemente tenían un temperamento irritable e impredecible), porque después de enfrascarse en una violenta discusión aventaron a Bishr fuera del automóvil.

No se sabe con quién iban a emparejar a Bishr en la película porno, si se trataba de escandalizar su memoria haciéndolo participar con un consorte políticamente incorrecto o de glorificar a Saddam haciéndolo tener intercambio carnal con todo un harén, pero anteriormente la CIA había planeado filmar un video sexual de un doble de Hussein copulando con un adolescente. Un oficial de la CIA le dijo al Washington Post que el film sería hecho supuestamente con una cámara oculta para aparentar realismo. "Muy granulado, como si fuera una grabación secreta de una sesión sexual".

[Huffington Post]

Te podría interesar:

"Los pecados de la Iglesia": cómo la Iglesia ha efectuado una operación de control mental milenaria

Por: Griknay - 10/12/2011

El historiador Juan García Atienza devela cómo la Iglesia ha tergiversado taimadamente la teología para imponer un imperio mundial.

El historiador Juan García Atienza escribe sobre las traiciones que la Iglesia ha hecho a las enseñanzas de Jesucristo, lo que la ha llevado a convertirse en un imperio teocrático poseedor de la única verdad y absoluta, por vías completamente manipuladoras. En el libro Los Pecados de la Iglesia, el cual es diseccionado en la entrevista que presentamos, este excelente historiador que siempre busca exhibir las claves secretas, sigue las pistas que develan la imposición de la Iglesia de una teología tergiversada de la religiosidad judía, con fines eminentemente políticos, similar a un programa de control mental, no tan distinto de lo que hace la CIA e incluso de lo que hicieron los nazis.

De forma erudita García Atienza se basa en fuentes cristianas que se destapan y no en los críticos de la Iglesia para argumentar que, desde el autoritarismo dogmático de San Pablo, se ha creado una especie de supra-Estado totalitario cuya arena de opresión es fundamentalmente la conciencia humana.

Se traza un clara dinámica de apropiarse del judaísmo, de las culturas mistéricas que termina por conquistar, así como de los pueblos paganos anteriores al cristianismo para transformar su panteón según sus necesidades de conversión.

La publicación no es sencilla de conseguir, como lo son todos los libros de Atienza, pero aquí podrán escuchar una extensa entrevista que le hacen al autor cuando el libro salió al mercado, donde explica ampliamente temas  que nos corresponde explorar a todos sin necesidad de ser afines o no al cristianismo, como sociedad que ha heredado su presente de este pasado tan cuestionable y manipulado.

 

La literatura histórica-esotérica de García Atienza es una colección sumamente valiosa a la cual solo  muy pocas exploraciones de lo oculto en lengua española se le acercan, donde se dejan ver amplios estudios de lo que se escapa a la historia oficial, con gran penetración de símbolos y de agendas ocultas.

Atienza falleció hace un par de meses, el 16 de junio de este año, y su muerte representa una inmensa pérdida para la ciencia en temas relacionados a los Templarios, el camino místico de Santiago y todo lo que tiene que ver con magia y misticismo en España y sus alrededores. Sentimos su partida y le agradecemos su legado literario y su ejemplar y elegante manera de arrojar luz a temas con tanta seriedad y tan difíciles de abordar.