*

X

El negocio de encarcelar inmigrantes ilegales y drogadictos en Estados Unidos

Por: pijamasurf - 08/15/2011

Prisiones privadas se benefician de tener un mayor número de prisioneros y cabildean entre los legisladores para tener leyes más duras que aseguren un flujo creciente de internos.

Más allá del resentimiento racial o el proteccionismo, una de las razones por las cuales Estados Unidos mantiene una serie de duras leyes contra los inmigrantes es que esto alimenta un negocio multimillonario.

En este informativo video la asociación civil Cuéntame documenta cómo funciona el negocio de las prisiones privadas en Estados Unidos. El Departamento  de Homeland Security paga entre 50 y 200 dólares —aportados por los contribuyentes— al día por cada prisionero, por lo cual estas prisiones son como hoteles que se benefician más si tienen más "huéspedes" y si estos se quedan por más tiempo. Esto significa un lobby para crear leyes más duras y una serie de penalizaciones arbitrarias de mala conducta para que la retención de los inmigrantes dure mucho más.

La compañía Corrections Corporations of America (CCA) maneja hasta el 60% de los 100,00 mil inmigrantes en prisión  y tiene ingresos de 5 mil millones de dólares al año. Esta compañía fondea al American Legislative Exchange Council (ALEC),  un grupo de presión que  se dedica a proponer leyes que encarnan  sus principios ideológicos de mercado libre, federalismo y anti-inmigración. Con aportaciones de compañías como Exxon Mobile, la Charles G. Koch Foundation, PhRMA  y el mismo CCA, este grupo es una especie de brazo legislativo de empresas de ultraderecha. El 20% de sus propuestas se convierten en leyes, incluyendo la ley anti-inmigrantes de Arizona.

El negocio de los drogadictos o hasta usuarios ocasionales es incluso mayor al de los inmigrantes —aunque muchas veces ambos se mezclan: se mantienen inmigrantes ilegales por más tiempo en las prisiones con cargos de posesión de marihuana, por ejemplo. Y para incrementar las ganancias, empresas como CCA han implementado prisiones de alta tecnología que escatiman en el número de guardias y aumentan el número de prisioneros. Un estudio en prisiones de Nuevo México encontró que los reos de cárceles controladas por CCA perdieron su "tiempo por buen comportamiento" 8 veces más que los internos en prisiones estatales.

Generalmente detrás de las leyes, más que una ideología, yace un modelo de negocios: el gobierno es el negocio de las corporaciones, malversando los fondos de los contribuyentes para las arcas privadas. Y los inmigrantes y los drogadictos están en el suelo de la pirámide. No por nada Estados Unidos tiene cerca del 25% de la población total de los prisioneros del mundo.

[Huffington Post]

 

Naked Girls Reading: mujeres desnudas protagonizan sesiones de lectura de obras literarias (VIDEO)

Por: pijamasurf - 08/15/2011

Cada mes se celebra en diversas ciudades de EUA un sensual ritual literario: mujeres desnudas leen en voz alta textos clásicos y contemporáneos frente a un público eróticamente intelectual.

 

imagen de mujer desnudas leyendo obras literariasEscuchar una lectura en voz alta de grandes escritores, como Ibsen y Oscar Wilde, degustando una copa dentro de un ambiente relajado, puede ser una experiencia ineludiblemente grata. Pero si además quien lee la obra es una sensual mujer desnuda, entonces podemos ya hablar de una ero-tertulia, diseñada para abstraerte del frenesí cotidiano y que te invita a sumergirte en una atmósfera propicia para disfrutar al máximo de una obra literaria.

Literatura frontal, e incluso una dosis de catársis, es lo que las Naked Girls Reading ofrecen a los asistentes durante "funciones" de dos horas. Este ritual mensual, que comenzó en Chicago en 2009, ahora ha llegado a Nueva York, urbe cosmopolita en la que el concepto ha sido eufóricamente recibido por decenas de jóvenes parejas y público en general, que gusta de asistir  a estas sensibles sesiones de cuerpos desnudos y literatura de calidad. Las encargadas de leer, todas ellas con privilegiados cuerpos y agraciadas facciones, demuestran una notable aptitud para la lectura en voz alta. Sobra decir que todas ellas irradian un desbordante erotismo mientras recorren la obre elegida, sentadas en cómodos sillones de época, con voz clara y risueño semblante.

"Me gusta narrar historias y esta es la manera en la que lo hago. Me siento cómoda desnuda. Me siento alegre haciendo esto", afirma Nasty Canasta, una de las oradoras del equipo, mientras que su compañera Gal Friday narra el sentimiento que le genera estar leyendo desnuda ante decenas de personas: "Cuando uno ve un desnudo por primera vez dice: '¡Oh, hay una chica desnuda!' Pero luego, cuando empezamos a leer, se siente cómo las miradas suben".

A continuación una breve crónica de mariano Andrade, corresponsal de AFP, sobre la sesión ero-literaria que le tocó presenciar en Nueva York:

"Unas 30 personas —en su mayoría jóvenes parejas y grupos de hombres— aguardan en un pequeño salón con viejos sillones clásicos y lámparas con tela roja en el primer piso de un bar del barrio de Greenwich Village, en el corazón de Manhattan. De pronto, cuatro chicas en bata y tacones entran y suben a un pequeño escenario con un gran diván y donde las espera un micrófono con pie. La gente aplaude, incluyendo a un hombre maduro que hasta el momento leía plácidamente el periódico junto a su compañera. "¡Bienvenidos! Me gustaría empezar presentándoles a nuestras chicas desnudas que leerán esta noche", anuncia Nasty Canasta, una joven de cabellera roja y silueta afinada, artista del género neoburlesco, que lidera a la troupe. A continuación Gal Friday, Sapphire Jones, Tansy y ella misma dejan sus batas y como Dios las trajo al mundo comienzan a leer pasajes que han seleccionado sobre autores famosos y otros que no lo son tanto. La importancia de llamarse Ernesto, del escritor británico Oscar Wilde, o Casa de muñecas, del dramaturgo noruego Henrik Ibsen son algunos de los libros elegidos para esta velada dedicada al teatro y en la que las cuatro chicas exhiben un verdadero talento oratorio. En la audiencia hay carcajadas ante diálogos picantes o muy inteligentes, pero también un silencio atento y hasta momentos de emoción, por ejemplo cuando Sapphire Jones dedica un texto de Shakespeare a su abuela, fallecida dos semanas atrás.

Michelle L'amour Naked Girls Reading "Delta of Venus" from franky vivid on Vimeo.

[AFP]