*

X

Si trabajas más de 10 horas al día corres el riesgo de morir prematuramente

Por: pijamasurf - 04/07/2011

Estudio revela que el riesgo de contraer un ataque cardiaco aumenta considerablemente en aquellas personas que trabajan más de diez horas al día.

Si eres uno de aquellos empleados que gustan dar del "extra" en la cancha laboral, y ello te genera un gran orgullo, lo cierto es que además de merecer el reconocimiento de tu jefe y de tus colegas también podrías estar arriesgando la vida. Un estudio realizado por investigadores británicos reveló que aquellas personas que excedían el tiempo dedicado a una jornada de trabajo "normal", que en la mayoría de los países corresponde a ocho horas diarias, estan poniendo en riesgo su integridad física.

Curiosamente aquellos que dedican una o dos horas más de trabajo a su jornada laboral, es decir nueve o diez horas laborando, no denotaron consecuencias físicas, pero los más apasionados o los más esclavizados, aquellos que rebasan las diez horas diarias de labores, demostraron tener 67% más riesgos de contraer un paro cardiaco durante los próximos doce años de su vida.El estudio consistió en monitorear a siete mil ciudadanos británicos, de entre 39 y 62 años, que comenzaron a laborar entre 1991 y 1993. Al comienzo del estudio ninguno mostraba problemas cardiacos.

Los investigadores monitorearon al grupo de voluntarios quienes fueron analizados cada cinco años hasta el 2004, enfatizando en el comportamiento cardiaco de cada uno de ellos. Al final del estudio, se registró la muerte de 29 de los participantes, mientras que 163 habían sufrido al menos un ataque al corazón. Y este último sub-grupo se distingía por trabajar excesivamente, en particular entre aquellos que rebasaban las jornadas laborales de diez horas.

[TimeMagazine]

 

Dos estrellas mueren para renacer como una sola

Por: pijamasurf - 04/07/2011

En la sublimación de la muerte más poética, científicos descubren que estrellas enanas blancas se fusionan al declinar para "renacer" como una nueva estrella

De forma extraordinariamente poética, realizando una especie de sexo tántrico cósmico, estrellas enanas blancas se unen en la muerte para “renacer” como una sola estrella.

Astrónomos han descubierto una docena de sistemas binarios de enanas blancas que probablemnte acaben fusionándose para “renacer” como una nueva estrella, continuando el ciclo de la vida cósmica. Un par de estas estrellas orbitan dando una vuelta la una alrededor de la otra en apenas 39 minutos, y comprimen una masa similar a la del Sol en un a bola del tamaño de la Tierra.

“Estas estrellas ya han vivido una vida entera. Cuando se fusionen, esencialmente “renacerán” y disfrutarán una segunda vida”, dijo el astrónomo del centro de astrofísica Smithsonian, Mukremin Kilic.

El descubrimiento entra en conflicto con la idea que se tenía de que las enanas blancas tienen una esperanza de vida de 30.000 millones de años.  Algo que resulta imposible porque el Universo tiene alrededor de 14.000 millones de años.

La solución a este problema es que las estrellas progenitoras de estas enanas blancas no evolucionaron aisladas sino en pares, con unas órbitas tan apretadas que las fuerzas de marea (similares a las que induce la luna sobre los mares en la Tierra) provocaron que perdieran tremendas cantidades de materia.

De este modo, al orbitar tan rápidamente una alrededor de la otra, perturban el continuo espacio-temporal y crean ondas gravitatorias que, al propagarse, restan energía al sistema haciendo que las estrellas se acerquen cada vez más hasta que, tarde o temprano, colisionen y se fusionen en un único objeto. La fusión del remanente de las estrellas emepazará a fusionar helio y poco después volverá a brillar como una estrella-fénix. De esta formas las estrellas logran lo que las personas enamoradas sólo sueñan, la transubstanciación y el co-renacimiento en la luz (tal vez para lograr esto antes debamos convertirnos en estrellas como ocurre en los antiguos mitos).

[Harvard Smithsonian]