*

X

Gobierno de Estados Unidos admite haber recibido comunicación extraterrestre

Por: pijamasurf - 04/23/2011

La Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA) desclasifica un documento que parece confirmar la recepción de mensajes emitidos por una inteligencia extraterrestres; incluso se elabora una guía para decodificar la comunicación.

Como si se tratara de una nueva moda entre gobiernos y agencias de seguridad alrededor del mundo, ahora la agencia de seguridad más grande del gobierno de Estados Unidos, la National Security Agency, ha creado un fichero nuevo de documentos que aparentemente confirman la recepción de comunicación emitida por extraterrestres (estos documentos ya habían sido publicados desde hace 5 años, pero ahora de nuevo se arroja luz sobre ellos). Curiosamente en los últimos dos meses tanto los gobiernos británico y francés, como el FBI, han accedido a desclasificar información relacionada a la interacción con vida extra-planetaria, ciclo continuado por la revelación de la CIA sobre el que Kennedy solicitó información sobre contactos alienígenas una semana antes de que fuese asesinado. Pero este extraño ufo-fashion informativo inevitablemente invita a cuestionarnos ¿Cuál es la agenda detrás de esta súbita apertura ante este tema?

Entre la información “liberada” después de la acción civil "Citizens Against Unidentified Flying Objects Secrecy v. National Security Agency" por la NSA existe un documento particularmente interesante, el NSA Technical Journal Vol XIV No 1 con folio número 41472, titulado ‘Key To The Extraterrestrial Messages’ (Llave a los Mensajes Extraterrestres). Esta pieza, firmada por un Dr Campaigne, presenta una serie de 29 mensajes que han sido recibidos desde el espacio exterior y los cuales aparentemente fueron emitidos por inteligencia extraterrestre.

El documento fue escrito, como su nombre lo dice explícitamente, para comprender los mensajes incluidos en esta comunicación extraterrestre. Lo más notable de este artículo ahora desclasificado es que no solo confirma la existencia de inteligencia extraplanetaria (de lo cual asombrosamente aún muchos dudan), sino que además confirma también lo que muchos han sugerido en las décadas recientes: que el gobierno estadounidense ha mantenido comunicación coherente con civilizaciones extraterrestres, incluso provenientes de más allá de los límites de nuestro sistema solar.

A continuación la transcripción traducida de la página 21, Apéndice:

“Recientemente una serie de radio mensajes fueron registrados provenientes del espacio exterior. La transmisión no fue continua, sino entrecortada en fragmentos por pausas que podrían considerarse como unidades ya que eran repetidas en varias ocasiones. Las pausas definen la puntuación incluida en el mensaje. Las múltiples combinaciones han sido representadas con letras del alfabeto para que los mensajes puedan traducirse en texto. Cada mensaje, excepto el primero, es registrado solo una vez. El número serial de los mensajes ha sido provisto con cada referencia”.

Con este documento publicado, y el cual puede ser descargado aquí, la NSA se une a las otras dos agencias estadounidenses, el FBI y la CIA, continuando así esta extraña moda. ¿Se trata de una especie de propedéutico psicomasivo para finalmente, luego de décadas de desinformación, enterarnos con claridad sobre el status de la relación entre la raza humana y civilizaciones extraterrestres? ¿O, simplemente estamos frente a una campaña propagandística más para distraer la atención pública de sucesos que o decisiones que afectaran plausiblemente nuestro futuro inmediato?

NSA Alien Message

Te podría interesar:

Rumoran que finalmente el Gran Colisionador de Hadrones ha encontrado "la partícula de Dios"

Por: pijamasurf - 04/23/2011

Un memo interno que fue filtrado a internet sugiere que el LHC finalmente ha encontrado el bosón de Higgs; oficiales del CERN han confirmado que el documento es real pero también han advertido que los resultados no han sido verificados.

El considerado como el más ambicioso proyecto tecnocientífico de los últimos años, el Gran Colisionador de Hadrones (LHC por sus siglas en inglés) podría finalmente haber hecho sonar la campana que anuncia el haber conseguido uno de sus máximo objetivos: hallar el bosón de Higgs, también conocido como "la partícula de Dios". Tras dos años y medio de operaciones y el procesamiento de más de 50 millones de gigabytes este monumental acelerador de partículas construido por la Organización Europea de Investigación Nuclear (CERN), ha conseguido, entre otras cosas, replicar el momento de la creación misma de nuestro universo, con una serie de mini big-bangs artificialmente producidos artificialmente, además de haber confirmado un nuevo estado de la materia: el quark gluon plasma. En su momento ambos logros fueron efusivamente celebrados por los científicos que trabajan en la CERN, con sede en Ginebra, Suiza: “Estamos maravillados por este logró. Estas colisiones generaron mini Big Bangs y conseguimos generar las más altas temperaturas y densidades que jamás se hayan logrado en un experimento humano. A estas temperaturas incluso los protones y los neutrones, que conforman el núcleo de los átomos, se derritieron originando un caldo caliente y súper denso de quarks y gluons que hemos llamado el quark-gluon plasma” afirmó el Dr David Evans, miembro del equipo de la Universidad de Birmingham que colabora en el proyecto.

Sin embargo, la misión última de esta suntuosa máquina que hasta ahora a costado cerca de $10,000 millones de dólares, es hallar definitivamente el bosón de Higgs lo cual aún no se ha logrado, o al menos hasta que no se confirmen los recientes rumores desatados por la filtración de un memo interno del CERN. Esta versión sugiere la posibilidad de que finalmente se haya conseguido encontrar a la también conocida como "partícula de dios", a partir de la cual se habría dotado de masa al universo. El bosón de Higgs corresponde a una hipotética partícula masiva, elementaria, que de algún modo representa una especie de eslabón perdido para completar múltiples secuencias de la física teorética.

De acuerdo con los ensayos científicos de Holger Bech Nielsen y Masao Ninomiyade, “Test of Effect From Future in Large Hadron Collider: a Proposal” y “Search for Future Influence From LHC”, publicados en arXiv.org, la búsqueda de la partícula de dios podría ser una especie de aberración metafísica, que de algún modo violaría el alma misma del código con el que esta programado nuestro universo, o mejor dicho, con el discurso creacional del propio dios. Incluso existen algunas versiones que afirman que la "mala suerte" que ha experimentado el Gran Colisionador de Hadrones en su búsqueda por revelar esta partícula podría deberse a que el acelerador de partículas podría estar siendo saboteado desde el futuro, o como reportamos hace unos meses en Pijama Surf utilizando una analogía mitológica:

"Producir el bosón de Higgs podría ser una abominación a la naturaleza tal que su creación (deus ex machina) generaría una ola retroactiva desde el futuro que detendría al colisionador antes de que pudiera crear la llamada “partícula de dios”, como un viajero que regresa en el tiempo para matar a su abuelo: el universo impide robar el fuego de Prometeo porque si esto sucediera, estallaría (o dejaría de tener sentido el juego de escondidillas cósmicas que llamamos evolución)." De hecho, el Dr Nielsen declaró en su momento al NY Times: “Tendría que ser nuestra predicción que todas las máquinas capaces de producir el bosón de Higgs deberían de tener mala suerte. Casi se podría decir que tenemos un modelo de Dios… y Él odia las partículas de Higgs, y trata de evitarlas”.

Ante el rumor generado por la filtración de un memo confidencial que sugiere que el LHC finalmente ha logrado probar la existencia del bolsón de Higgs, los científicos del CERN han pedido cautela en el manejo de la información, enfatizando en que aún esto no ha sido apropiadamente verificado y que podría ser, una vez más, una falsa alarma. De acuerdo con ellos, concretamente el memo lo que revela es que uno de los detectores de partículas en el LHC atrapó una partícula que podría ser un bosón de Higgs decayendo en dos partículas de alta energía conocidos como fotones.  “El actual resultado es la primera observación definitiva de manifestaciones físicas que van más allá del modelo estándar. Una nueva y excitante física, incluyendo nuevas partículas, podría encontrarse en un futuro próximo. Algunos científicos inicialmente afirmaron que el memo podría tratarse de una pieza falsa pero los oficiales el CERN lo confirmaron”.

James Gillies, vocero oficial del CERN, dijo que mientras los resultados emitidos en el memo eran genuinos, a fin de cuentas es uno más de miles que se producen constantemente por científicos y que aún se encuentra en una etapa muy joven. “Es aún muy temprano para afirmar si hay algo o no. Hay tres mil científicos trabajando en ATLAS (el proyecto dedicado al bolsón de Higgs dentro del LHC) y dividen el trabajo analítico entre ellos. Esta es una comunicación interna que enfatiza en algo interesante, pero antes tiene que pasar por múltiples fases y confirmación de los científicos antes de que pueda ser publicado como un resultado oficial por un equipo de colaboradores. La mayoría de estas cosas terminan no siendo nada. Es completamente especulativo pero también hay una gran excitación anticipada de que algo será hallado y por eso la información se propagó en internet.

Al respecto, el profesor Brian Cox, un físico de la Universidad de Manchester especialista en partículas, y también conductor del programa de la BBC “Wonders of Universe” pidió cautela sobre los resultados difundidos. Coz escribió en su cuenta de Twitter “Los rumores de Higgs son de un documento interno, inverificado de ATLAS. Mala ciencia haberlo filtrado. Muchos errores se hacen en torno a papeles que aún no han sido revisados”.

El Gran Colisionador de Hadrones es un proyecto compartido por cerca de 100 países y empleando a 10,000 científicos desde su concepción hace 15 años. El LHC permitiría colisiones de haces de protones a velocidades próximas a la de la luz las cuales generarían concentraciones de energía similares a las que ocurrieron en la primera trillonesíma de segundo posterior a la creación del universo. Y de algún modo representa la manifestación más ambiciosa de la tecnología aplicada a la ciencia en la historia humana, como una continuación de la arquetípica búsqueda frankenstainesca en la que el hombre canaliza, tal vez erróneamente, su porción de divinidad y juega a ser dios.

[Telegraph]