*

X

¿Antidepresivos de psilocibina? Estudio científico revela potencial de los hongos alucinógenos

Por: pijamasurf - 04/09/2011

¿El renacimiento de la medicina psicodélica? Nuevo estudio científico abre la posibilidad de usar el principio activo de los hongos alucinógenos de manera efectiva para tratar la depresión

Un nuevo estudio sobre el principio activo de los hongos alucinógenos, la psilocbina, muestra que esta sustancia disminuye el flujo sanguíneo del cerebro y reduce la conectividad en ciertas áreas del mismo, en algo que a primera vista parecería contradecir la sensación recontada por numerosos psiconautas de expandir su mente al tomar sustancias psicodélicas.

Las mismas áreas que pierden conectividad son sobreactivas en las personas que sufren depresión por lo cual esta sustancia tiene potencial para ser usada para tratar la depresión..

El estudio realizado en el Imperial College de Londres, el primero en décadas en el Reino Unido, midió con una resonancia magnética los efectos de esta sustancia en el cerebro de unos voluntarios.

Los resultados mostraron un menor flujo sanguíneo a la región conocida como el tálamo, el cíngulo posterior y el cortex prefrontal. La conectividad disminuyó en el hipocampo, en el cíngulo posterior y en el cortex prefrontal.

La psilocibina –como todas las triptaminas- tiene una estructura química similar a la de la serotonina –la hormona que regula los estados de ánimo- y por esto hace aleaciones con receptores de serotonina en las neuronas. La psilocibina podría tener usos terapeúticos  ya que el sistema de serotonina en los nervios es sobre lo que actúan los antidepresivos existentes.

Un estudio anterior de la Universidad de California mostró que las personas en fase terminal que tomaron psilocibina mejoraron en su estado de ánimo y reflejaron menos ansiedad.

Aún más significativo es el hecho de que los efectos de la psilocibina en el tratamiento de la depresión podrían ser a largo plazo, ya que la psilocibina incrementa la expresión de genes y proteínas asociadas con el crecimineto de nervios. “Creemos que los efectos antidepresivos de la psilocibina podrían deberse a un posible incremento en los factores que activan la neuroplasticidad a largo plazo,”  dijo Franz Vollenweider, del Hospital Psiquiátrico de Zurich.

Es interesante relacionar esta información con los devaneos psicodélicos de Aldous Huxley, quien en su libro “Las Puertas de la Precepción” habla de la “válvula reductora del cerebro”, la cual reduce el exceso de información disponible para concentrarse en procesos evolutivos víables. Tal vez algunas sustancias al reducir la conectividad de ciertas zonas del cerebro eliminan el influjo de cierta información para concentrarse en áreas que favorecen las percepciones psicodélicas u holotrópicas, silenciando en nuestro cerebro el mundanl ruido y  así permitiendo la apertura del ojo de la mente, el ojo del espíritu. Lo cierto es que sigue siendo un misterio porque ciertas rutas, ciertas conexiones, constelaciones que se encienden y se apagan, alteran de tal forma la percepción humana, una geometría arcana se oculta en este engranaje.

[New Scientist]

Desnuda entre cerdos industriales para generar conciencia

Por: pijamasurf - 04/09/2011

Al desnudarse en un corral de cerdos industriales en “The Pig That Therefore I Am” la artista Miru Kim busca atraer la mirada del consumidor al procesamiento industrial de animales como alimento.

Más allá de las prácticas y preferencias alimenticias de cada persona, parece innegable el hecho de que la cría industrial de animales es un fenómeno decadente que no habla bien del modo en que nos relacionamos ni con nuestro entorno natural ni con uno de los factores más importantes en nuestra vida: el alimento.

Tal vez por ello la artista Miru Kim decidió utilizar su propio cuerpo desnudo para invitarnos a reflexionar sobre nuestra relación con el reino animal y con el trato que reciben algunas de sus especies antes alimentarnos con ellas. La serie de fotografías logradas por Kim nos muestran su sensual torso desnudo, sigilosamente entremezclado con los lomos de cientos de cerdos que comparten un estrecho corral mientras se alimentan y esperan su ineludible muerte y eventual procesamiento a manos de una máquina.

En el manifiesto artístico de su obra The Pig that Therefore I am, Miru Kim no asume una postura a favor o en contra de consumir carne de cerdo, simplemente te invita a echar un vistazo, de la mano de su cuerpo desnudo, al hecho de que 1,200 millones de cerdos mueren anualmente por estar destinados a alimentar a la población mundial, y la mayoría de ellos son mantenidos en condiciones denigrantes (si denigras tu alimento lo más probables es que termines denigrándote a ti mismo) y aprovecha para discutir la idea de que “el modelo del siglo XVII en el cual los animales eran concebidos como máquinas ha sido reemplazado en los últimos tiempos: ahora los animales son vistos como materiales en bruto que generan ganancias monetarias en la producción de cantidades masivas de alimento”.

Ver más fotos de “The Pig that Therefor I am”

Nota cortesía de Ecoosfera