*

X

En caso de explosión, la nube radioactiva de Japón puede llegar a las costas de México y Estados Unidos

Por: pijamasurf - 03/14/2011

En caso de una explosión masiva del reactor nuclear de la planta de Fukushima Daiichi, la nube radioactiva podría llegar hasta las costas de México y los Estados Unidos de acuerdo con expertos en meteorología.

Ver números y estadisticas del terremoto/tsunami de Japón

Autoridades del departamento de Salud Pública del estado de California monitorean de forma muy cercana los eventos en Japón. Es de particular preocupación el peligro que podría significar para la costa este de los Estados Unidos una eventual fisión del reactor de Fukushima y una explosión, liberando gases radiactivos que, debido a las corrientes de aire podrían llegar a las costas del pacífico del hemisferio norte del continente Americano, incluido México.

Las autoridades de California han afirmado que, a diferencia de México, tienen un sistema de monitoreo de radiación para agua, aire y tierra, en caso de que una nube radioactiva llegará a las costas.

La dirección de viento puede ir de la zona de Miyagi hacia Tokio pero la corrientes tienden a ir hacia América. De hecho expertos afirma que es común encontrar partículas de contaminantes chinos en la bahía de San Francisco.

Algunos expertos en asuntos nucleares dudan de que esto pueda ocurri ya que las radiaciones se dan a nivel del suelo y una nube nuclear tiene un efecto limitado sobre las costas de América por las dimensiones del Océano Pacífico. Otros científico, sin embargo, aclaran que Japón se encuentra a sólo 8 mil kilómetros de los Estados Unidos.

En Japón la pesadilla nuclear no se desvanece ya que si bien se esta inyectando agua de mar para bajar la temperatura del rector 2 de la planta de Fukushima, esto ha sido dificil y que otra explosión ha ocurrido en el reactor 3 de la planta.

La situación no es optimista y información no es oportuna. El afán de Pijamasurf no es el de crear pánico entre la población sino informar y exigir a las autoridades transparencia e información.


Con información de Prision Planet

Programa secreto militar realizó pruebas para crear arma generadora de tsunamis

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/14/2011

El ejército de Nueva Zelanda con la aprobación de Estados Unidos experimentó con arma para generar tsunamis a finales de la Segunda Guerra Mundial

Archivos declasificados del gobierno de Nueva Zelanda revelan que experimentos secretos durante la Segunda Guerra Mundial fueron realizados con el fin de crear una bomba capaz de producir un tsunami.

Un oficial de la Secretaría de Defensa de Estados Unidos creía que el arma tenía tanto potencial como una bomba atómica.

El autor interelctual de esta arma fue el professor Thomas Leech de la Universiad de Auckland, quien fue apoyado por el Ejéricto de Nueva Zelanda. Los experimentos generaron pequeñas marejadas en Whangaparaoa, en 1944 y 1945.

Los detalles de la investigación parte del Proyecto Seal fueron dados a conocer 53 años después por el Ministerio de Relaciones Exteriores. En los documentos se muestra que Estados Unidos y Gran Bretaña estaban interesados en el desarrollo de esta arma en los años posteriores a la Segunda Guerrsa Mundial, e incluso consideraron enviar al Profesor Leech a Bikini Atoll para supervisar las pruebas nucleares y ver si su trabajo tenía una aplicación.

El Dr Karl Compton viajó a conocer a Leech y reportó estar impresionado con el profesor, recomendándolo ante el gabinete militar.  Leech recibió una condecoración de la realeza inglesa.

Los documentos no aclaran que sucedió al final con este programa secreto.

Neil Kirton, colega de Leech, le dijo al New Zealand Herald que los experimentos involucraban probar un patrón de explosivos debajo del agua para crear un tsunami. “Si algún día fuera retomado, bajo ciertas circunstancias creo que sería devastador”, dijo Kirton.

Alguas personas creen que la tecnología para crear terremotos y posteriormente tsunamis existe, particularmente a través del proyecto HAARP, el cual teóricamente puede dirigir ondas elctromagnéticas a la ionósfera para que reboten generando un evento telúrico de gran magnitud.

[Independent]