*

X

Cristales de diseño: cultivando copos de nieve en un laboratorio (video / timelapse)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/12/2010

Cristales de nieve pre diseñados: investigador del Caltech crea un copo de nieve artificial en su laboratorio; el proceso es registrado en un hipnótico timelapse

Mediante un elegante proceso de alquimia que implicó la condensación geométrica de vapor de agua, Kenneth Libbrecht del Instituto de Tecnología de California (Caltech) logró replicar artificialmente la creación de un copo de nieve. La maestría geométrica y el control acupuntúrico de la temperatura y otras fueras naturales son algunos de los logros más importantes que este investigador logro conciliar en su camino hacia la reproducción de una de las figuras más sublimes de la naturaleza.

El experimento fue parte de una larga investigación de Libbrecht en torno al desarrollo de cristales de nieve. Los copos de nieve son manifestaciones únicas ya que resulta imposible encontrar uno idéntico a otro. Esta azarosa estética se debe a las múltiples variables que se involucran en su proceso de gestación como temperatura, humedad, dirección e intensidad del viento, entre otras. Por ello los copos de nieve mantienen aún varios enigmas frente a la observación científica.

El diseño artificial de copos de nieve se llevó a cabo utilizando descargas eléctricas moduladas que permitían moldear la gestación de estos cristales helados en sintonía con condiciones controladas dentro de un ambiente recreado específicamente para conseguir esta hazaña. Para nuestra fortuna el proceso fue documentado en video y luego editado en un inspirador timelapse que aquí te presentamos.

via New Scientist

El famoso reno alado de la nariz roja parece vivir dentro de nuestras neuronas como un sello fractal de una divinidad feral

En un regalo fractal científico de Navidad, investigadores de la Universidad de Newcastle estudiando el funcionamiento de las neuronas del hipocampo se sorprendieron cuando encontraron al reno más famoso del mundo, famoso por su nariz roja, y su vuelo sideral, en el cerebro humano. Como si fuera el sello de un dios astado, o simplemente la lúdica excursión de los neurocientíficos de Newcastle que habían visto demasiadas apariciones de Jesús en la comida en la cultura popular, el reno de la nariz roja brota ominsamente en la resonancia magnética.

Aunque no tiene gran valor científico, la pareidolia de Rodolfo ha sido celebrada por los investigadores de Newcastle que al parecer realizaban una investigación poco interesante y no habrían sido destacados por los medios si no fuera por este espectral regalo de Navidad del reno neuronal.

Vía Telegraph