*

X

Encuentran extraña forma de vida en cristales gigantes de cueva mexicana

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 02/18/2017

Seres microscópicos que viven durante miles de años en un estado inactivo y se alimentan de metales y químicos dentro de los cristales han sido encontrados en Naica

Las cuevas de Naica en Chihuahua, México, parecen salidas de otro mundo, acaso la tierra de una película de ciencia ficción y, de hecho, contienen una criatura que parece otro mundo (y que podría habitar en condiciones extremas).

Se han encontrado criaturas microbiales que viven del hierro, el azufre y otros químicos dentro de estos cristales. Esta forma de vida nunca antes había sido observada y parece apuntar a que la vida en la Tierra puede soportar condiciones má difíciles de las que hasta ahora se creía que eran necesarias.  

Estos organismo han existido en un estado pasivo por grandes períodos de tiempo, durmiendo por eones entre los cristales. Algunos de estos cristales tienen medio millón de años, y estos microorganismos podrían haber existido desde hace 10 mil a 50 mil años.

En un futuro cercano, la investigación se incorporará a los proyectos de exploración espacial y exobiología de la NASA.

Escarabajos utilizan la luz de la Vía Láctea para guiar sus movimientos

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 02/18/2017

Escarabajos peloteros mueven sus pelotas de mierda en sintonía con la luz de la galaxia

Muchos animales utilizan los cuerpos celestes para navegar la Tierra, pero seguramente uno de los fenomenos de astronavegación más sorprendentes fue descubierto hace un par de años. Investigadores de la Universidad del Witwatersrand en Sudáfrica descubrieron que los escarabajos peloteros utilizan la Vía Láctea para orientarse.

Estos legendarios insectos que cargan su propia pelota de excremento se guían por la luz de la galaxia. Para esta especie, poder moverse en línea recta es vital en el acto de enterrar el excremento que luego será alimento para sus bebés y para escapar de otros escarabajos que quieren robar su pelota. El descubrimiento fue fruto de la interrogante de cómo estos insectos podían rodar rectamente una pelota en noches sin luna. Esto hizo que los investigadores consideraran la posibilidad de que utilizaban la luz de las estrellas.

Para el experimento en cuestión se llevó a los escarabajos al Planetario de Johannesburgo y se hicieron pruebas en las que se descubrió que los escarabajos sólo podían orientarse de manera efectiva cuando estaba presente la Vía Láctea. Cuando se bloqueó el acceso a la luz, los insectos rodaban sus pelotas sin rumbo.

El escarabajo pelotero es el primer animal que se comprueba que utiliza la Vía Láctea como parte de un mecanismo biológico. 

La investigación evoca en cierta forma al dios Jepri, la deidad solar egipcia representada como un escarabajo. Los egipcios hicieron la conexión simbólica entre el acto de rodar bolas de excremento del escarabajo y el movimiento del Sol en el firmamento, y también de la regeneración y el renacimiento en el hecho de que los jóvenes escarabajos emergen de los huevos dentro del excremento ya formados. Sería interesante investigar si esta deidad tenía alguna relación también con la Vía Láctea, la cual para los egipcios estaba conectada con el río Nilo en la analogía del macro y el microcosmos.