*

X

Hannah Arendt: ¿cómo surgen los regímenes totalitarios?

Política

Por: PijamaSurf - 01/03/2017

La filósofa alemana da algunas pistas para comprender cómo se llega al totalitarismo y lo que podemos hacer para evitarlo

En su libro Los orígenes del totalitarismo (1951), la filósofa Hannah Arendt hace un análisis sobre el surgimiento del antisemitismo en Europa central y Europa del Este para disertar sobre los dos movimientos totalitarios más importantes del siglo XX: el nazismo y el estalinismo. Sin embargo, más allá de tratarse de un estudio sobre estas dos pesadillas del siglo pasado, muy a pesar de nuestros deseos, también es una disertación que se mantiene completamente vigente en estos tiempos en que los gobiernos de extrema derecha se posicionan en todo el mundo mientras atravesamos por una alarmante crisis de refugiados, sólo por mencionar algunos elementos del escenario mundial actual.

Aunque para Arendt existen complejas y diversas causas de los regímenes totalitarios, nos centraremos en algunas que describen no al régimen en sí sino a las personas que sin saberlo forman parte de él, es decir, la gente común:

 

El sujeto ideal del dominio totalitario no es el nazi convencido o el comunista convencido, sino personas para quienes la distinción entre hecho y ficción (es decir, la realidad de la experiencia) y la distinción entre lo verdadero y lo falso (es decir, las normas del pensamiento) ya no existe.

 

Esto es, nos convertimos en el blanco del pensamiento totalitario en el momento en el que aceptamos nuestras creencias como absolutas y perdemos la capacidad de tolerar algo que no se corresponde con ellas. De esta forma, lo que perpetúa los regímenes tiránicos es la narrativa de “ustedes contra nosotros”. Para que esto suceda es necesario generar un ambiente de aislamiento (al menos a nivel ideológico) en el que las personas ya no puedan acceder fácilmente a una forma de pensar distinta de la que es “deseable” y “correcta” para su entorno. Una vez que se ha consolidado el aislamiento, el siguiente paso es la soledad:

 

Si bien el aislamiento sólo concierne al ámbito político de la vida, la soledad concierne a la vida humana en su conjunto. El gobierno totalitario, como todas las tiranías, ciertamente no podría existir sin destruir el ámbito público de la vida, es decir, sin destruir, aislando a los hombres, sus capacidades políticas. Pero la dominación totalitaria como forma de gobierno es nueva, ya que no se contenta con este aislamiento y también destruye la vida privada. Se basa en la soledad, en la experiencia de no pertenecer al mundo en absoluto, que es una de las experiencias más radicales y desesperadas del hombre.

 

En este caso, el término soledad no se refiere a la introspección o a la capacidad de pasar tiempo con uno mismo sino a la sensación de separación frente al mundo, el sentimiento de que no se forma parte de algo más. De acuerdo con Arendt, esto ocurre una vez que se ha aislado al individuo de tal forma que ya no se siente capaz de aportar algo al sistema de pensamiento en el que se encuentra a nivel social. Esto sucedió cuando el nazismo y el estalinismo llegaron a su auge y fue entonces cuando se cometieron los peores crímenes, pues en ese momento ya nadie se sentía capaz de desafiar al sistema.

Es por lo anterior que favorecer la creencia de que vivimos en un melodrama donde hay buenos y malos es una excelente herramienta de control; por algo las narrativas televisivas son así. Y frente a esto, lo que nos queda es la conexión humana, la empatía y el respeto por la diferencia como un verdadero acto de resistencia frente a la opresión.

El aparato de propaganda de Putin produce sexys calendarios de su líder y también un extraño calendario de mujeres sirias dándole las gracias a las tropas rusas de manera coqueta por su intervención

El poder de Vladimir Putin está en su momento más alto, y esto se debe en gran medida a su despliegue de una propaganda que parece superar a la mayoría de los políticos de la historia.  

Putin se ha rodeado de un equipo de estrategia y relaciones públicas dirigido por Vladislav Surkov, un ex director de teatro que tomó ideas del avant-garde y las llevó al corazón de la política. Surkov es uno de los responsables de mantener a Putin en el poder a través de una serie de estrategias que desafían toda noción de manipulación política, instaurando un teatro de ilusiones sobre la faz de la política rusa. Surkov y su equipo han creado un canal de propaganda internacional, Russia TV, una especie de CNN pro Rusia y pro todo tipo de teorías de la conspiración, han creado partidos políticos enteros que se oponen a Putin, grupos antifacistas y a la vez también grupos neonazis como actores de un juego de ajedrez político cuyo motivo parece ser la confusión total, hacer que nadie sepa qué es real. Un analista la llamó “una estrategia de poder que mantiene a toda oposición completamente confundida, una interminable metamorfosis que es invencible porque es indefinible”. Pero lo verdaderamente innovador, y totalmente en sintonía con nuestra época, según Adam Curtis, es que Surkov no sólo alimenta las teorías de conspiración, él mismo se atribuye la autoría de estas maquinaciones en muchos casos.

Entre los largos tentáculos de la propaganda de Putin se encuentra su personificación del gran macho alfa de la política mundial. Rusia es un país donde existe un alto índice de homofobia, por lo cual para Putin, un ex agente de la KGB, aparecer en viriles "photo ops", como puede ser apagando incendios, liberando osos y tigres con dardos tranquilizadores o simplemente apareciendo en la naturaleza con el torso desnudo (todo esto ha sido parte de una perenne campaña) parece incrementar su popularidad entre el electorado masculino y a la vez el femenino. 

Es por ello que desde hace 3 años Putin es el protagonista de un calendario que ha sido calificado como sexy, tierno y a la vez maligno. En líneas generales Putin es una especie de superhéroe, un hombre maduro, atractivo, sensible, infinitamente generoso y capaz de tomar las riendas de todo tipo de vehículos y animales.  Aquí algunas de las imágenes de la versión del 2017: 

 

Aquí se pueden ver más imágenes de este calendario.

En el 2016 eligió un perrito, en el 2017 un gatito. 

Algunos sugieren, después de que la CIA acusara a Putin de intervenir en la política de Estados Unidos, que el mes de noviembre del calendario debería tener esta imagen:

Pero el equipo de propaganda de Putin no sólo produce calendarios de su gran líder. Recientemente han revelado un calendario, titulado Desde Siria con amor, en el que mujeres sirias dan las gracias al ejército ruso con todo tipo de coqueterías, en algo todavía más surreal y alucinatorio. El calendario incluye chicas de Alepo y estaría fondeado por una oficina del Kremlin.

El mes de octubre es el cumpleaños de Putin; aquí aparece una joven siria diciendo: "Dime quién es tu Comandante en Jefe y te diré quién eres".

En marzo, una chica le dice a las tropas rusas: "Tenía miedo de que nunca nos volveríamos a ver".

Febrero es el mes en el que los hombres en Rusia reciben regalos de las mujeres.

Y por último, hace unos años, Putin recibió el calendario Feliz cumpleaños, Sr. Presidente de un grupo de colegialas de la Universidad  Estatal de Moscú. Cuando se le preguntó sobre este regalo, el mandatario describió a las chicas como "valientes". Se cree que esto también es parte del aparato de propaganda.