*

X

La marihuana medicinal para las mascotas: efectiva pero ilegal

Salud

Por: pijamasurf - 12/30/2016

Los tratamientos basados en CBD son altamente efectivos para tratar convulsiones, inflamación, dolor y otros padecimientos, pero aún deben liberarse de la prohibición

En los lugares donde se ha legalizado la mariguana medicinal no sólo ha cambiado la vida de numerosas personas, sino que también está cambiando la vida de sus mascotas. Numerosos amantes de los animales se han sumado al uso de productos basados en cannabis para aliviar los malestares de sus mascotas, incluyendo convulsiones, inflamación, dolor y ansiedad. Los tratamientos a base de marihuana están teniendo éxito no sólo en gatos y perros, que quizá son las mascotas más comunes, sino también en caballos, cerdos y aves. 

 

A pesar de esto en Estados Unidos la FDA o Administración de Medicamentos y Alimentos no ha aprobado los tratamientos de marihuana medicinal para mascotas, de tal manera que los veterinarios no tienen permitido dar recetas para estos productos en los estados donde la cannabis sigue siendo ilegal. Las instituciones afirman que no hay suficiente información científica y médica al respecto, pero los amantes de los animales que han probado estos métodos han reunido una impresionante cantidad de información anecdótica sobre su efectividad. Las señales apuntan a que simplemente no se tiene la información porque no se la ha buscado, debido a que los intereses de las farmacéuticas (y su dinero) están en juego.

 

Sin embargo, la prioridad de los amantes de sus animales de compañía es su bienestar. Cate Norton, rescatista que trabaja en un albergue de animales informó al New York Times que suele llevar a sus rottweilers a un veterinario en Hanover donde la marihuana medicinal está permitida, para tratar  sus convulsiones. Norton aclaró que su veterinario en Springfield desearía recetarla pero “no puede tocarla legalmente”. Además ha declarado que 8 meses usando Canna-Pet para la ansiedad y convulsiones de sus perros han logrado reducirlas dramáticamente

 

Es importante mencionar que los medicamentos para animales deben tener ciertas características específicas. Es decir, no se trata de darle un "brownie mágico" a tu perro o gato, ya que el THC --tan apreciado por los humanos por sus propiedades psicoactivas-- puede resultar tóxico para ellos, de manera que lo más recomendable es utilizar productos específicos con dosis precisas de CBD. Sin embargo, tanto los animales como los humanos todavía tienen mucho camino por recorrer para conseguir liberar su salud de la dependencia del big pharma.

Consumo de alcohol disminuye en lugares donde se legaliza la marihuana (y la salud pública se beneficia)

Salud

Por: pijamasurf - 12/30/2016

En materia de salud pública, un punto a favor de la legalización es la disminución del consumo de alcohol (con todos los beneficios que ello implica)

Los argumentos a favor de la legalización de la marihuana son incontables. No porque la marihuana sea una panacea, pero el sentido común, las estadísticas y la trágica historia de la "guerra contra las drogas" provocan este florecimiento explosivo de razones sociales, económicas, culturales y, también, en materia de salud pública. 

En cuanto a este último rubro, la salud pública (lo cual, por cierto, era uno de los principales pretextos que justificaban la prohibición de la marihuana), se ha comprobado que en las entidades de Estados Unidos que han legalizado el consumo de cannabis se han prescrito significativamente menos fármacos a pacientes (desde antidepresivos hasta analgésicos), además de que se ha registrado una disminución importante en el consumo de alcohol (esa sustancia socialmente celebrada, respaldada por una industria multimillonaria y asociada a una cantidad masiva de crímenes y accidentes). 

Gracias a un estudio reciente se constató que, en aquellos estados donde el consumo recreativo de marihuana es permitido (Oregon, Colorado y Washington), los índices de consumo de cerveza bajaron entre 3 y 6%. Y si consideramos que California pronto se integrará a ese grupo podemos suponer que la industria del alcohol recibirá un duro golpe pero, sobre todo, que esto podría impactar de manera positiva en los índices de salud pública y reducción de crímenes y accidentes.