*

X

Este artilugio está diseñado para que lo acaricies y te relajes en el trabajo

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/05/2016

Si quieres aliviar un poco de tensión, qué mejor que con un gesto que evoca un estado de placidez absoluta

El trabajo puede ser estresante, lo sabemos bien, pues además de que en muchos casos obliga a estar en una misma postura durante varias horas, el desgaste psíquico y emocional son factores que también contribuyen a minar el ánimo general.

Para combatir esta situación existen varias alternativas, desde ciertas rutinas mínimas de ejercicio físico hasta la música o las licencias dentro del ámbito laboral. Otras contemplan accesorios como pelotas suaves que se pueden manipular para aliviar la tensión o, como en este caso, un peculiar objeto que más o menos a partir del mismo principio cumple también con el propósito de relajarte.

¿Con qué diferencia? Bueno… el aspecto, que salta a la vista y que, si acaso hubiera dudas al respecto, éstas se despejarían con el nombre que le adjudicaron sus creadores: "NiceBalls".

El movimiento al que incita este artilugio evoca ese estado de placidez en que el macho de varias especies, entre éstas el ser humano, acaricia su zona púbica como gesto atávico de confianza y relajación absoluta que no pocas veces se ha confundido con la despreocupación, y aun con la pereza. Pero no en este caso, pues no sin orgullo los creadores de NiceBalls aseguran que gracias a su producto “ya es posible ser productivo mientras te tocas las pelotas”.

A juzgar por lo que se dice en su sitio web, NiceBalls es por el momento sólo un prototipo (y acaso también una broma) que aguarda la aceptación general para, quién sabe, quizá producirse masivamente.

 

También en Pijama Surf: Date unos minutos para recordar junto a Krishnamurti que no todo en la vida es trabajo (VIDEO)

Puesto de comida callejera recibe galardón internacional de alta cocina

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/05/2016

¿Tal vez asistimos al renacimiento de la comida callejera?

Cuando pensamos en alta cocina probablemente nos venga a la mente un restaurante donde el cubierto cuesta lo que 1 año de salarios mínimos o 1 semestre de universidad. Sin embargo, la prestigiosa guía Michelin de restaurantes acaba de incluir al pequeño puesto de comida Hong Kong Sauce Chicken Rice and Noodle en su lista --y tienen excelentes razones.

El lugar es propiedad de Chan Hon Meng, quien desde hace 35 años prepara pato al estilo chino y otras delicias de la comida rápida, con tan extraordinaria maestría que la gente hace largas filas afuera del local incluso antes de que abra. Establecido en Singapur pero de ascendencia malaya, este chef nunca se imaginó que iba a estar en una ceremonia junto a algunos de los mejores chefs del continente asiático.

De hecho, Chan en un principio pensó que estaban bromeando. "¿Por qué Michelin vendría a mi puesto?", se preguntaba con incredulidad cuando recibió la invitación a la cena de gala en Singapur. "¿Puede un vendedor ambulante ser nominado?". Y sí, la respuesta que recibió fue que Michelin reconoce a los restaurantes y chefs por su perfección culinaria y su sabor, no por sus instalaciones. Con un costo promedio de 1.50 dólares, el restaurante de Chan es el lugar más barato para comer dentro de la guía Michelin.