*

X

Estudio demuestra que videojuegos inducen estados de conciencia alterada

AlterCultura

Por: pijamasurf - 04/07/2016

Investigación reciente advierte que jugar habitualmente videojuegos induce con frecuencia estados alterados de conciencia y percepción

Si bien sumergirte en un videojuego no necesariamente se traduce en una visita al país de las maravillas de Alicia, cualquiera que haya encarnado un personaje  dentro de unos de estos entornos o que haya psicoprotagonizado una de sus historias sabrá que algo muy peculiar ocurre. Similar al estado de trance o a una especie de hipnosis proactiva y voluntaria, el jugador realmente se transporta a otro mundo. 

Pero para confirmar lo que muchos ya hemos experimentado, un estudio reciente afirmó que hay una alteración de la conciencia en el gamer. Desde hace tiempo existía la noción de un fenómeno llamado “game transfer phenomena” o GTP (fenómeno de transferencia en el juego), que se refiere a la alteración perceptiva (visual, sonora y corporal). Sin embargo, hasta ahora se consideraba un efecto relativamente aislado y se desconocía con qué frecuencia ocurría dicha alteración.   

La investigación, encabezada por la doctora Angelica Ortiz de Gortari, de la Universidad de Nottingham Trent, determino que prácticamente todos los gamers apasionados --96.6% de ellos- aseguran haber experimentado episodios de conciencia alterada, en particular GTP, en algún punto de sus inmersiones. Al parecer se trata de una frecuencia perceptiva similar a la hipnagogia, en la que sueño y realidad se funden de manera sutil pero activa, algo así como estar despierto pero experimentando pequeños glitches de fantasía o pinceladas de ficción. 

Al respecto, la doctora Ortiz señaló en una entrevista:

Lo más interesante ocurre cuando los gamers ven imágenes con los ojos abiertos, como cajas de texto encima de la cabeza de una persona. También hay percepciones alteradas en las que objetos de la vida real se distorsionan en forma o color.   

En el estudio “Prevalence and characteristics of GTP”, que será publicado próximamente, la misma Ortiz, junto con el doctor Mark D. Griffiths (coautor del análisis), describe variantes de este fenómeno:

Otras percepciones alteradas incluyen la sensación de cuerpo entumecido, sentir que el tiempo corre más despacio, experimentar pérdida de la coordinación en la movilidad corporal y/o movimiento corporal en automático, tal como ocurre dentro de un videojuego. 

 

(Imagen: timewheel.net)

Esta preciosa enciclopedia reúne el conocimiento de herbolaria de 5 chamanes de la tribu de los matsés, en el Amazonas

En la medida que entendamos que tal vez lo más preciado que tenemos como especie es el conocimiento acumulado a lo largo de la historia, entonces ese horizonte actualizado en tiempo real, me refiero al futuro que como humanos compartimos, sin duda nos mostrara un más grato paisaje. Este conocimiento, en combinación con las vivencias y experiencias que lo forjan, es la fuente más importante de potencial sabiduría que tenemos a nuestro alcance: millones de horas de observación de astros, de comportamiento animal, ensayos botánicos, pruebas y errores múltiples, reflexiones, intuiciones y remedios que, entre otros bits de información ya experimentada, dan vida a un gran tesoro.  

Si bien esta información está ya de una u otra manera inscrita en la memoria colectiva, es fundamental que, además de ejercerse, sea documentada. Así, cuando la atención general se distraiga y tienda a olvidarla, existirá la posibilidad de revivirla una y otra vez. A fin de cuentas recordemos que buena parte de las respuestas que como especie requerimos para enfrentar los retos por delante yacen justo ahí, en premisas y conocimientos adquiridos en otros momentos de la historia y que con el tiempo, la prisa y la ignorancia, han ido diluyéndose. 

mmmmmPor eso el que una tribu del Amazonas se haya organizado para crear una enciclopedia de medicina tradicional, garantizando así la conservación de esta invaluable información, es algo que todos debemos celebrar. Y es que no sólo se trata de un importante antecedente en la conservación del conocimiento ancestral, también es un recordatorio para todos de que estamos justo parados sobre un radiante tesoro –compuesto por tradiciones, sabiduría popular, etc.– y es además, en otro plano, un vehículo para salvaguardar las raíces culturales de un grupo.

A lo largo de más de 500 páginas se reúne el conocimiento herbolario de cinco chamanes de la tribu de los matsés, que habitan la región amazónica ubicada entre Brasil y Perú. En la iniciativa colaboró la organización Acaté, cuyos miembros ayudaron a organizar la información detallada alrededor de las plantas utilizadas en la medicina tradicional de este grupo, así como los numerosos malestares para los cuales se emplean. 

0624.acate.YjEcd5UbiAMKvDZMcV0czWQKLvAgDf3q0TmtrNfBUHYHace unos meses advertíamos que cuando muere un chamán o un viejo curandero de un determinado grupo, con él suele morir una gran cantidad de información, pues aunque es muy probable que haya transmitido su conocimiento a algún discípulo, pocas veces éste está documentado por escrito, lo cual conlleva que parte del saber termine perdido. Y curiosamente la muerte de uno de los más sabios curanderos matsés, que ocurrió antes de que pudiese transmitir sus incontables remedios, fue lo que motivó la iniciativa de esta enciclopedia. 

Para evitar que el conocimiento termine en manos de corporaciones o mercenarios, algo que ya ha ocurrido con premisas ancestrales de botánica medicinal que terminan sirviendo para elaborar fórmulas patentadas y explotadas industrialmente, la obra sólo se imprimió en la lengua propia de este grupo. Y como complemento a la publicación de la misma, se implementará un programa de educación que enlazará a los chamanes con jóvenes estudiantes, para garantizar una transmisión viva no sólo del conocimiento herbolario sino también de los usos y costumbres matsés.    

 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis