*

X

TRANSMISIÓN EN VIVO: ve completo el eclipse total de sol del 8 de marzo

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/07/2016

Sigue la transmisión en vivo en Internet del eclipse solar completo de este 8 y 9 de marzo de 2016

El eclipse total de sol de este próximo 8 de mayo de 2016 será sin duda uno de los más importantes acontecimiento astronómicos del año. Sin embargo, pocos son los que en esta ocasión podrán disfrutarlo ya que sólo será visible en ciertas regiones de la India, China, Australia y el sur de Asia. De hecho, la totalidad de la coyuntura solar-lunar sólo podrá observarse desde Sumatra, Borneo, Sulawesi y algunos pocos puntos del océano Pacífico.

Por lo anterior cobra aún más valor la posibilidad de presenciar este eclipse total de sol en una transmisión. Y es que si bien, como ocurre con cualquier otro espectáculo de la naturaleza, lo ideal sería vivirlo en persona, la relevancia y estética de este fenómeno bien vale la pena seguirlas aunque sea a través de nuestra cotidiana pantalla. 

El eclipse comenzará en su primera etapa (fase penumbral o P1) a las 23:19UTC del 8 de marzo,  mientras que el eclipse total se registrará  a las 01:59UTC del día 9 de marzo (19:59 horas en la Ciudad de México); el Sol estará completamente oculto durante 4 minutos y 9 segundos.

* Estos horarios son UT o UTC. Para consultar la hora específica en tu país sólo revisa esta tabla de husos horarios y con un simple cálculo de suma o resta sabrás a qué hora será visible desde tu zona geográfica (p. ej., si vives en Chile, en la Isla de Pascua, en la tabla dice que el huso horario de este lugar es UTC -6:00, por lo que si el eclipse total es a las 21:02:42, significa que estará ocurriendo a esa hora menos 6, es decir a las 17:02:42...).

 

Conoce por qué ocurren los eclipses y las interpretaciones astrológicas del eclipse del 8 y 9 de marzo

Epigenética: cómo nuestra salud y nuestros traumas son heredados a nuestros hijos (VIDEO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/07/2016

La fascinante ciencia de la epigenética explicada (o cómo se inscriben tus experiencias en tus hijos)

En los últimos años la epigenética ha demostrado que nuestra concepción de la herencia como solamente limitada al ADN es errónea, ya que es posible transmitir experiencias a nuestros hijos, las cuales no se inscriben en el ADN. El siguiente video muestra con un sencillo ejemplo cómo funciona la epigenética. En el caso de una serie de ratas de laboratorio que recibieron electrochoques cuando eran expuestas a acetofenona, las siguientes generaciones también desarrollaron neuronas sensibles a este olor frutal, transmitiendo así su experiencia del temor a esta señal, algo que evolutivamente podría ser muy útil.

La génetica como la concocíamos decía que características como la memoria, las cicatrices, los músculos (experiencias, aprendizajes), no se transmiten, sólo el ADN, ya que no se inscriben en él. Sin embargo, los investigadores han notado que estas experiencias cambiaron genéticamente a las siguientes generaciones, si bien no en cuanto al ADN sino en cómo el código se lee, en cómo se activan los genes, lo que se llama etiquetas epigenéticas, una especie de switch que activa o apaga ciertos genes (en el caso de las ratas, dichas etiquetas modificaron las células espermáticas). En los últimos años se ha descubierto que la relación entre los genes y el medio ambiente es más importante que la presencia de genes individuales.

Un caso famoso con humanos fue documentado en Överkalix, Suecia. Para el asombro de los científicos, niños que habían vivido temporadas de escasez en las cosechas tuvieron una descendencia mucho más sana que aquellos que habían vivido temporadas de abundancia: menos diabetes, mayor longevidad, etc. El doctor Bygren, autor de la investigación, concluyó, eliminando factores socioeconómicos, que de alguna manera los pobladores de Överkalix estaban transmitiendo experiencias a sus hijos y nietos. Lo anterior sugiere que no sólo pasamos nuestros genes sino también un aspecto cualitativo de nuestra existencia, incluyendo nuestra salud o algunos factores a los cuales hemos acostumbrado a nuestro cuerpo.

Otro estudio mostró que los traumas que vivimos pueden ser transmitidos hasta por dos generaciones a través del esperma. 

Sin duda, todo esto nos deja pensando en las sutilezas de los mecanismos de herencia y en cómo cada uno de nuestros actos moldea a las siguientes generaciones y afecta su facilidad o dificultad para adaptarse a las condiciones de la existencia.