*

X

Shakespeare como un espejo abierto (37 representaciones del gran escritor para ver en línea)

Por: pijamasurf - 11/30/2015

The Space, el proyecto de la BBC y otras instituciones culturales inglesas, ofrece en línea la representación de 37 obras de Shakespeare en igual número de idiomas

shakespeare_2699766kEn la historia de la literatura tal vez no haya escritor que se compare con William Shakespeare. Por supuesto que hay nombres más suficientes para desafiar esta importancia —Dante, Cervantes, Dostoievski, Proust, y quizá algunos otros— pero difícilmente uno que, como el inglés, haya generado tal impacto en la cultura occidental, tan decisivo que un crítico como Harold Bloom no duda en proponer que Shakespeare nos inventó como humanos, que el significado de ser humano que ejercemos cotidianamente en la modernidad mana directamente del corpus shakespereano. 

Pero más allá de las interpretaciones y las exégesis, la importancia de este dramaturgo y poeta isabelino radica en que, por su innegable genio y la manera en que supo condensar en un puñado de personajes el complejo crisol de la naturaleza humana, nunca, desde que dio a conocer sus obras, ha dejado de representarse y leerse. Esa es en buena medida la clave de su fortuna, una relación recíproca entre talento y fascinación que lo ha mantenido siempre cercano y, al mismo tiempo, resistente a la lectura última. Paradójica y estimulantemente, Shakespeare es al mismo tiempo un autor sumamente familiar, asequible, y un enigma que alimenta la apariencia de solución sin que nunca sepamos de verdad si ésta existe.

Por si fuera poco, esa ambivalencia, para mayor fortuna suya, se nutre también del enorme placer que supone encontrarse entre sus palabras. En esto Shakespeare es comparable con casi cualquier escritor del canon occidental: leerlo, escuchar sus diálogos y sus diatribas, trae consigo un goce indescriptible en el lector y el espectador, una experiencia estética que, a riesgo de exagerar e incurrir en la llamada “bardolatría” (“la adoración de Shakespeare” que, según Bloom, “debería ser una religión secular más aún de lo que ya es”), justifica por un momento la estancia en este mundo. Si para conocer a Hamlet y a Yago, a Romeo y Julieta, a Lady Macbeth y Shylock, a Falstaff, antes hay que nacer y vivir, entonces, sin duda, no serían pocos quienes tomarían el desafío.

En este sentido, The Space ofrece una buena oportunidad para acercarse o redescubrir las comedias, tragedias y dramas históricos shakespereanos, representados por 37 de las mejores compañías del mundo, también en una treintena de idiomas distintos (aunque todos con subtítulos en inglés) y todos disponibles para verse en línea.

Se trata de un mosaico verdaderamente multicultural que en cierta forma confirma una de las impresiones más recurrentes sobre la obra del bardo y, en general, del arte auténtico: la posibilidad de que, sin importar nuestra lengua y nuestra cultura de origen, nos encontremos en ella, que nos explique y nos exprese, que nos revele algo de nosotros mismos que de otra forma permanecería ignorado.

En este enlace, las 37 obras de Shakespeare: Globe to Globe, en el sitio The Space.

También recomendamos The Preface to Shakespeare, el primer trabajo crítico sobre el bardo, escrito cuando Samuel Johnson editó por vez primera las obras shakespereanas, en su original en inglés y en español.

Tatuajes neotribales y neopaganos: remix cultural en tu piel

Por: pijamasurf - 11/30/2015

Hoy los tatuajes son vehículos para manifestar algunas de las fusiones culturales más extravagantes y ricas de la actualidad
[caption id="attachment_103584" align="aligncenter" width="560"]marco-galdo-09 Diseños de Marco Galdo[/caption]

El neotribalismo es la ideología que se desarrolla a partir y a favor de las personas que se oponen a las normas regidas por la sociedad de masas y que retoman símbolos tribales. Muchas son y han sido tribus urbanas que comienzan a establecer ideologías “únicas” como resultado de conjuntar ideologías antiguas y adaptarlas a su tiempo.

En cuanto al neopaganismo, se trata también de una tribu o subcultura urbana que en su caso retoma o extrae preceptos y símbolos paganos. A diferencia del neotribalismo, el neopaganismo reúne a diversos movimientos espirituales inspirados en las distintas formas de religiosidad politeísta anteriores al cristianismo (por ejemplo el culto wicca, popular en Estados Unidos y Europa).

sane xoxo tumblr

En la actualidad hiperconectada, estas tribus se han fusionado y van conjurando una inédita danza de símbolos y rituales. Sin duda los tatuajes, el arte de imprimir símbolos en tu piel, son uno de los vehículos más populares entre estos nuevos grupos.

Los tatuajes no sólo son memoria individual, sino que son registros físicos (pictóricos) de las diversas ideologías y pensamientos de una era: también nosotros somos parte de la gran biblioteca que hemos creado, una memoria que es a la vez individual y colectiva, comunitaria. Nuestra piel también se puede y se podrá leer como signo ideológico de una época.

Sin embargo, los estilos han variado y se han adaptado mucho con el paso del tiempo. Por eso es común ver ahora símbolos neopaganos o neotribales en los cuerpos de las personas. Tal vez uno de los más famosos es el vegvísir tatuado en el brazo de la cantante islandesa Björk.

El vegvísir es un símbolo que “guía a las personas durante las jornadas de mal tiempo y poca visibilidad”, y es conocido como la brújula vikinga. La cultura vikinga es muy profunda simbólicamente y muy simple en sus trazos, recordando la simpleza similar a la empleada en los códigos hobo de los vagabundos neoyorquinos.

Otra línea importante de los tatuajes "neotribales" apela a diseños con elementos provenientes de las culturas del Pacífico, los cuales, al igual que las runas vikingas o la simbología celta, se caracterizan por su simpleza de trazo y su riqueza simbólica. 

11geo

Así conviven diferentes culturas en una gran masa que va apropiándose de diversos símbolos de la historia para reincorporarlos y resignificarlos en una era a veces tan vacía de sentido y de símbolos propios. Por ejemplo, un grupo de jóvenes mexicanos puede presumir símbolos propios de culturas ancestrales del norte de Europa o de los bosques celtas, y quizá incluso fusionarlos con nociones contemporáneas, tal vez un detalle prehispánico o una pincelada maorí.  

En pocas palabras hoy, quizá como nunca en la historia, la intimidad de la piel es aprovechada para canalizar una expresión viva y honesta, un lienzo multicultural que arremete contra la uniformidad y abre nuevos horizontes entre las generaciones contemporáneas.

Hoy es posible forjar una identidad única en la historia, de la misma forma en la que puedes, como invita Fuze Tea, personalizar un tatuaje hasta sus últimas posibilidades: lograr ese diseño, y por lo tanto ese manifiesto, que nadie jamás ha tenido. ¿Quieres probar?