*

X

Tus vacaciones son reflejo de tu personalidad

Por: Samuel Zarazua - 08/12/2015

¿Hacemos el viaje, o el viaje nos hace a nosotros?

The beach at North Seymour Island in the Galapagos, Ecuador. Foto: David Adam Kess. Fuente: Wikipedia

La personalidad del individuo se refleja en todos los aspectos de su vida. El temperamento encarna en formas perceptibles tan definidas como el estilo al vestir, la decoración de la casa, los hábitos rutinarios y hasta el carácter de las mascotas. El psicólogo Shigehiro Oishi, en un estudio de la Universidad de Virginia publicado en el Journal of Research of Personality, encontró que los extrovertidos prefieren la playa, mientras que los introvertidos prefieren las montañas.

La hipótesis de Oishi está basada en la idea anterior del campo, que habla del "ajuste personalidad/ambiente": de acuerdo a valores y deseos individuales, seleccionamos activamente el contexto en el cual nos desarrollamos. 

Así, la personalidad, sumada a la genética, es la gran fuente de diferencias en los patrones de comportamiento, cognición y emoción. La personalidad afecta de forma positiva o negativa la interacción con el entorno social y ambiental, así como nuestra respuesta a situaciones específicas. Las distintas personalidades, además, interactúan entre sí. Los seres humanos extrovertidos socializan, los introvertidos están tranquilos. Las personalidades se configuran geográficamente desde la forma de ser, el trabajo que eligen, la oficina y las actividades creativas, hasta el lugar de vacación y el país donde radican. 

 

¿Estás listo para un día de playa?

El equipo de 921 estudiantes de Oishi fue el encargado de calificar a los voluntarios mediante un cuestionario estándar de personalidad. Entre los datos obtenidos también se halla la edad, el género, la raza, el sexo, la nacionalidad, el nivel socioeconómico y las preferencias.

A un grupo se le mostró pares de imágenes de playas y montañas boscosas, y se le preguntó cuál preferían visitar, con un costo y tiempo en promedio igual para ambos lugares. La extraversión resultó ser un promotor significativo de la preferencia al mar.

 

¿Te gusta irte solo de camping?

¿Por qué la gente decide refugiarse en lo solitario de las montañas? La elección del destino es la fotografía de nuestra personalidad.

Los investigadores preguntaron a otra muestra de estudiantes, entre la playa y la montaña, a dónde iría por diversión y a dónde en busca de tranquilidad. La mayoría de los encuestados respondió que por diversión iría con los amigos a la playa y, afirmando la hipótesis de los investigadores, que las montañas eran mejores para estar a solas.

Introveridos y extrovertidos

 

¿El viaje hace a nuestra personalidad o la personalidad hace al viaje?

Cuando decidimos viajar, nuestra personalidad escoge los lugares que satisfacen nuestras expectativas. Los estudios muestran que las personas con valores, políticas y personalidades similares prefieren determinadas regiones, en parte por elección. Lugares apartados hacen más introvertidos a los que ya lo son, mientras que los lugares abiertos animan más a la extroversión.

Oishi y su equipo de trabajo trataron de averiguar si los introvertidos y extrovertidos se agrupan geográficamente. De acuerdo a la 'montañosidad' de cada estado de Estados Unidos, el equipo de Oishi desarrolló una encuesta de personalidad que se realizó durante varios años a cientos de miles de encuestados. En la muestra de población encontraron una fuerte correlación entre la elevación y la introversión a nivel estatal: entre más montañoso el estado, más introvertida su población.

Para ver si la geografía pone de manifiesto ciertos rasgos de la personalidad y conocer si la montaña hace más introvertido al introvertido, colocaron a los participantes al azar en dos puntos del campus de la UVA: una loma tranquila o un campo abierto. Los voluntarios fueron entrevistados por los investigadores antes y después del ejercicio, para ver si la colina hizo más tranquila a la gente introvertida, y si el área abierta volvió más extrovertidos a los ya sociables.

 Gráficas

Aunque el terreno no hizo a la gente más introvertida, se puede decir que una afortunada fracción de introvertidos era más feliz en la zona aislada que en el área abierta, lo cual es consistente con la hipótesis persona/medio ambiente. 

Así como nosotros modificamos el entorno con nuestra personalidad, alimentando la psique con viajes, también está la variante de que el entorno moldea a su vez nuestro temperamento. Las personas que se van de ermitaños a lugares boscosos alejados de la gente tienden a ser más introvertidas y suelen preferir lugares montañosos para vacacionar, mientras que quienes viven en lugares ‘abiertos’ gustan de visitar más el mar.

Con tal de solventar miedos como salir de la 'zona de confort', no dominar el idioma, perderse, sentirse diferente o no encajar, temor al choque cultural o, si se es mujer, de viajar sola, las opciones de viaje pueden reducirse a un número pequeño.

Cual fractal, la personalidad se conforma por múltiples capas, incluyendo aspectos biológicos, culturales, ambientales y de estatus social específicos para persona. Así que, después de buscar tips para viajar gratis en avión no quedará más que someterse a un rápido test de personalidad, retar a la psique y escoger el lugar de acuerdo a nuestra personalidad.

 

También en Pijama Surf: Las 10 mejores playas nudistas del mundo 

Un extraño protocolo para lidiar con personas que experimentan un malviaje de LSD en conciertos de rock

Por: pijamasurf - 08/12/2015

Un extraño protocolo circulado por la seguridad de los conciertos de Grateful Dead trata a las personas que se malviajan en LSD como animales en un laboratorio

Fractal psicodélico. Photo: Wikimedia. https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Fractal_Xaos_psychedelic.png

Fractal psicodélico. Foto: Wikimedia

Los conciertos de Grateful Dead fueron en los 60 y 70 unas de las más grandes reuniones de jóvenes en búsqueda de experiencias psicodélicas tonificadas por grandes cantidades de LSD, incluso dando lugar a una subcultura: los deadheads, sus fieles fans. 

Recientemente se publicó un extraño protocolo para lidiar con las personas que perdían el control en su búsqueda de experiencias fuera de lo común en estos conciertos. El panfleto salió a la luz pública como un reciente leak neoyorquino, que estaba originalmente dirigido al personal de seguridad para el concierto del grupo de rock Grateful Dead. El protocolo define dos tipos de situaciones probables entre los asistentes que estén bajo la influencia del LSD: los que vivirán una experiencia agradable y aquellos que vivirán una mala experiencia, conocida como malviaje o bad trip.

[caption id="attachment_98636" align="aligncenter" width="432"]Grateful Dead's Security Sheet on how to deal with people on LSD leaks Foto: Sam, Grateful Dead's Security Sheet on how to deal with people on LSD leaks. Twitter: @KaraokeMeltDown[/caption]

El panfleto aparece en foto cual pedazo de papel arrugado y mal doblado y al leerlo, sinceramente, parece un 'instructivo' sobre cómo lidiar con un animal salvaje.

La premisa de dicho protocolo es que el personal de seguridad no toque a ningún asistente 'puesto' en LSD, ya que puede ser absorbido por el contacto piel con piel. También se recomienda evitar emplear el término ‘viaje’ para aquellas personas que se encuentren bajo los efectos del LSD y en cambio, referirse a esta situación como ‘respuesta psicodélica intensa’.

En cuanto a las personas que contarán con la suerte de caer en el primer tipo de viaje o ‘experiencia agradable’, el protocolo establece que deben ser monitoreadas pero no molestadas por el personal de seguridad. Se predice que dichas personas estarán "tranquilas, sentadas, en un estado de trance, bailando con movimientos de manos repetitivos y derroches de sensualidad" —¿de verdad?. Creo que resultará difícil 'distinguir' a los asistentes ácidos de las personas ‘felices en un concierto de su grupo favorito’, aunque es posible que también exista un protocolo para diferenciar estas dos ‘especies’ de asistentes.

Regresando al extraño instructivo, las personas menos afortunadas y víctimas del bad trip, los 'malviajados', se anuncian como personas potencialmente agresivas, capaces de poner en riesgo a los demás y a ellas mismas, invadiendo los espacios ajenos, mostrándose confundidos o desorientados y perdiendo capacidad de juicio, llegando hasta el exhibicionismo. A estos individuos se recomienda cercarlos de manera calmada, sin gritar y acorralarlos, para no inducir una reacción violenta de su parte.

Con tantas organizaciones especializadas en Estados Unidos, se preguntarán quién elabora dichos protocolos. La compañía, fundada en 1973, se llama Rock Medicine, y está formada por un grupo de paramédicos, enfermeras y voluntarios que manejan casos de malviajes en cualquier tipo de evento público, buscando garantizar la salud y bienestar de los asistentes, regresándolos a sus familias en un estado 'estable' y evitando conflictos con la ley.