*

X

¿Por qué siempre terminas borracho en las fiestas de la oficina? La ciencia lo explica

Salud

Por: pijamasurf - 08/22/2015

A veces la mente puede ser más poderosa que tu cuerpo, incluso al beber alcohol, como lo muestra este estudio
B1981.25.351

Imagen: "A Midnight Modern Conversation", William Hogarth (ca. 1732)

Por distintas razones, el alcohol tiene siempre distintos efectos sobre nuestro cuerpo o, dicho de otra manera, una borrachera no es siempre la misma. En términos generales y por experiencia, sabemos que en casi todas las ocasiones se trata de una suma de factores que vuelven distinta cada una de nuestras experiencias con el alcohol. A veces es el estado de ánimo con el que comenzamos a beber, otras las personas que nos acompañan, también la bebida elegida o el momento de nuestra vida en que nos encontramos.

Hay, sin embargo, una situación que más o menos invariablemente hace que todos los involucrados se embriaguen pronto y de manera casi inesperada: las fiestas de la oficina. Al parecer existe un extraño imán en estas reuniones por el cual uno puede beber apenas un par de cervezas y sin embargo sentir el efecto del doble o el triple de esa dosis. ¿Por qué sucede esto?

De acuerdo con un estudio realizado por científicos de la Universidad de Birmingham, en Inglaterra, este podría ser un efecto netamente psicológico, relacionado con la familiaridad que percibimos del lugar en donde bebemos.

El estudio consistió en hacer que 24 voluntarios consumieran alcohol en el mismo sitio con el objetivo de crear una “tolerancia al ambiente” respecto a dicho punto. Después, en una segunda fase de la prueba, esas mismas personas fueron llevadas a beber a otro sitio. En ambos casos los científicos midieron la tolerancia al alcohol experimentada por los voluntarios.

Entre los resultados observados, los investigadores notaron que la tolerancia al alcohol era al menos dos veces mayor en un entorno conocido en comparación con uno desconocido, lo cual se traduce en un efecto más fuerte de las bebidas embriagantes cuando nos encontramos en lugares o situaciones que nos son poco familiares. En el caso de las fiestas de la oficina, por ejemplo, se trata de personas que si bien conocemos y tratamos cotidianamente, no por ello las percibimos como cercanas, lo mismo que el propio lugar de trabajo.

Así que ahora ya lo sabes. Aunque te parezca extraño, quizá baste con que bebas una o dos cervezas cuando de una reunión de trabajo se trate, al menos si no quieres terminar gritoneando que mereces el puesto de tu jefe.

 

También en Pijama Surf: Científicos descubren que esta fruta es el mejor remedio para la resaca

Si quieres ganar el corazón de una mujer, llévala primero a cenar (ESTUDIO)

Salud

Por: Samuel Zarazua - 08/22/2015

Estudio revela que la respuesta romántica está influida por el hambre
[caption id="attachment_99493" align="aligncenter" width="614"]11138550126_26407d051a_o Imagen de Garry Knight en Flickr, licencia: CC BY 2.0.[/caption]

Para algunos no será sorpresa que un estudio psicológico observó que, si quieres seducir a una chica, intentes primero llevarla a cenar.

Esta investigación, reseñada por Quartz y concentrada en una población de mujeres jóvenes, interpretó datos que hacen concluir a los psicólogos que las personas bajo un régimen estricto de dieta dieron cuenta de una respuesta afectiva más susceptible al apetito, mientras que las que no llevan este régimen estricto de alimentación, o sea, que comen 'normalmente', no se hallaron en tal situación afectiva.

El estudio revela que, cuando han sido alimentadas, las mujeres responden de forma más susceptible a las imágenes ‘románticas’ que cuando tienen hambre.

Este estudio piloto  la Universidad de California observó a 20 mujeres de entre 18 y 25 años, de peso promedio. Se les mostró imágenes de parejas heterosexuales compartiendo momentos, abrazándose, sosteniendo sus manos, y entre cada una, también se insertaron imágenes ‘neutrales’, como carros, salas de bolos, etcétera.

Después, las participantes recibieron más calorías y un licuado de altas proteínas y se les escaneó nuevamente. Los investigadores encontraron un ‘alza’ significativa en la actividad cerebral cuando miraban imágenes ‘románticas’ como las anteriores.

También se les preguntó si habían hecho un régimen de alimentación. Lo que sorpresivamente mostró el escaneo cerebral fue que las personas que habían llevado una ‘dieta’ estricta tuvieron una respuesta más elevada a los estímulos románticos, particularmente en el área del cerebro asociada con las recompensas.

Según dice Quartz, la primera autora del artículo, Alice Ely, señaló que: “Los que seguían una dieta tuvieron una mejor respuesta a los estímulos que su contraparte, pues se ilumina toda la región del cerebro que está relacionada con la sensibilidad a las recompensas, asociadas a la comida".

Una posible explicación, dice Ely, es que la alimentación puede incrementar las recompensas sexuales, ya que ambas esferas están muy relacionadas. No obstante, falta mucho trabajo en esa conexión a nivel experimental y hacer crecer la muestra de la población, para que el estudio sea más certero.

Ely también hace hipótesis sobre que los gestos románticos tienen una respuesta más efectiva cuando se ha tomado alimento recientemente.

Se ha escrito que el amor nace en los ojos, pero ciertamente también nace en la boca y quizás, en los intestinos.