*

X

Oligarquía académica: 6 compañías controlan las publicaciones científicas

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/01/2015

La "oligarquía académica"; así se ha llamado a un grupo de editoriales que deciden lo que se publica dentro del mundo del conocimiento científico

Peer-Review

El control del conocimiento ha sido una práctica ancestral. Si revisamos la historia humana lo más probable es que nos remitamos al  ejemplo de la Iglesia católica acaparando los libros, entonces la principal fuente de conocimiento que existía, durante la Edad Media y décadas posteriores.

El problema de que pocos tengan control sobre una porción considerable del conocimiento es evidente. Si esa información se genera o difunde en sintonía con agendas particulares, entonces las repercusiones, por ejemplo la uniformidad, pueden resultar bastante costosas para una sociedad.

Dentro el ámbito científico es bien sabido que, en buena medida, la legitimidad de un estudio o investigación está determinada por la publicación que respalda dicho trabajo. Tomando en cuenta esto, queda claro el poder que ejercen estás publicaciones para validar u oficializar el conocimiento científico. Pero si bien la existencia de filtros parece bastante sensata, el problema es que estas publicaciones –diarios altamente especializados en distintas ramas de la ciencia– están aglomeradas alrededor de seis grandes editoriales (las cuales aparecen en el infográfico incluido en esta nota).

Esto no quiere decir que las compañías que controlan buena parte del panorama científico-editorial tengan agendas oscuras o laboren de acuerdo a intereses en la sombra, algo que ignoramos; pero es más o menos obvio que si este flujo depende de pocas manos entonces el poder implícito en la publicación y difusión de conocimiento puede terminar aliado a los intereses asociados a estas seis grandes compañías.

Un reciente estudio de la Universidad de Montreal, a través de su School of Library and Information Science, advirtió que durante las últimas décadas los medios especializados en ciencias se han condensado en grandes compañías, las cuales hasta cierto punto determinan aquello que compondrá el desarrollo científico de la ciencia actual. Al respecto, el profesor Vincent Lariviere, quien encabezó el estudio, afirma en una entrevista para el sitio Waking Times: 

Las grandes editoriales controlan más de la mitad del mercado de estudios científicos, tanto en ciencias naturales como médicas, sociales y humanidades. Además, estas grandes editoriales comerciales tienen enormes ventas, con márgenes de ganancias de aproximadamente 40%. Y si bien las editoriales han desempeñado históricamente un papel vital en la diseminación de conocimiento científico dentro de la era impresa, es cuestionable si son, aún hoy en la era digital, necesarios.  

No deja de resultar paradójico, en primer lugar, que la comunidad científica, la cual a través de los años se ha jactado de autonomía, terminó enrolándose en un modelo bajo el cual su sistema de legitimación y difusión quedó en manos de seis grandes editoriales –un grupo al cual se ha etiquetado como "oligarquía académica". En segundo lugar parece que la relevancia de estas publicaciones ya podría considerarse un tanto caduca, en una época en la que la posibilidad de publicación de contenidos en plataformas digitales está al alcance de cualquiera. 

Academic-Oligarchy-600

 

* Imagen principal vía F1000Prime

Te podría interesar:

Materia y antimateria son imágenes espejo la una de la otra

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/01/2015

Un estudio de 13 mil mediciones realizadas durante un período de 35 días muestran, con gran precisión, que la materia y la antimateria son imágenes espejo perfectas una de la otra

 7Q2S7

Los científicos creen que cuando el Big Bang ocurrió, hace cerca de 13.8 mil millones años, la materia y la antimateria (compuesta de antipartículas) fueron creadas en cantidades iguales. Sin embargo, por razones desconocidas, la materia prevalece en la creación de todo lo que vemos a nuestro alrededor hoy, desde el microbio más pequeño de la Tierra a la galaxia más grande en el universo.

Uno de los mayores desafíos en la física de partículas es averiguar qué pasó con toda la antimateria y por qué hay una aparente asimetría entre materia y antimateria.

En un artículo publicado el jueves en la revista Nature, los científicos del Baryon Antibaryon Symmetry Experiment (BASE) reportaron un importante paso hacia la solución de este misterio. Según el estudio, 13 mil mediciones realizadas durante un período de 35 días muestran, con una gran precisión, que la materia y la antimateria son imágenes espejo perfectas una de la otra.

"Este es un tema importante porque nos ayudará a entender por qué vivimos en un universo que no tiene prácticamente ninguna antimateria, a pesar de que el Big Bang debió de haber llevado a la creación de ambas", dijo en un comunicado de prensa el portavoz del BASE, Stefan Ulmer, quien dirigió la investigación.

El experimento probó un principio central del modelo estándar de la física de partículas conocido como la simetría de carga, paridad y reversión del tiempo (CPT). La simetría CPT es un principio fundamental de invariancia de las leyes físicas que consta de tres elementos fundantes: conjugación de carga (C), que sustituye las partículas por antipartículas; inversión de paridad, que se refiere a un cambio o inversión de 180º en la configuración espacial y la inversión temporal (T), es decir, que se invierte el sentido del tiempo.

"Si hubiéramos encontrado violaciones del CPT, significaría que la materia y la antimateria podría tener propiedades diferentes, por ejemplo, que los antiprotones podrían deteriorarse más rápido que los protones", dijo Ulmer.

Sin embargo, el experimento en el que los científicos comparan un solo antiprotón con un ion de hidrógeno con carga negativa --utilizado como sustituto de un protón-- encontró que la relación carga-masa es idéntica en tan sólo 69 partes por billón, apoyando una simetría fundamental entre la materia y la antimateria y marcando una mejora de cuatro veces más respecto de las mediciones anteriores.

"En última instancia, tenemos la intención de obtener mediciones que son al menos 10 o 100 veces más precisas que el estándar actual", dijo Ulmer en el comunicado.

Si otros experimentos revelan una violación de la simetría CPT ello implicaría insinuar la existencia de la física más allá del modelo estándar que, a pesar de su ámbito de aplicación, es todavía imperfecto e incompleto.