*

X

Estudio científico concluye que hay demasiados estudios científicos

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/19/2015

Sobre la desmedida apuesta de nuestra cultura al paradigma científico

cience1

Paradójicamente, un estudio científico concluyó que existen demasiados estudios científicos. Publicado en el sitio ArXiv, el estudio, realizado por investigadores de Finlandia y California, muestra que la enorme cantidad de investigaciones que se publican supera la capacidad de los científicos de asimilar los distintos análisis dentro de sus especialidades y construir sobre la investigación previa. La mayoría de las investigaciones se vuelven efímeras; los autores notan un fenómeno de "pérdida de la atención en la ciencia".

Se presentan dos lecturas sintomáticas, por una parte el exceso de información de nuestra cultura, algo que a veces nos lleva a la saturación y a la falta de capacidad de darle sentido a lo que vivimos y a los conocimientos que generamos. Por otra parte, la enorme cantidad de "ciencia" que se hace responde a una excesiva confianza económica y psicológica en el paradigma científico.

Vivimos en la era de la ciencia. Todos hemos experimentado cómo cambia un titular de una nota si agregamos una frase como "Científicos de Harvard descubren" o "Premio Nobel señala". Por ejemplo, considera el siguiente encabezado: "Mosquitos robóticos podrán extraer tu ADN para entregarlo al gobierno"; esto podría parecer un diatriba semiconspiranoica, pero se vuelve completamente plausible cuando le agregas "Profesora de Harvard advierte que mosquitos drones extraerán tu ADN para el gobierno", lo cual es una nota real. Lo mismo ocurre con esta nota: "Farmacéuticas bloquean fármacos que curan porque no son rentables"; de nuevo, uno podría pensar que se trata de más tierra al sistema (aunque actualmente ya la mayoría de las personas tiene la noción básica de que las farmacéuticas operan como cárteles de drogas). Si utilizas el título, como ocurre en realidad, "Premio Nobel de Medicina: farmacéuticas bloquean fármacos que curan porque no son rentables", la nota cobra un aire de legitimidad y se hace mucho más atractiva. Este es el poder mágico de la ciencia.

Pensamos que el método científico y los candados del peer review nos previenen del desorden y la incertidumbre de la realidad. Pero esto forma la idea de que sólo un tipo de conocimiento es valido. Y, como han demostrado algunos filósofos críticos y los mismos científicos de la Interpretación de Copenhague, la ciencia misma no es objetiva, porque la objetividad no existe más que como la suma total de los eventos subjetivos (algo que sólo podría computarse en la mente de Dios, de existir). En cambio, la ciencia proyecta sus propios paradigmas, la intención de su hipótesis y la particularidad de su instrumentación. En otras palabras, la realidad se ve afectada por la medición y aquello con lo que medimos, fundamentalmente el cerebro humano y sus creencias.

 

Científicos dan habilidades psíquicas a ratas (próximamente, humanos con poderes de percepción)

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/19/2015

Científicos logran dotar de GPS psíquico a un grupo de ratas ciegas

Screen shot 2015-04-07 at 11.47.37 AM

Uno de los experimentos más repetidos de nuestra época --ratas intentando resolver un laberinto bajo diferentes estímulos y obstáculos-- acaba de ser alterado de manera significativa, aumentando las capacidades psíquicas de las ratas insertando una neuroprótesis que alimenta sus cerebros con señales geomagnéticas.

Los resultados del experimento realizado por investigadores de la Universidad de Tokio mostraron que ratas ciegas fácilmente pudieron utilizar este sentido artificial lo cual, según explica New Scientist, abre las puertas para que los seres humanos puedan tratar cosas como la ceguera, pero también para que personas sanas aumenten sus sentidos. Estas son buenas noticias para los fans del transhumanismo.

"Imagino que los seres humanos podrán expandir sus sentidos a través de sensores artificiales para ondas geomagnéticas, ultravioleta, ondas de radio o ultrasónicas, etc.",  dice Yoju Ikegaya, el líder del experimento. ¿Podremos tal vez, en fusión con la tecnología, percibir toda la gama de energía invisible e inaudible que es parte del universo?

En el caso de la ratas ciegas se les insertó un compás geomagnético --una versión de un microchip que podemos encontrar en muchos teléfonos móviles-- y dos pequeños electrodos en su córtex visual, el área del cerebro que procesa información visual. Cuando una rata movía su cabeza hacia el norte, los electrodos emitían pulsos eléctricos a la parte derecha de su córtex; cuando la rata se alineaba con el sur, un pulso se mandaba a la parte izquierda. Esta estimulación permitió que las ratas compusieran un mapa mental de sus alrededores sin tener señales visuales del mismo.

Al final de 60 días de pruebas, las ratas ciegas lograron navegar el laberinto y recibir recompensas tan rápido como las ratas con vista normal. Las ratas ciegas, dependiendo sólo de su olfato, no lograron tan buenos resultados.

Ikegaya concluye que "tal vez no utilizamos del todo nuestro cerebro ya que depende de órganos sensoriales muy limitados" y especula que, de hacerlo, tal vez el mundo se volvería mucho más rico y nítido. Es posible que la ciencia esté en ciernes de una época de biohacking y aumento perceptual tecnoasistido.