*

X

Donald Trump podría perder más de 78.5 millones de dólares por sus comentarios antimexicanos

Por: pijamasurf - 07/02/2015

Donald Trump empieza a pagar caro sus declaraciones en contra de los inmigrantes; como dicen en su país: "Karma's a bitch"

The Apprentice Season 3

Los polémicos comentarios de Donald Trump en contra de los inmigrantes mexicanos podrían costarle caro. Según calcula Vice, en Estados Unidos, Trump podría perder 78.5 millones de dólares en contratos cancelados con empresas como NBC, Univisión, Televisa y Ora TV, empresa de Carlos Slim. 

Las cancelaciones de los contratos y la condena de los comentarios de Trump, que busca la candidatura republicana, han sido celebradas en las redes sociales como una forma de "instant karma". Otros consideran que para Trump perder estas cantidad de dinero no es muy significativo ya que su fortuna asciende a 4.1 mil millones de dólares, además de que al parecer su mayor interés es la fama y la atención pública y apela a ganarse a los ciudadanos republicanos que tienden a una visión conservadora, casi de extrema derecha. Sin embargo, Trump ha emitido un comunicado en el que señala que respeta "mucho a México y a los mexicanos, pero mi lealtad es con los estadounidenses".

Carlos Slim, el segundo hombre más rico del mundo, habría cancelado un programa de TV en el que Trump iba a participar como figura principal. 

A los 78.5 millones de dólares que calcula Vice tal vez habría que sumarle el anuncio que hizo la popular tienda Macy's ayer, en el que manifiesta que retirará la mercancía de Trump que vende en su múltiples franquicias. La bola de nieve podría seguir rodando encima del magnate.

México, por su parte, dejará de enviar una representante al concurso Miss Universo, de Trump.

El magnate de los bienes raíces, por su parte, ha dicho que piensa demandar a algunas de estas cadenas por incumplimiento de contrato.

 

 

Consume y obedece: el binomio de la sumisión contemporánea en la gráfica de Hal Hefner

Por: pijamasurf - 07/02/2015

Una legión de zombies que no hacen más que obedecer el imperativo de consumir, sin importar las consecuencias; ese es el mundo contemporáneo según Hal Hefner

Quizá como en ninguna otra época de la historia, actualmente el consumo se ha convertido en el principal combustible de la vida cotidiana, uno un tanto absurdo, pues en varios sentidos pareciera que se trata de un fin en sí mismo, una etapa en el proceso económico carente de un sentido ulterior más allá de la mera adquisición de una mercancía, sin importar su utilidad o su lugar en nuestra existencia.

En un intento de criticar esta circunstancia, el artista Hal Hefner creó la serie Consume, en la cual combina lemas provocativos a propósito del consumismo con imágenes de personalidades icónicas del mainstream, los colores del famoso cartel de campaña de Barack Obama diseñado por Shepard Fairey y, finalmente, ciertos aspectos visuales y estéticos de They Live, la película de John Carpenter (1988) que elabora una singular metáfora en torno a la creencia en un sistema ideológico al que nos sometemos sin estar plenamente conscientes de que lo hacemos.

 

Las imágenes son poderosas, ¿pero más que el sistema que critican?