*

X

Colombia quiere que dejen de fumigar su coca con herbicida de Monsanto

Por: pijamasurf - 05/15/2015

Por cuestiones de salud pública, Colombia dejará de rociar sus plantas de coca con glifosato de Monsanto; algunos temen que esto generará superabundancia de cocaína en el país

plan_co_spray

Una investigación realizada por la Organización Mundial de la Salud ha apilado gran cantidad de evidencia que comprueba que el popular herbicida glifosato, manufacturado por Monsanto, es nocivo para la salud de múltiples formas. A partir de esta investigación, según informa The Guardian, Colombia suspenderá la fumigación aérea de los plantíos de coca.

Estas fumigaciones han acabado con más de mil hectáreas de cultivos legales, la mayoría de ellos pertenecientes a pobladores indígenas, ya que el herbicida de Monsanto es devastador para la tierra y contamina el agua. Colombia utilizaba desde hace 20 años el herbicida conocido como Roundup como parte de la ayuda material que realiza Estados Unidos para luchar contra el narco. Gran ayuda, coincidirán seguramente los campesinos colombianos.

Por otro lado, según el diario El Mundo la medida, promovida por el presidente Santos y apoyada por la Corte, de manera sumamente extraña no contempla suspender la fumigación de otros productos agrícolas, los cuales según el ministro de Justicia, Yesid Reyes, componen 91% de los cultivos en los que se emplea el glifosato, el cual incluso puede producir cáncer.

El otro problema en ciernes es la posibilidad de que al suspender este programa de erradicación la producción de coca estalle aún más en Colombia, país que ha superado a Perú recientemente como el máximo productor de esta planta utilizada para fabricar cocaína. Según el Procurador General, Alejandro Ordóñez, existe la alarmante posibilidad de que "el país nade en coca".

Mientras tanto los consumidores hipsters en Nueva York o en Ámsterdam quizás estén dispuestos a pagar más por su cocaína al saber que está libre de contaminantes de Monsanto, el agrogigante más aborrecido en el mundo.

La (im)puntualidad no es una virtud ni un defecto sino un rasgo de tu personalidad

Por: pijamasurf - 05/15/2015

Los hábitos creados a fuerza de repetición refuerzan y en gran parte determinan nuestra experiencia subjetiva del tiempo, como parece demostrar este estudio

rabbit

Nuestra experiencia del tiempo obedece a nuestra propia subjetividad: hay individuos que nunca han llegado tarde a una cita, mientras que otros no llegan ni con todas las notificaciones del mundo. Ciertas culturas (además de la impronta moderna por la eficiencia), como la japonesa, guardan el mayor respeto por la consideración del tiempo de los demás; otras, como la nuestra, asocian una especie de elegancia a llegar ligeramente tarde a la cita. Pero el tiempo según lo experimenta la conciencia no se deja ordenar según las coordenadas del meridiano de Greenwich.

Un estudio realizado por el doctor Jeff Conte, profesor asociado de psicología en la Universidad Estatal de San Diego, ofrece una visión dicotómica pero ilustrativa de cómo diferentes individuos, de acuerdo con su tipo de personalidad, tienen distintas experiencias del tiempo.

Se dividió a los voluntarios en dos grupos: los de personalidad tipo A son los más activos, orientados a logros y hostiles en algunas ocasiones; los de tipo B son más relajados y amigables, pero también suelen llegar más tarde a las citas. A través de diferentes pruebas, cada individuo de ambos grupos tuvo que medir su percepción de la duración de 1 minuto. Los del tipo A estimaron que el minuto dura 58 segundos, mientras que los del tipo B lo estimaron en 77 segundos.

En otras palabras, nuestra puntualidad depende de nuestros hábitos, y estos a su vez dependen de la manera en que organizamos subjetivamente el tiempo a nuestro alrededor. Los ajustes en nuestros ciclos biorrítmicos y nuestra consideración social por los demás determinan la forma en que gastamos los minutos, e incluso podría decirse que, subjetivamente, definen para cada quien la duración de su vida.